• Estado

Buscan fosas en Estancia Garnica, donde se asentó Sedena

  • Iratze Osorio
Colectivos buscan restos humanos después tras alertar que el espacio colindante con el Parque Natura se pudo usar para desaparición forzada

Xalapa, Ver.- La Estancia Garnica, propiedad del Instituto de Pensiones del Estado, y el Parque Natura, inmueble del gobierno estatal, son un foco de atención para familiares de desaparecidos. Ellos presumen que el área verde se usó como cementerio clandestino de víctimas de desaparición forzada. 

Desde septiembre del 2019 se iniciaron trabajos de búsqueda y localización, y aunque se encontró ropa, playeras y extensiones de tierra con claros signos de excavación, Servicios Periciales de la Fiscalía del Estado, determinó que se trataba de un simple basurero.

Fabiola Pensado Barrera, madre de Yosimar Barrera desaparecido el marzo del 2014, recordó que el espacio fue entregado en comodato a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena); y que existe la posibilidad que el área común entre el parque y la Estancia se ocupara como cementerio clandestino.

Les permitieron hacer una revisión, pero fue muy superficial el trabajo por lo que han insistido en retomar el trabajo de búsqueda, una vez que se termine la contingencia sanitaria.

El Parque Natura cuenta con una extensión de 80 hectáreas y forma parte de un área natural protegida denominada el Tejar Garnica, y colinda con la estancia, que era un espacio de atención para adultos mayores del IPE, después -en el gobierno de Javier Duarte- se habilitó como cuartel de la Sedena.

En 2014, durante los Juegos Centroamericanos y del Caribe, el espacio se habilitó como sede para carreras de BMX, una modalidad de ciclismo, por lo que el área de la posta sufrió algunos cambios.

“Esa parte está muy removida, es donde nos dicen que podría haber restos (…) está súper modificado y capas sobre capas de tierra, ya rascaron, se nos hizo muy complicado encontrar algo”.
 

Integrantes de colectivos apoyaron en los trabajos que inició la Comisión, luego de una denuncia que el área verde pudo usarse como “depósito de personas”. 

Los trabajos fueron esporádicos. Primero, porque la Comisión no tenía personal, ni herramientas; luego porque se tenían que hacer trabajos de chapeo para poder marcar cuadrantes, pues en algunas áreas la maleza supera la altura de una persona. 

“No se pudo hacer una búsqueda como nosotros queríamos (…) el parque es inmenso y encontramos una maleta, playeras y restos, pero dijeron que no eran humanos. En una zona encontramos unas excavaciones, que se nos hicieron sospechosas, que estaban cubiertas con palos y había ropa y cuando lo sacaron dijeron que no había restos humanos”.

Reiteró que como consecuencia de la pandemia del coronavirus del SARS-CoV-2 se limitó la búsqueda en por lo menos cinco puntos en la región.

Versión para impresión