• Salud

Además de covid, personal del IMSS enfrenta hostigamiento

  • Marcelo L. Bermúdez
Además de las carencias y la falta de protección, el personal médico y de enfermería lucha contra el hostigamiento de sus directivos

Veracruz, Ver.- Amenazas, hostigamiento psicológico y laboral, es lo que denuncian personal del Hospital General de la Zona 71 en el puerto de Veracruz en medio de la pandemia por covid-19.

En entrevista para E-Consulta Veracruz, enfermeras, enfermeros y camilleros denunciaron abiertamente a su jefa de enfermeros, Enedina Saviñón Hernández, a quien acusan de no respetar las licencias médicas que solicita el personal con alguna condición de riesgo para ausentarse para evitar contagiarse de covid-19, en otros casos busca alargar los plazos administrativos para realizar las solicitudes.

Uno de los trabajadores afectados afirmó que le fue negada una incapacidad pese a formar parte de la población en riesgo, acto que denunció de manera interna y por el cual tuvo represalias.

A esta persona se le negó la licencia médica, además se le descontaron cuatro días de trabajo aun cuando justificó ante su jefe la falta.

En dicho caso señaló a Saviñón Hernández de obstruir el trámite para recibir su sueldo íntegro.

También señalan que han recibido amenazas por parte de su jefa, quien los chantajea con mandarlos a Contractuales, un departamento en Xalapa donde pueden ser despedidos con tan solo un oficio del jefe que esté a cargo. 

SIN EL EQUIPO ADECUADO ATIENDEN A PERSONAS CON COVID

Entre otras cosas señalan que la institución no proporciona los equipos adecuados de protección para estar dentro de las áreas covid.

"Simplemente nos proporcionan una bata, un cubrebocas, un gorro, unas botas que solamente cubren la mitad del zapato y dos pares de guantes desechables, unos goggles y la careta", aseveró uno de los camilleros de la institución que pide sea resguardada su identidad.

Pese a que aseguran que dentro de la institución hay carteles donde explican qué tipo de equipo deben llevar, de acuerdo con cada área en la que se desempeñen, algunos trabajadores que están en constante contacto con casos positivos o sospechosos de covid, afirman que el que se les brinda es ineficiente.

"Ni siquiera el cubrebocas tricapa nos están dando. Nos están dando uno de pellón y la duración de ese cubrebocas es de dos horas y nuestro turno es de 12 horas y tienes que portarlo todo el turno"

En un documento con fecha del 24 de marzo del año en curso que va dirigido al Secretario General de la clínica, Juan Javier Sobrino González, exponen la falta de insumos y piden se les otorgue el equipo adecuado para su protección. 

"Se excusan con los protocolos de acción que supuestamente está manejando el Instituto, ellos nos mandan unas tarjetas en el cual el instituto nos dice que con esos insumos que nos dan es más que suficiente para protegernos del virus", dijo el enfermero.

Según el Contrato Colectivo de Trabajo del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en la cláusula 70 señala que es obligación del Instituto suministrar oportunamente y sin costo alguno para sus trabajadores, equipo adecuado, útiles, instrumentos de trabajo, material, herramienta y la tecnología vigente que sea necesaria para el desempeño laboral y acorde a la necesidad de los servicios para su protección.

Lo que aseguran no están haciendo, pues aclaran que han gastado alrededor del 40 por ciento de su sueldo en insumos como overoles o respiradores, ya que con el traje que portan para protegerse les dificulta respirar.

También señalan que los trabajadores de mantenimiento no cuentan con el equipo adecuado, pese a que ellos se encuentran en áreas de extremo contagio.

JORNADAS LABORALES DE 12 HORAS SIN RELEVOS

Aunado a esto tienen que aguantar trabajando de ocho a 12 horas, que es lo que duran algunos turnos, sin aire acondicionado y sin poder ir al baño, lo que agregaron hace más difícil su trabajo. 

Según las mismas declaraciones de los empleados, los directivos les comentaron que para el área de covid no harían relevos por la falta de personal y debido a que la cantidad de pacientes los estaba rebasando.

Gabriel Andrés Campos, director del despacho de abogados Campoli y Asociados, señaló que laborar más de ochos horas en condiciones extremas está penado por la Ley Federal del Trabajo y por el Contrato Colectivo del Trabajo del IMSS.

Esta última dice en la cláusula 28 que las jornadas normales de los trabajadores en las diferentes dependencias serán de seis horas y media.

Los trabajadores tendrán jornadas de ocho horas diarias en la medida que esto sea necesario para los servicios del Instituto. En las mismas categorías podrá haber jornada de seis horas y media.

"Un médico o un enfermero que lleva 12 horas trabajando, cuál crees que sea su nivel de atención al paciente, después de 12 horas de estar incómodo, sin asistir al sanitario, sin poder comer, su nivel de atención obviamente disminuye y no por culpa de él o que no quiera prestar una atención adecuada, sino que físicamente no puede", dijo Gabriel Andrés Campos. 

Pese a que en los artículos 65 y 66 de la Ley Federal del Trabajo señalan que, en caso de siniestro, riesgo inminente que ponga en peligro a los trabajadores o a todo el personal, la jornada de trabajo podrá ser prologada, este también aclara que nunca debe de exceder de tres horas diarias ni de tres veces en una semana.

"De acuerdo con la OMS, en China se manejó que cada cuatro horas se tenía un relevo, aquí en la mañana se están ochos horas, en la noche seis horas y entra un relevo, pero ahora dijeron que no, porque no hay personal y los pacientes nos están rebasando", dijo una de las enfermeras, quien también pide que sea resguardada su identidad, por miedo a las represalias.

SE QUEJAN DE LAS CONDICIONES

Desde tener que laborar sin aire acondicionado y sin el personal suficiente para atender a los pacientes, los trabajadores, principalmente enfermeros, tienen que realizar el trabajo de dos personas, atendiendo embarazos, área de urgencias y todo lo que se presente en su turno.

"En una guardia faltan alrededor de cuatro personas y en la guardia contraria faltan cinco de 11 personas. Hace un mes se llegaban a recibir en toda el área a cuatro personas, porque había vacaciones e incapacidades", aseguró una de las enfermeras.  

Además de que se han habilitado áreas que no se encuentran en condiciones para atender a los pacientes, tales como la parte de recuperación quirúrgica en la cual se habilitó un quirófano con deficiencias de tomas de oxígeno y para atender cesáreas que ahora pasó a ser área covid, comentaron los trabajadores.

CONTRATARON A PERSONAL SIN EXPERIENCIA

Otra de las quejas que expusieron es que dentro de la institución han estado contratando personal sin la experiencia suficiente para desempeñar sus puestos laborales.

"Llegó personal para covid y los compañeros argumentaban que no quieren entrar porque no tienen experiencia, entonces hacen que entren otros compañeros. Para qué los contrataron entonces", cuestionó uno de los trabajadores. 

Exponen también que los encargados de las áreas no quieren que el nuevo personal entre a zonas covid por el riesgo que implica, lo que molesta a los empleados con más antigüedad, ya que ellos se llevan la mayor carga de trabajo por el mismo sueldo que le pagan a sus nuevos compañeros. 

PERSONAL DE TRABAJO NO RECIBE ATENCIÓN MÉDICA ADECUADA

Desde que la Secretaría de Salud confirmó el brote de covid-19 en personal de la clínica 71, con la muerte de una de las vigilantes, hasta ahora se han registrado 20 contagios entre los trabajadores.

Incluso exponen que desde que hubo indicios del virus dentro del hospital no contaron con las medidas adecuadas de prevención, por lo que muchos de sus compañeros resultaron positivos a covid.

"Si tú sales positivo como trabajador te tienen que dar tus 14 días de incapacidad y hacerte otra prueba, si sigues con molestia tienen que pasar hasta 21 días y tienen que hacerte otra prueba que tiene que salir negativa para que regreses a trabajar y que no las han hecho", afirmó el trabajador.

Informó que los compañeros que han resultado positivos o sospechosos de covid, no reciben las atenciones adecuadas, en algunas ocasiones no les realizan las pruebas y tampoco se les conceden las incapacidades, por lo que tienen que laborar en esas condiciones, exponiendo a sus compañeros y pacientes.

El Contrato Colectivo del Trabajo en la cláusula 88, dice que el Instituto obliga a suministrar atención médica y medicinas a sus trabajadores, en caso de riesgos de trabajo, sosteniendo el principio de que preferirá la conservación de la salud y la curación de los afectados, al pago de la indemnización correspondiente. 

Pese a que aseguran han buscado ayuda de su sindicato no tuvieron ninguna respuesta favorable, por ende, han recurrido a amparos legales y oficios para dar a conocer la situación por la que están pasando.

El equipo de La Silla Rota Veracruz intentó entrevistar al líder del sindicato de trabajadores del IMSS, José Martín Sosa Nepomuceno, debido a los señalamientos de sus empleados, pero no quiso fijar postura.

Mientras que la información oficial del IMSS señala que no existe ninguna queja por parte del personal por algún acto de acoso que se haya presentado en los últimos meses o en la actualidad.

Del mismo modo, reiteró que el instituto pone a su disposición los mecanismos internos para atender este tipo de conflictos en caso de ser presentados, para lo cual se requiere la denuncia formal.

Sobre los señalamientos por faltas de insumos para atender covid, se informó que se ha entregado en tiempo y forma la suficiencia de material para el personal en contacto directo con pacientes con coronavirus, mismos que no pueden entregarse a quienes laboran en otras áreas porque la institución considera que no están expuestos y significaría una mala administración de los recursos.

Versión para impresión