• Estado

Estudiantes que entregan comida en Uber, con ganancias a la baja por covid-19

  • Isabel Ortega
El servicio ayuda a repartidores como Javier y Lalo a cumplir con el pago de su titulación, la cual corre riesgo ante la falta de comensales

Xalapa, Ver.- La aplicación Uber Eats, que permite la entrega de comida a domicilio, representa una opción de ingresos fijos para estudiantes universitarios. La app les garantiza una paga semanal de entre mil 800 y 2 mil pesos, sin embargo, la contingencia del coronavirus inhibe a los comensales, por lo que auguran que esta semana su pago será menor.

Javier y Lalo, estudiantes de la Universidad Veracruzana (UV), usan su moto para obtener ingresos semanales que les permiten sufragar los gastos en el proceso de titulación de la licenciatura de Relaciones Internacionales, y cursar el sexto semestre de Contaduría, respectivamente. 

El horario laboral es compatible con el nuevo modelo educativo que les obliga a presentarse en diferentes momentos del día en las aulas; su jefe, una app, no les exige checar o cubrir un horario fijo en una oficina, y les deja libre la mañana, ya sea para estudiar o, ahora con la cuarentena, poder convivir con sus padres.

La recomendación para bajar Uber Eats la recibieron de otros compañeros de la facultad, la presentaron como una buena opción para ganar dinero, a Lalo, con mayor antigüedad como repartidor, le permite autofinanciar su moto. 

Los dos universitarios trabajan de lunes a domingo con horarios de cuatro y hasta ocho horas diarias, brinda servicio a todos los restaurantes del primer cuadro de la ciudad, y por lo regular se reúnen en la escuadra que forman las calles Murillo Vidal y Gutiérrez Zamora, con otros tres o cuatro repartidores para esperar una entrega, el proceso puede llevar hasta media hora en promedio.

En Xalapa, calculan, hay más de 300 prestadores de servicio entre bicicletas, motos y hasta automóviles, todos están dados de alta en la aplicación UberEats, que permite a más de 60 comercios en Xalapa brindar servicio a domicilio a comensales.

La estrategia para el reparto es la misma para casi todos los usuarios, deben ubicarse en un punto medio de varios restaurantes o cadenas comerciales. La app identifica dónde se localizan cada uno y cuando alguien oferta la entrega de un servicio tiene 15 segundos para ofrecer llevar el servicio.

Al notificar a todos los potenciales repartidores se define, de manera aleatoria, quien hará la entrega y si bien no tiene un plazo para llevar los alimentos, si la app recibe una mala calificación será difícil que puedan hacer otro servicio.

Lalo, narra que el año pasado sus ingresos eran buenos, hacían hasta 18 entregas en horarios que van desde las 18 a 22 horas de la noche de lunes a viernes y de 12 a 10 de la noche los sábados y domingos. En la presente semana, los viajes han disminuido, el máximo de entrega han sido ocho paquetes de comida.

Comenta que la cuarentena ha impactado en los restaurantes de la ciudad, pues no sólo operan con poco personal, es difícil ver a comensales en los espacios públicos, “las calles están vacías, casi no hay tráfico”.

El joven no está dispuesto a dejar de brindar el servicio a menos de que los espacios comerciales cierren por instrucciones de la autoridad municipal. Lo que recibe semanalmente lo usa para el pago de la mensualidad de su moto.

“Los fines de semana trabajo de 12 a 10 sin parar, antes me hacia 12 o 18 viajes, ahora ocho o cinco. La gente llama al restaurante dados de alta en la aplicación”. 

Durante la plática, recuerda que la cuesta de enero impactó a los repartidores, y al inicio de marzo se empezaba a regularizar la demanda del servicio, pero la contingencia por el covid 19 los está afectando nuevamente.

La aplicación determina cual es la ganancia de cada repartidor, “si haces tres viajes de 600 pesos, ellos te depositan 100 como tu ganancia. Ahí va incluida la propina”, explicó Javier quien comentó que el recibe hasta mil 200 pesos a la semana.

Por la mañana, dice, sigue el proceso administrativo para presentar el Ceneval, y ya después de tener su título y cédula profesional buscará otra opción laboral. Está interesado en trabajar en alguna zona portuaria.

Mientras eso ocurre, recuerda que la UV reprogramó la fecha para el examen de titulación por la contingencia, por lo que tendrá que repasar nuevamente y por la tarde se mantendrá como repartidor, mientras las autoridades y la cuarentena lo permitan.

[relativa1]

[relativa2]

Versión para impresión