• Estado

Al igual que Yunes, Cuitláhuac va tras notarios acusados de corrupción

  • Isabel Ortega
Gobierno inició revocando la autorización para la operación de la Notaría Número 10, perteneciente al extitular de SECTUR Leopoldo Dominguez

Xalapa, Ver.- Al igual que en el Yunismo, cuando se pasó factura a Flavino Ríos a quien se le retiró su patente como Notario Público, el gobierno de Morena, a través del Secretario de Gobierno Eric Cisneros, determinó revocar la autorización para operar la Notaría Número 10 del puerto de Veracruz a Leopoldo Domínguez Armengual, gente cercana al exgobernador Miguel Ángel Yunes Linares, por no notificar a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público una operación de más de 900 mil pesos.  

El extitular de la Secretaría de Turismo de Veracruz como Jorge Winckler, exfiscal General del Estado, contra quien hay una orden de aprehensión, padecen las diferencias políticas de los Yunes y Morena.

En el caso de Domínguez Armengual su cercanía con Yunes Linares data desde su infancia, incluso, existe una relación de compadrazgo. Se le responsabilizó de ser quien antes de la toma de protesta de Yunes Linares negoció la entrega de bienes y propiedades de exduartistas, que después se presentaron como logro del panista al rendir protesta de ley.

Tanto el Órgano de Fiscalización Superior (Orfis) como el Gobernador Cuitláhuac García Jiménez, señalaron que los bienes no formaban parte del patrimonio del Estado.

Leopoldo Domínguez Armengual fue Oficial Mayor de la Dirección General de Ganadería del Estado; el Primer Encargado del Registro Público de la Propiedad en Córdoba y Veracruz, y en calidad de fedatario, se desempeñó como Director de Notarías y Presidente del Colegio de Notarios de Veracruz.

Estuvo al frente de la Dirección de Prevención y Tratamiento de Menores, en la administración pública federal; y fue Coordinador de Asesores del Director General del ISSSTE, siempre al lado de Miguel Ángel Yunes Linares.

Para julio del 2018, su hijo Eduardo Domínguez Zamudio, logró la patente para aspirante al ejercicio de Notario, en esa ocasión el entonces Secretario de Turismo defendió la autorización que se dio desde la Secretaría de Gobierno, a cargo de Rogelio Franco Castán, al asegurar que la petición se hizo desde la administración de Javier Duarte, quien se negó a validarlo como fedatario.

Este 29 de abril se informó que la Secretaría de Gobierno del Estado de Veracruz, cuyo titular es Eric Patrocinio Cisneros Burgos, canceló la patente del Notario Público 10 del municipio de Veracruz y exsecretario de Turismo y Cultura, Leopoldo Domínguez Armengual.

Según lo publicado en la Gaceta Oficial del Estado número extraordinario 172, violó los artículos 17 y 53 de la Ley Federal para la Prevención e Identificación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita.

Dicho numeral obliga a los servidores en ejercicio del Notariado a avisar a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público en los casos de operaciones por un monto de más de 8 mil veces el salario mínimo en la constitución de personas morales.

En el documento se detalla que queda como encargado de despacho el notario público Joaquín Tiburcio Galicia, titular de la notaría 17, para realizar el finiquito de obligaciones y responsabilidades del ejercicio público de Leopoldo Domínguez Armengual.

Orfis observa manejo de recursos en Sectur

A su paso por la administración pública recibió nueve observaciones del Órgano de Fiscalización Superior (Orfis) que detectó pagos irregulares y la cancelación de obras que no se documentaron en tiempo y forma.

En 2017, se detectó que de febrero a diciembre se pagó 543 mil 803 pesos en la cuenta número 0462754035 del Banco Mercantil del Norte, S.A., a nombre de la Secretaría, de los cuales no presentaron el soporte documental.

También se detectó que la Secretaría realizó la cancelación del saldo por un importe de 124 millones 300 mil pesos sin haber proporcionado el informe enviado a la Dirección General de Inversión Pública.

Para 2018, se le observó que había en el inventario de bienes muebles e inmuebles una diferencia de 18 millones 740 mil pesos, pues a pesar de que tenían un registro de mobiliario, vehículos y maquinaria con un valor de 26 millones 901 mil pesos, solo aparecieron artículos con un valor de 8 millones 154 mil pesos. 

Además, se usaron recursos etiquetados para el pago de juicios laborales, civiles y mercantiles, pues aunque se reportaba que la cuenta bancaria tenía 56 millones 516 mil pesos, solo se encontraron 37 millones 405 mil pesos, quedando pendiente de comprobar el gasto de 19 millones 111 mil pesos.

La historia se repite

El 8 de diciembre del 2016, se anunció que el gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares, investigaría a 13 notarías que participaron en la constitución de empresas fantasma, a través de las cuales el gobierno de Javier Duarte presuntamente desvío recursos públicos.

También se pidió investigar la justificación de las licencias concedidas a notarios públicos que han ocupado cargos de alcaldes, diputados federales y servidores públicos, durante la pasada administración.

Para el 2018 se informó que los notarios que fueron señalados por el gobernador, Miguel Ángel Yunes Linares, por presuntamente haber participado en el registro de empresas fantasma durante la administración de Javier Duarte, solo recibieron sanciones económicas.

En la lista de investigados figuraban Amadeo Flores Villalba; Fernando Arturo Charleston Salinas; Francisco Portilla Bonilla; Gustavo Sousa Escamilla¸Armando Adriano Fabre; Iván Hillman Chapoy, esposo de la actual diputada local de Morena, Mónica Robles Barajas; y Edgar Spinoso Carrera, entre otros.

Para agosto del 2018, Rogelio Franco Castán, Secretario de Gobierno, reconoció que todos los fedetarios que participaron en el registro de empresas fantasma durante la administración de Javier Duarte sólo fueron multados.

Al único al que le retiraron su patente de la Notaría número 10 de Minatitlán fue a Flavino Ríos Alvarado, ex gobernador interino, quien fue recluido en el penal de Pacho Viejo, al estar indiciado por los delitos de abuso de autoridad, encubrimiento y tráfico de influencias, se le quitó su permiso notarial, que recuperó con un amparo federal.

Ríos Alvarado fue detenido en diciembre del 2017; tras permanecer algunos días en la cárcel se le otorgó prisión domiciliaria por supuestas cuestiones de salud, luego del pago de cinco millones de pesos por concepto de fianza se le revocó la libertad condicional, que lo limitaba a salir de Veracruz. 

Para mayo del 2019, fue absuelto de los cargos que le imputó la Fiscalía a cargo de Jorge Winckler, quien hoy es prófugo de la justicia, y días después logró recuperar la patente de su Notaría.

Versión para impresión