• Ecología

Alerta por hallazgo de tortugas muertas en playas de Veracruz

  • Víctor Toriz
Organizaciones ambientalistas contabilizan cinco ejemplares hallados sin vida; afirman que autoridades no investigan causas de su muerte

Xalapa, Ver.- El hallazgo de cinco ejemplares de tortuga verde, especies en peligro de extinción, en playas de Alvarado alertó a grupos ambientalistas en la zona conurbada Veracruz-Boca del Río.

Las muertes de los ejemplares ocurren en un periodo menor a una semana.

No solo eso, se presentan en bahías localizadas en el perímetro del Parque Nacional Sistema Arrecifal Veracruzano, que se supone vigilado por autoridades de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) del Gobierno Federal.

Sergio Armando González, presidente de la agrupación civil Earth Mission aseveró que tal autoridad no ha ejercido ningún tipo de acción para investigar los hechos.

Por el contrario, las muertes de los animales, protegidos en la Ley Federal de Equilibrio Ambiental y Vida Silvestre, pasó desapercibida por la autoridad a pesar de que la tortuga verde es una especie protegida por tener un estatus en peligro de extinción.

Tres de los ejemplares fueron encontrados el sábado 25 de enero en playas de la localidad Mata de Uva. 

En estos casos los cuerpos no presentaron ningún tipo de lesión que diera un indicio sobre las causas probables de las muertes.

Pobladores que hicieron el reporte del hallazgo afirmaron que el cuerpo de al menos cinco tortugas marinas más, fueron arrastrados por la corriente mar adentro.

Los cuerpos encontrados fueron analizados por autoridades de la Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente (Profepa), que determinó que la causa de las muertes, fue asfixia.

Sergio Armando González señaló que este tipo de muertes se presenta cuando las tortugas marinas quedan atrapadas en las redes de los pescadores, al ser especies que requieren surgir a respirar al menos cada tres horas.

La falta de vigilancia por parte de guardaparques hace propicio que pescadores incurran en malas prácticas que generan las muertes de las tortugas, afirmó.

Joel Jiménez, pescador de Mata de Uva, afirmó que existe suficiente conciencia entre los lugareños para tomar las medidas y así evitar afectaciones al medio ambiente al momento de ejercer la pesca, al rechazar la versión que responsabiliza a la actividad pesquera.

Afirmó que la muerte de las tortugas pudo deberse al uso de pesticidas para la actividad agrícola.

En la comunidad de Mata de Uva, donde se reportaron los primeros hallazgos, la segunda actividad económica después de la pesca, es la siembra de sandía.

Sus campos se extienden a menos de dos kilómetros del arroyo El Salado, un riachuelo que termina desembocando en el mar.

Para especialistas consultados por E-Consulta Veracruz es poco probable que la contaminación en las aguas  sea  la causa de la muerte de las tortugas, ya que es extraño que se trate de la única especie afectada.

Sin embargo, acotan que no solo se debe considerar los pesticidas arrastrados por el arroyo El Salado, sino toda la actividad industrial y urbana que se genera cuesta arriba, en más de 20 municipios que se ubican en el paso de los ríos que desembocan al mar, así como las ciudades en la línea de costa: Veracruz, Boca del Río y Alvarado.

[relativa1]

Ambientalistas confirmaron heridas de redes

El segundo hallazgo de tortugas marinas de la especie tortuga verde en esta semana ocurrió el 30 de enero en playas de Antón Lizardo, en las inmediaciones del campamento de fauna silvestre La Nueva Rivera Veracruzana.

En el sitio, a unos 20 kilómetros de Mata de Uva, fueron encontrados dos ejemplares, uno juvenil de 30 centímetros de largo y uno de talla adulta.

En estos casos Sergio Armando González, de Earth Mission, hizo el levantamiento de los cuerpos bajo la autorización de la Profepa y en su carácter de Comité de Vigilancia Ambiental.

En ambos casos los cuerpos presentaban un avanzado estado de putrefacción que las hacían candidatas inviables para una necropsia, además de que una de ellas había sido consumida por fauna carroñera.

Sin embargo, el segundo ejemplar presentaba laceraciones en el cuello, características de tortugas atrapadas en redes de pescadores.

El ambientalista afirmó que no existen pruebas para responsabilizar a los pescadores, pero si elementos suficientes para demostrar un descuido evidente de las autoridades.

E-Consulta Veracruz consultó a personal del Parque Nacional Sistema Arrecifal Veracruzano, pero no hubo respuesta por el momento.

Por su parte, la Procuraduría Estatal de Medio Ambiente se declaró incompetente para atender el caso, ya que no se encuentra dentro del ámbito de su competencia.

Aunque esta autoridad aclara que se ejercen acciones en localidades ubciadas en la cuenca para ejercer acciones preventivas y de sanción, en caso de ser preciso.

La Fundación Chalchi, otra agrupación ambientalista con años de arraigo en la zona metropolitana de Veracruz, alertó sobre el hallazgo de tortugas marinas en playas de la zona conurbada.

A través de sus redes sociales dio a conocer que las malas prácticas en la pesca derivan con regularidad en este tipo de casos, aunque los mencionados fueron más visibles mediáticamente.

La misma agrupación ha señalado en diversas ocasiones la necesidad de programas integrales de saneamiento de la bahía, conacciones que obliguen a todas las entidades de gobierno a tomar medidas, incluidos los ayuntamientos río arriba.

En todo caso, las dos agrupaciones ambientalistas observan la alerta que debe generar la muerte de especies en peligro de extinción, en una área natural protegida por las Leyes Ambientales Federales, de la talla del Parque Nacional Sistema Arrecifal Veracruzano.

[relativa2]

Versión para impresión