• Estado

Congreso entrampado en el nombramiento de nuevo Fiscal

  • Isabel Ortega
Designación se ve atrasada debido a que Jorge Winckler no ha renunciado; tampoco ha sido validado trámite para separarlo del cargo

Xalapa, Ver.- A cuatro meses de que se nombró a Verónica Hernández Giadáns como encargada de despacho de la Fiscalía General, no hay fecha para la emisión de la convocatoria que permita a los legisladores ratificarla en el cargo o nombrar a un nuevo titular. El trámite se ha retrasado, Jorge Winckler no ha presentado su renuncia al cargo, ni autoridades jurisdiccionales han valido el trámite que implementó la 65 Legislatura, el 03 de septiembre, para separarlo temporalmente del cargo.

La falta de certeza jurídica de la medida temporal, impuesta por siete de los diez integrantes de la diputación permanente, ha limitado la emisión de una convocatoria y provocado declaraciones contradictorias entre diputados locales de Morena.

En una primera declaración, el Presidente de la Comisión de Procuración de Justicia, José Manuel Pozos Castro planteó que a más tardar en marzo se iniciaría el trámite legislativo para el nombramiento de un nuevo titular.

Este lunes 6 de enero el Presidente de la Junta de Coordinación Política, Juan Javier Gómez Cazarín, expresó que el tema se analizará en el presente periodo ordinario de sesiones que concluye el 31 de enero.

La nominación y ratificación de un Fiscal General para Veracruz obliga a la emisión de una convocatoria, entrevistas a los aspirantes, así como el respaldo de la tercera parte de los diputados presentes en la sesión ordinaria en la que se someta a votación. Lo prolongado del trámite legislativo llevaría más de 30 días hábiles, cuatro semanas, lo que haría inviable votarlo antes de que concluya enero.

[relativa1]

Los requisitos de ley

Según la constitución local, en su artículo 67, la ley establece que para ser Fiscal General se necesita: ser ciudadano mexicano por nacimiento en ejercicio de sus derechos y no tener otra nacionalidad; tener, cuando menos, treinta años cumplidos al día de su designación.

Poseer, al día de su designación, el título de Licenciado en Derecho, con antigüedad mínima de cinco años, expedido por autoridad o institución mexicana legalmente facultada para ello; no haber sido condenado por delito que amerite pena corporal de más de un año de prisión; pero si se tratare de robo, fraude, falsificación o abuso de confianza, lo inhabilitará para el cargo, cualquiera que haya sido la pena, entre otros. Y durará en el cargo nueve años.

La legislación detalla que el fiscal será designado y removido por el Congreso del Estado. A partir de la ausencia definitiva del Fiscal General, el Congreso contará con cinco días naturales para emitir convocatoria pública a los ciudadanos, organismos no gubernamentales, asociaciones e instituciones para que presenten propuestas a efecto de cubrir la vacante.

La recepción de propuestas se hará en un plazo de diez días naturales, contado a partir del siguiente a aquel en que se haga pública la convocatoria respectiva. Cumplido dicho plazo, y cerrada la recepción de propuestas, la comisión encargada del ramo citará de inmediato, y por un término no mayor de diez días naturales, a comparecer a las y los ciudadanos que cumplan los requisitos, con objeto de que aporten mayores elementos que permitan conocer sus objetivos de trabajo en la materia.

En un plazo de tres días naturales, contado a partir de que haya concluido el periodo de comparecencias de las y los candidatos, la comisión del ramo deberá emitir su dictamen, que contendrá una terna de candidatos, la cual será sometida al Pleno del Congreso del Estado, para que se realice el nombramiento.

El Congreso, con base en la terna propuesta en el dictamen, designará al Fiscal General con el voto de las dos terceras partes de los miembros presentes, dentro del improrrogable plazo de cinco días hábiles contado a partir de emitido el dictamen.

En caso de que ninguno de los integrantes de la terna obtenga la mayoría de votos arriba señalada, se realizará una segunda votación, en la que se designará como Fiscal General al candidato que cuente con la misma mayoría calificada.

Si después de las dos rondas previstas ninguno de los candidatos alcanzó el voto requerido, se realizará una tercera votación, en la que se designará como Fiscal General al candidato que cuente con la mayoría absoluta.

El Fiscal General podrá ser removido por el Congreso por las causas graves que establezca la ley, y por el mismo procedimiento de votación establecido para su designación. Las ausencias del Fiscal General serán suplidas en los términos que señale la ley.

[relativa2]

Las contradicciones al interior de Morena

El pasado 25 de diciembre del 2019, el diputado local José Manuel Pozos Castro, consideró que no es urgente que se nombre a un titular, por lo que el tema se podría resolver en el primer trimestre de este nuevo año.

 “Yo soy presidente de la Comisión de Procuración de Justicia y estamos analizando y no es realmente de gran importancia (el nombramiento). Tenemos el tiempo suficiente para analizar qué acciones vamos a tomar ahí”, planteó en entrevista.

Explicó que, si bien no hay plazos legales, se espera que a más tardar en marzo del 2020 se pueda emitir la convocatoria y realizar los trámites legislativos para consolidar el nombramiento de un fiscal titular.

Este 6 de enero, el Presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso local, Juan Javier Gómez Cazarín, aseguró que este año se retomará la destitución definitiva de Jorge Winckler; adelantó que el tema se podría resolver antes de concluir el mes de enero.

“Necesitamos la destitución definitiva, es un prófugo de la justicia veracruzana (Jorge Winckler). Por el momento no podemos darle solución; el que dictamina la selección es el Congreso, pero necesitamos destrabar el tema porque no ha presentado su renuncia”.

En ese sentido, reiteró que se espera que en el actual periodo de sesiones, que va de noviembre del 2019 al 31 de enero del 2020, se logre destituirlo de manera definitiva y emitir una nueva convocatoria.

El legislador no descartó que Verónica Hernández Giadáns pueda ser ratificada en el cargo que ocupa desde hace cuatro meses.

Cabe mencionar que a Jorge Winckler lo separaron del cargo de manera temporal por no acreditar los exámenes de control y confianza, y pese a que se giraron órdenes de aprehensión en su contra, ha buscado el amparo de la justicia federal, lo que ha ampliado el proceso de judicialización en la renuncia.

El pasado 23 de septiembre, Hernández Giadáns, confirmó que se sometió a la certificación nacional para poder ocupar su cargo.  

“Yo ya lo hice en la Fiscalía General de la República la semana pasada, es una prueba intensa, dura, nos ponen a prueba en muchas situaciones, pero me siento contenta, me fue muy bien, soy una persona transparente y no le temo a nada”, comentó.

[relativa3]

La polémica de su llegada

En medio de un conato de bronca, el 3 de septiembre del 2019, la Diputación Permanente de la 65 Legislatura, determinó separar del cargo, de manera temporal, al Fiscal General del Estado, Jorge Winckler Ortiz, quien fue nombrado en el año 2016.

En una atropellada sesión, y violando la legislación vigente, pues el Fiscal sólo puede ser removido por causas graves y tras un juicio político, se llevó a cabo la reunión de diez de los cincuenta diputados locales. 

Ante la urgencia de quitarlo del cargo, se tomó protesta de ley a Verónica Hernández Giadáns, quien fue designada encargada de despacho y quien se presentó en la sesión de este 3 de septiembre. 

De manera atípica el salón Venustiano Carranza estaba lleno y se dificultó el acceso, incluso, a los diputados locales. Además de que se cambió el orden del día programado, obligando a la inclusión de la separación temporal de Jorge Winckler.

Versión para impresión