• Nación

Muertos por coronavirus no podrán tener velorios

  • Redacción
Quienes murieron a causa del virus SARS-CoV-2 serán inhumados o cremados sin intermediar proceso de velación ante nuevos lineamientos

Xalapa, Ver.- Durante la Fase 3 de la emergencia de covid-19 en México no se podrán realizar velorios de las personas que hayan muerto a causa de este virus, de acuerdo con la actualización de los Lineamientos de Manejo General y Masivo de Cadáveres que publicó la Secretaría de Salud. 

La dependencia hizo algunos cambios al documento que se había presentado anteriormente, ahora se indicó que "se dará destino final a las defunciones en el modo de inhumación y cremación, de acuerdo con la decisión tomada por los familiares más cercanos, sin intermediar proceso de velación". 

Los cuerpos de las personas que murieron por el virus Sars-CoV2 pueden ser inhumados o incinerados. Sin embargo, para cremar un cuerpo se deben cumplir tres requisitos: que su familia lo haya reconocido y reclamado, que sus seres queridos estén de acuerdo con darle este destino final y que no haya tenido una muerte violenta o en investigación judicial. 

En estas situaciones normalmente se da el pésame a los familiares, pero para evitar contagios, se recomendó que esto se haga hasta después de 14 días desde la última vez que los familiares convivieron con quien falleció, ya que podrían tener el virus. 

Aún después de concluido ese periodo, se indicó que se debe mantener la sana distancia, utilizar mascarilla quirúrgica, lavarse las manos constantemente y no reunirse en espacios pequeños y sin ventilación. 

Otro tema importante cuando fallece una persona por covid-19 son los trámites que deben realizar sus seres queridos para poder incinerarlo o enterrarlo. Primero se requiere el certificado de defunción, en éste se debe indicar si se desea cremar el cuerpo. 

Posteriormente se debe hacer la inscripción de la defunción ante el Registro Civil, que también tiene que otorgar la licencia para inhumación o incineración, y se tiene que contar también con una empresa de servicios funerarios para la entrega del cadáver. 

La Secretaría de Salud también prevé que haya un incremento de muertes por coronavirus que podría rebasar las capacidades de los servicios funerarios, por lo que instruyó que se realicen gestiones para resguardar los cuerpos en cámaras frías, crematorios y espacios de inhumación, para evitar riesgo biológico para quienes trabajan en unidades de salud y servicios forenses. 

La dependencia enfatizó que "en todo momento debe prevalecer la solidaridad, el respeto y la compasión humana por las personas que han perdido a un ser querido. No se debe tolerar cualquier actitud que discrimine o estigmatice al fallecido o a su familia, amigos o contactos derivados del diagnóstico".

En el caso de los cuerpos que no han sido reconocidos ni reclamados, se informará al Servicio Médico Forense y se enviarán fotografías, huellas digitales y muestras genéticas a la Comisión Nacional de Búsqueda. Mientras tanto, los cadáveres serán enterrados en tumbas individuales para personas con coronavirus y no podrán ser exhumados hasta que hayan pasado 180 días.

Versión para impresión