• Estado

Antonio Luna: Dos décadas en la política a costa del erario

  • Isabel Ortega
Este19 de junio se validó el registro del partido Bienestar y Justicia Social; partidos políticos denunciaron sus ligas con Antonio Luna

Xalapa, Ver.- Por más de dos décadas Antonio Luna Andrade se ha enquistado en la política y obtenido beneficios económicos y territoriales. De luchador social -que protegía a los grupos más vulnerables-, pasó a ser el líder del extinto partido Cardenista, y hoy se le vincula al partido de nueva creación Bienestar y Justicia Social.

Este19 de junio el Organismo Público Local Electoral (OPLE) avaló la creación de cuatro partidos políticos, entre ellos el de Bienestar y Justicia Social, que tiene como presidenta a Verónica Elsa Vásquez Prieto y secretario a José Arturo Vargas Fernández, personajes que -del 2013 al 2016- fungieron como representantes del extinto Partido Cardenista. 

Los dos dirigentes del nuevo partido han estado vinculados al “líder social” que se promocionaba como el defensor de diabéticos, amas de casa, madres solteras, discapacitados, desempleados, pensionados y jubilados.

Luna Andrade era un incondicional del PRI, después de que el PAN llegó al poder -2016-2018-, ofreció “miles” de votos a favor de Miguel Ángel Yunes Márquez, hijo del entonces gobernador Yunes Linares.

Aunque el PAN no se mantuvo en la gubernatura, pues perdió con Morena, Fernando Yunes, actual alcalde de Veracruz e hijo del exgobernador, ha apoyado a la Colonia Cardenista, en su municipio, con trabajos de renivelación y servicios públicos.

Los orígenes de Antonio Luna 

Antonio Luna surge como líder social en el gobierno de Miguel Alemán (1998-2004) y se consolida en la época de Fidel Herrera Beltrán (2004-2010). Datos del historial del partido Cardenista, relatan que la asociación se rentó para encabezar manifestaciones, en especial contra gobiernos de Acción Nacional.

También se le vincula con la entrega de terrenos como una forma de control del voto. A la fecha existen 217 colonias Cardenistas a lo largo y ancho de Veracruz.

En abril del 2004, a finales del gobierno de Fidel Herrera, la agrupación alcanzó el registro como Asociación Política Estatal, durante 9 años recibió un apoyo mínimo como financiamiento del Gobierno. Del 2013 al 2016, en el periodo de Javier Duarte, pasó a ser partido político local, lo que impactó en el aumento de las prerrogativas que entregaba el Organismo Público Local Electoral (OPLE).

En su etapa de líder partidista buscó ser diputado local, alcalde de Xalapa y lo destaparon como candidato a gobernador. Ya sin la patente, que perdió por no lograr el 2 por ciento de la votación del total de electores en Veracruz, se promovía como candidato independiente a la alcaldía, sumó 2950 votos, contra los 77 mil 745 de Hipólito Rodríguez Herrero, actual alcalde. 

En el cómputo final de la elección municipal hubo más votos nulos que los que obtuvo el líder del partido Cardenista. En esa ocasión el TEEV lo amonestó públicamente por actos anticipados de campaña.

El Partido Cardenista se mantuvo como aliado del PRI, en 2013 y 2016 participaron coaligados. En la última elección apoyaron a Héctor Yunes Landa a la gubernatura. En esa elección la franquicia de Luna Andrade sólo logró 39 mil votos, lo que representaba apenas el 1.3 por ciento del listado nominal, por lo que perdió el registro como partido político local.

El partido en Veracruz surge como una franquicia de la organización nacional que fundó Rene Aguilar Talamantes en 1994. Obtuvo el registro como instituto político nacional, y sólo participó en una elección para el gobierno de la Ciudad de México. 

Luego del triunfo de Morena, la asociación se mutó a Frente Cardenistas de Regeneración Nacional, prácticamente plagiando el nombre del partido de izquierda.

Luna Andrade, controlaba votos a favor del PRI

La agrupación logró obtener terrenos que el Estado cedió a cambio de votos de sus agremiados. Las áreas por lo regular no cuentan con servicios básicos como agua y drenaje, sin embargo, se usaban para controlar el voto a favor del PRI.

Roberto Ramírez Sandoval, líder de la agrupación Un Nuevo Día para Veracruz, acusó -en 2018- que Luna Andrade amenazó con desalojar a más de 8 mil familias de las colonias con su nombre, por negarse a votar a favor del tricolor, partido que siempre los financió.

Y señaló que los agremiados mantenían a la agrupación que ingresaba hasta dos millones de pesos mensuales.

En 2018, después de la transición democrática, Luna Andrade, que en el pasado fue uno de los principales promotores del PRI, hizo público su simpatía al gobierno de Yunes Linares y apoyó la sucesión a favor de su hijo.

En un evento político en junio del 2018 anunció el respaldo para Miguel Ángel Yunes Márquez
"Sí hay futuro para Veracruz, pero hay que conquistarlo. Sí hay futuro para Veracruz, pero hay que construirlo y quien nos encabeza para tener el Veracruz que anhelamos, digno de todos sus habitantes, ya tenemos al candidato: Miguel Ángel Yunes Márquez" mencionó en un discurso público.

Cardenistas se rentan para manifestaciones 

Una forma de coacción de los seguidores de Luna Andrade es la manifestación y cierre de calles. En reiteradas ocasiones, se acusó, que los Cardenistas se usaban como grupos de choque o para desacreditar a las administraciones de oposición.

Para que los integrantes de la agrupación se planten a fuera de palacios municipales u oficinas gubernamentales basta con el pago de 200 y hasta 400 pesos diarios, así se garantizan grupos con banderas y equipo de sonido para lanzar consignas.

El 28 de mayo de 2019 el grupo liderado por Antonio Luna Andrade se presentó en el Congreso local para exigir la regularización de los servicios en más de 200 colonias a nivel estatal. El entonces presidente de la Mesa Directiva del Congreso Local, José Manuel Pozos Castro, ofreció ser el vínculo con el gobierno del Estado.

Su promesa se usó como una excusa para la coacción, por dos meses -de lunes a viernes- se presentaron los integrantes de la asociación Cardenista en las inmediaciones del Congreso. Por cinco horas lanzaban consignas, y minutos antes de las 3 de la tarde pasaban lista con líderes de colonias, para luego retirarse del lugar.

PRD denuncia que Luna Andrade financió al nuevo partido 

En la sesión en la que se aprobó el informe de fiscalización de la asociación política, se informó que Bienestar y Justicia Social gastó 322 mil 426 pesos en la organización de las asambleas para obtener las poco más de 13 mil firmas que debían presentar como requisito.

El representante del PRD en la mesa del Consejo del Ople, Guadalupe Salmones Gabriel, denunció que Antonio Luna Andrade, está detrás del nuevo partido “y siempre ha operado por dinero, y se ha movilizado para obtener financiamiento estatal”.

Solo dos personas aportaron 174 mil pesos, en especie, se trata de Verónica Vázquez Prieto, mano derecha de Luna Andrade, y José Arturo Vargas, abogado del líder Cardenista, “de ahí la burda maniobra cómo es que un abogado y alguien que opera las finanzas, sean los que financien a la organización”.

Un total de 25 personas, donaron más de 148 mil pesos. En la lista está Hilda Benavides, excandidata a la alcaldía de Xalapa por el partido Cardenista; Diana Vázquez Prieto, hermana de la titular de finanzas de ese mismo, instituto; así como Elvira Carrasco y Sixto Colorado Montero, que fueron acreedores en el procedimiento de liquidación del partido Cardenista en el 2017.

Versión para impresión