• Estado

Transgénero abandonó Veracruz por discriminación

  • Inés Tabal G.
Jaqueline migró en busca de una vida sin discriminación y con la ilusión de hallar mejores oportunidades laborales

Veracruz, Ver.- "Yo salí de Veracruz buscando una oportunidad de trabajo", relata Jaqueline, mujer transgénero que al ver que en su estado las oportunidades de trabajo eran limitadas, consideró que la mejor opción después de graduarse de la universidad sería salir de Veracruz para tener más y mejores condiciones laborales.

Ella es originaría del municipio de Tierra Blanca, se graduó de la licenciatura en Ingeniería industrial y desde hace tres años vive y trabaja en la ciudad de Querétaro, en donde afirma que el camino para llegar donde está no fue nada fácil.

Desde lidiar con todo tipo de discriminación en la universidad donde estudiaba y después enfrentarse a un mundo laborar donde es complicado conseguir una oportunidad de trabajo por su identidad de género.

"El ser una mujer trans en la sociedad es un impacto realmente grande, porque la sociedad no está preparada para aceptar a mujeres trans, tanto en el ámbito laboral y social, por los estereotipos"

Pese a que en su círculo familiar recibió todo el apoyo para su cambio de género, fue en la universidad donde comenta pasó la etapa más difícil de su transición, ya que ahí sufrió de discriminación, por parte de ciertos grupos que no aceptaban el hecho de que ella fuera una mujer transgénero.

Fue en la etapa adulta donde encontró mayor dificultad para mostrarse de acuerdo al género con el cual se sentía identificada, aunado a esto tuvo que sumarle el reto para poder conseguir trabajo relacionada con la profesión que había estudiado.

LEYES EN VERACRUZ NO PERMITEN HACER CAMBIO DE GÉNERO EN ACTAS 

Jaqueline opina que en Veracruz hace falta más visibilidad para la comunidad trans y esto se puede notar desde los trámites en los cambios de identidad de género, los cuales son más complicados y costosos. 

Ella hizo legal su cambio de identidad en el año 2016 en la Ciudad de México, pues admite que realizar el proceso en ese lugar fue mucho más sencillo que si lo hubiera hecho en Veracruz.

"El costo de un cambio de identidad sexo-genérica está entre los 30 mil hasta 70 mil pesos, con los abogados, con el cabildeo, las copias que te piden. Hay que recordar la resolución que te dé el juez, luego tienes que ir al registro civil, que luego no quieren resguardarte el acta, así que tienes que emitir otro amparo", dijo la activista trans, Jazz Bustamante.

En la administración del gobierno de Javier Duarte de Ochoa se dieron los primeros cambios de identidad sexo-genérica en personas del estado de Veracruz, debido a la presión social de grupos LGBTTI.

Debido a que en el Código Civil del Estado no prevé un procedimiento específico para la modificación de actas de nacimiento, con motivo de un proceso de reasignación sexo-genérica, las personas que quieren hacer este trámite se ven en la necesidad de ir a otros estados.

Pero cuando regresan con su nueva identidad, los problemas no terminan ahí, sino que, tienen que seguir lidiando con los obstáculos que impone el Código Civil.

De acuerdo con Jazz Bustamante, al llegar a Veracruz no se les hace validad su cambio de identidad y se ven en la necesidad de seguir ocupando su primer nombre, para realizar trámites en cualquier institución pública.

"Qué ocurre con las compañeras que tienen doble identidad, no pueden hacer trámites en los bancos, pueden estudiar, pero con el nombre con el que no se identifican, no pueden acceder a créditos o cualquier trámite jurídico", aseveró Jazz Bustamante.

Según la activista en el último censo que realizaron en el año 2019 había más de 320 personas que se vieron en la necesidad de viajar a la Ciudad de México a hacer el cambio de identidad genérica y cinco más que lo intentaron en Veracruz.

"Desgraciadamente el Registro Civil no puede facilitar las peticiones de la ciudadanía que busca el cambio de identidad, ya que se rige por un Código Civil, este no se ha reformado a los artículos pertinentes", dijo el presidente de la Asociación Alianza para la Inclusión y la Indiscriminación, Enrique Izacur Maldonado.

Pese a que el Código Civil ya sufrió una reforma para mejorar los derechos de la comunidad LGBT, excluyeron por completo el cambio de identidad y el matrimonio igualitario, argumentó Enrique Izacur Maldonado.

Versión para impresión