• Estado

Situación migratoria de Oscar en USA peligra por coronavirus

  • Inés Tabal G.
El joven abandonó México desde hace 10 años en busca del "sueño americano"; lleva dos semanas sin trabajar ante la contingencia sanitaria

Veracruz, Ver.- Óscar lleva dos semanas sin trabajar, el restaurante donde laboraba cerró por la contingencia del covid-19, además él es migrante en Estados Unidos y en mayo cumplirá 10 años de haber tomado la decisión de abandonar su país por alcanzar el tan anhelado "sueño americano".

Como miles de migrantes se encuentra pasando una difícil situación, ya que la mayoría de los negocios en Estados Unidos han cerrado, dejando sin trabajo a cientos de personas.

La situación de los migrantes es más complicada, pues según Óscar, ellos no poseen los mismos privilegios con los que cuenta un ciudadano norteamericano.

El empleado relata que no tienen los servicios básicos de salud para protegerse del covid-19, ni un seguro que les permita dejar de laborar.

Y aunque dice que está tomando las medidas de prevención, también vive con angustia pues no está exento de contraer el virus, pues cada vez más personas cercanas a él han presentado síntomas de covid-19.

"En el restaurante nos dijeron que iban a cerrar, porque una de las chavas con las que trabajo supuestamente dio positivo al coronavirus, se presume que sí, pero no nos quisieron dar los detalles", dijo Óscar.   

Argumenta que, las noticias en Estados Unidos no están dando la información completa a los ciudadanos pues según él no revelan las cifras exactas de contagiados esto con la finalidad de no alarmar a la población.

Señala que las compras de pánico continúan en aumentando, el papel higiénico sigue escaseando al igual que los alimentos e insumos básicos, dice que algunas tiendas se encuentran vacías, al grado que le tocó presenciar una que otra pelea por la necesidad de las personas en llevarse víveres a sus hogares.

Comenta que el ambiente cambió mucho a las personas, cada vez salen menos a las calles y aunque aún no se implementan leyes radicales como lo están haciendo los países europeos donde prohibieron que los ciudadanos salgan, dice que no tardará para que las autoridades tomen las mismas medidas.

Si eso pasa, él no sabe qué es lo que hará, pues dice que el trabajo cada vez escasea más y por lo tanto tiene que ingeniárselas para conseguir esporádicamente empleo ya sea por uno o dos días, en tanto dure la contingencia.

"Trato de buscar trabajo donde la gente quiera que hagas algo por ella y pues vas y te ganas unos centavos, esa es la mejor forma, pero incluso tampoco hay mucho de eso, porque todo mundo está encerrado y no sale", dijo Óscar.

Pero eso no es suficiente pues el ahorro que tenía guardado ya se lo está acabando mientras que su preocupación sigue en aumento pues dice que pronto llegará el recibo de luz, agua, renta y no sabe cómo le hará para pagarlo sin trabajo.

Mientras que las políticas del presidente Donald Trump aumentan la incertidumbre de los migrantes, con la deportación exprés que anunció el pasado 20 de marzo para evitar la propagación del covid-19 han hecho más complicada la vida en Estados Unidos.

Aunado a esto, la suspensión de viajes no esenciales, pausar la admisión de refugiados, suspender temporalmente las visitas sociales en los centros de detención y la negación de renovar la visa.

Así como el programa que implementó junto con el Gobierno mexicano "Quédate en México", que está obligando a permanecer en la frontera a más de 60 mil personas que esperan asilo político.

[relativa1]

[relativa2]

Versión para impresión