• Estado

Diputada pasó de encabezar marchas LGBTTI a rechazar matrimonio igualitario

  • Carlos Caiceros
En menos de 3 años, María Josefina Gamboa pasó de impulsar las uniones de hecho a rebatir el matrimonio gay

Xalapa, Ver.- De defender a la comunidad LGBTTTI en Veracruz, la diputada María Josefina Gamboa Torales reculó y ahora no sólo traza distancia con esta minoría; además se opone a avalar derechos en beneficio de la diversidad sexual como el matrimonio igualitario, el cual es impulsado por diputados de Morena.

Apenas en junio de 2017, en su primer periodo como legisladora local del PAN, ella fue autora de iniciativa para legalizar las "uniones de hecho" o entre las personas del mismo sexo, figura similar al matrimonio, aunque no permite la adopción, de ahí que se calificó de inconstitucional por la propia Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH).

En menos de 3 años la coordinadora de la bancada disidente mixta “Acción Nacional Veracruz” dejó en el olvido ese proyecto y ahora expresa su posición en contra de la reforma al artículo 75 del Código Civil para permitir las llamadas bodas gay.

Tras su cambio de discurso, ante grupos pro-vida que protestaron en el Palacio Legislativo contra la inclusión del matrimonio igualitario en el catálogo de derechos civiles, el pasado 30 de enero, Gamboa Torales reprochó un "adoctrinamiento masivo" en este tema.

"Estamos en contra de la Reforma, nuestro voto será en contra de la Reforma y ese es un compromiso que tenemos con ustedes. Lo reiteramos frente a cualquiera y además estamos absolutamente en contra de un adoctrinamiento masivo como el que se está pretendiendo: los padres veracruzanos tienen derecho a decidir sobre la educación de sus hijos y no podemos imponerles" expresó.

Días antes, en el denominado foro "Reforma al Código Civil ‘Cambios y Consecuencias'", Gamboa Torales admitió su intento en la pasada LXIV Legislatura por establecer las "uniones de hecho" y extender los derechos de sucesión y de seguridad social a la comunidad gay.

Sin embargo, adjudicó el fracaso de la iniciativa a la imposibilidad de las personas de la diversidad sexual para lograr un consenso, opinando que “es imposible que se pongan de acuerdo” entre ellos mismos.

"Realmente resultó imposible, imposible ponerlos de acuerdo entre ellos, imposible y es una experiencia personal. ¿Por qué estoy en contra? Porque ya me tocó preguntarles, decirles, entonces ya no es un consenso sino una imposición, y no puedes hablar de respeto y quejarte de la exclusión cuando estás pretendiendo tú una imposición”, opinó.

A lo anterior, insistió en que México enfrenta problemas más graves al de lo planteado en una reforma al Código Civil, a pesar de lo planteado por la Organización de las Naciones Unidas en torno a este tema.

"Estamos hablando en Veracruz de municipios con pobreza extrema, donde no le podrás dar a un niño con cáncer un medicamento y no tienes una medicina en el hospital general, pero sí tienes dinero para imponer una ideología de género", comparó.

Agregó que el partido con mayoría en el Congreso, Morena, abusa de dicho beneficio dado por los electores y, a la vez, denunció una exclusión contra la bancada oficial y el grupo mixto Acción Nacional Veracruz, coordinado por la propia Gamboa Torales.

[relativa1]

DESENGAÑO

En su primera campaña rumbo a la diputación local por el distrito XIV, con cabecera en Veracruz, Gamboa Torales sobresalió en los festejos de la comunidad lésbico-gay-bisexual-transgénero (LGBT) el 12 de junio de 2016.

En ese entonces, el colectivo LGBT “Ideas en Acción” anunció la designación de la entonces candidata a diputada local para encabezar la marcha de la diversidad sexual, dado su discurso incluyente a favor de los derechos civiles.

Esa fecha, María Josefina Gamboa se ciñó banda, corona y cetro para enarbolar la bandera de la comunidad LGBTTTI en el Puerto, sin embargo, no encabezó el desfile ante la inconformidad de los asistentes, aunque se le apartó un espacio dentro del contingente.

Ahora, con el avance de la iniciativa de reforma al Código Civil morenista, la legisladora reviró su discurso y se opuso a la posibilidad de ampliar el derecho al matrimonio a la comunidad LGBTTTI.

En respuesta, en julio de 2019 la presidenta de la agrupación “Por un Veracruz sin discriminación”, Flippy Morales de Franco, acusó a la diputada de ser “arribista”.

"En esta foto fue de arribista a la marcha del orgullo gay aquí en el puerto, invitada por los mismos organizadores de la misma", publicó el activista, retomando la imagen de su participación en el carnaval de “Ideas en Acción".

[relativa2]

UNIONES DEL PAN

En junio de 2017, Gamboa Torales presentó la denominada iniciativa de “Ley de uniones de hecho" para el estado de Veracruz; sustentada en el propósito del Plan Veracruzano de Desarrollo 2016-2018 del gobernador, Miguel Ángel Yunes Linares, para "Reforzar equidad de género, minorías y cuidado de familias".

"Con la presente iniciativa estaremos en posibilidad de definir políticas públicas que faciliten la aplicación a cabalidad de las normas y reglamentaciones establecidas para tal fin, mismas que son aplicables a la diversidad de género", destacó la legisladora en la exposición de motivos.

La propuesta incluía ampliar los derechos y obligaciones patrimoniales, sucesorias y de alimentos previstas en el matrimonio.

Además, añadía la posibilidad de los participantes de contribuir económicamente al sostenimiento del hogar y de alimentos, de heredarse recíprocamente y reclamar pensión alimenticia y prestaciones sociales.

No obstante, no permitía a los firmantes el derecho a la adopción de menores de edad.

Lejos de cosechar apoyos, la propuesta recibió duras críticas. Es el caso de la Presidenta de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), Namiko Matzumoto Benítez, quien advirtió que la propuesta agredía garantías constitucionales, principalmente, la de recibir un trato igualitario para todas las personas sin importar su orientación sexual.

"Hay jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación en la que señala que no hay razones jurídicas para no hacer ninguna diferencia de trato por una orientación sexual distinta" indicó la defensora.

Por lo que, de haberse aprobado en el Legislativo, se pudo haber una acción de inconstitucionalidad, según lo dicho por la comisionada.

"Lo que sí es cierto es que en este momento vivimos en un Estado de Derecho y los Derechos Humanos están garantizados legal, constitucionalmente y a través de los tratados internacionales" abundó.

Iguales expresiones emitieron los integrantes del Frente Nacional por la Familia (FNF), quienes al intentar un diálogo con la legisladora en 2017 por la propuesta, estos describieron la actitud de Gamboa de "déspota y grosera".

La integrante del Frente, Alejandra Yáñez Rubio, dijo que Gamboa se había referido a la agrupación como de "ultra-derecha", pese a que solo piden el respeto al modelo de familia tradicional.

Entonces el Frente Nacional acusó que la propuesta de "unión de hecho" estaba legislada al "vapor", por lo cual urgió a los diputados a considerar las consecuencias de esta iniciativa.

De hecho, sus propios compañeros de banca pronto trazaron distancia de Gamboa. Es el caso de Bingen Rementería Molina, quien, en su momento, como presidente de la Comisión de Justicia y Puntos Constitucionales, indicó que sería Marijose Gamboa, y no la bancada de Acción Nacional, la que debería responder ante una posible agresión a los derechos humanos de la comunidad LGBT.

"Si es inconstitucional habrá que expresarlo y hacérselos saber a los grupos", se deslindó el legislador del blanquiazul.

Ahora, los integrantes del Frente Nacional por la Familia aplauden la oposición de la diputada, quien asegura que con ella son 14 los diputados de la LXV Legislatura quienes se oponen abiertamente al matrimonio gay y a la reforma al Código Civil morenista.

Versión para impresión