• Estado

Nicolás no cede ante covid-19; vende frutas y verduras en su carretilla por Xalapa

  • Isabel Ortega
Él está confiado que el aislamiento al que se obligará a las familias, a partir del 23 de marzo, beneficiará su negocio.

Xalapa, Ver.- Su esposa y dos hijos ya están en cuarentena por la pandemia del coronavirus, sin embargo, Nicolás Perez Olivo continúa trabajando como vendedor a domicilio; ofrece frutas y verduras en las colonias de Xalapa. Él está confiado que el aislamiento al que se obligará a las familias, a partir del 23 de marzo, beneficiará su negocio.

Para generar confianza entre los compradores, desde ahora toma medidas sanitarias y se compromete a usar gel antibacterial antes de despachar a las amas de casa, y así reducir los riesgos de contagio. La gente le pregunta frecuentemente si se lava las manos o si usa antisépticos.

Acompañado de su carretilla recorre al menos siete colonias a la semana, cada día carga entre 100 o 150 bolsas de verdura; ofrece calabacitas, tomate, cebolla, zanahoria, papa, y chayote, también transporta naranja, melón y papaya. Recorre las calles de la ciudad por varias horas, en cada casa ofrece sus productos, lo que dice, es una oportunidad ante la pandemia.

Nicolas Pérez es originario de Xico, todas las mañanas sale con un grupo de vendedores ambulantes. En la camioneta de un conocido se traslada a la Central de Abastos de Xalapa para surtirse de los productos que ofrecerá a las amas de casa.

[relativa2]

“A todo le suben de precio, la están subiendo poco a poco y no es por la gasolina. Se aprovechan del problema que hay ahorita, y por eso le suben a las cosas”.

Nicolás detectó desde el inicio de la semana que el costo de la verdura ha ido incrementando en dos y tres pesos, por lo que él debe adecuar el costo de lo que ofrece. Cree que el aumento se debe a la psicosis que ha generado el covid 19.

En un buen día obtiene hasta 300 pesos de ganancia, y de la venta debe pagar el traslado o flete desde Xico a Xalapa, le cobran 150 pesos diarios, además, tiene que surtirse en la Central de Abastos, invierte hasta 700 pesos.

A las ocho de la mañana salen cuatro vendedores de Xico, cuando llegan a la central deben hacer las compras y empacan las verduras en bolsa de plástico y en el caso de la fruta esa la cobran por kilo, es lo más caro, reconoce.

[relativa1]

Dice que toda la semana ha vendido bien, “Gracias a Dios tenemos mucho trabajo. Y como todos tenemos que salir a trabajar, a darle. Todos los días vamos por zona, en un día armamos 150 o 200 bolsas de verdura, en dinero son mil 500 o dos mil pesos”.

Su horario de trabajo es de ocho a tres de la tarde, cuando termina la venta acude al punto de encuentro con los otros compañeros. Ahí los recogen para regresar a su municipio de origen.

Cuenta que la gente les pregunta si están tomando medidas sanitarias por el coronavirus, por lo que han optado por traer un bote de gel antibacterial o agua, para limpiar y lavarse las manos de manera constante.

“Jalamos el botecito de gel, pero ahorita lamentablemente no lo traigo, pero traemos la verdura embolsada. Cuando vendo fruta a granel me lavo las manos (…) la gente está con lo de coronavirus no está muy confiada a agarrar las cosas”, platicó.

Insiste que, a diferencia de la burocracia, el no puede quedarse en su casa, pues tiene dos hijos y a su esposa, por lo que todos trabajarán durante la cuarentena mientras sus hijos están “de vacaciones” en su casa por un mes.

“Ya salieron de vacaciones, les prohibieron ir a la escuela por un mes. Y yo tengo que salir, se imagina, pues si no, de dónde (sacamos dinero)”.

Dice que entre los cuatro vendedores recorren al menos 30 colonias de la capital del Estado, lo que garantiza un abasto de fruta y verdura a los residentes de la zona por las siguientes cuatro semanas.

[relativa3]

Versión para impresión