• Política

Dirigencia nacional deja en jaque al "PRI azul" de Marlon Ramírez

  • Carlos Caiceros
Reforma a estatutos quita a dirigencias estatales del tricolor la facultad de designar candidatos para las próximas elecciones

Xalapa, Ver.- Una reforma aplicada a los estatutos del Partido Revolucionario Institucional (PRI) quita la facultad a los Comités Directivos Estatales del partido, incluyendo al de Veracruz, para designar candidatos y candidatas a cargos de elección popular.

A pesar de los alcances de dicha propuesta, tanto el presidente del CDE del PRI, Marlon Ramírez Marín, como la secretaria general en la entidad, Arianna Ángeles Aguirre, evitaron dar un posicionamiento concluyente sobre dicho acuerdo de la dirigencia nacional encabezada por Alejandro Moreno Cárdenas “Alito”.

De parte de los principales cuadros del partido en la entidad tampoco hubo una postura, entre ellos los diputados federales del tricolor Anilú Ingram Vallines y Héctor Yunes Landa; además de la diputada del Congreso de Veracruz, Erika Ayala Ríos y el legislador plurinominal, Jorge Moreno Salinas

De esta manera la imposición de nuevos candados a los posibles candidatos o candidatas del PRI de su dirigencia en Veracruz podría dificultar cualquier viso de alianza del tricolor con el PRD y el PAN, aunque en últimas semanas ya se hizo común ver a Ramírez Marín en conferencias conjuntas con sus homólogos de dichas fuerzas políticas, Jesús Velázquez Flores y Joaquín Guzmán Avilés.

Ello sin importar las críticas que ha recibido por una supuesta cercanía con el exgobernador, Miguel Ángel Yunes Linares, de ahí que se le ha calificado como dirigente del “PRI azul”, aunque Ramírez Marín se ha desmarcado de tal señalamiento desde que asumió la dirigencia en abril de 2019.

¿QUE DICEN LAS REFORMAS?

El pasado 3 de agosto de 2020, el Consejo Político Nacional del PRI en sesión extraordinaria determinó retirar el “poder de facto” de los gobernadores priistas al momento de designar candidatos o candidatas a puestos de elección popular.

Dicha facultad ahora la asume el Comité Directivo Nacional del Partido y no solo contempla las candidaturas a diputaciones federales o locales, sino las presidencias municipales.

En la asamblea, realizada vía zoom, “Alito” Moreno propuso restar autonomía a los grupos parlamentarios del PRI en el Senado y la Cámara de Diputados, a modo que el CEN designara a los coordinadores de las bancadas. Por presión de senadores y diputados, dicha decisión continuará a cargo de la fracción parlamentaria.

La reforma contempla que el Comité Ejecutivo Nacional ejerza el registro de las candidatas y los candidatos a cargos de elección federales, estatales y municipales, y en las demarcaciones de la Ciudad de México.

Además, el presidente del CEN del PRI aprobará o vetará el proceso de selección de los candidatos; e igual dicha dirigencia aprobará las convocatorias para seleccionar candidatos y candidatas y las listas de diputaciones plurinominales a nivel federal y local.

Igualmente el reglamento le confiere facultad al presidente del CEN de cancelar registros en caso de que un precandidato o candidato no cumplan los requisitos del Partido para dicha responsabilidad.

Moreno Cárdenas propuso a la vez abrir "las puertas" del PRI y eliminar los candados a candidaturas a cargos de elección popular a ex dirigentes, candidatos y militantes de otros partidos.

En el caso de las candidaturas a jóvenes menores de 35 años, los nuevos estatutos exigen una militancia en la organización o comité juvenil del Revolucionario Institucional.

Lo anterior prevé limitar la asignación de candidaturas a jóvenes sin trayectoria en el Partido; además de garantizar una mayor participación de la juventud en las dirigencias.

BLOQUE OPOSITOR

El 12 de junio de 2020, los dirigentes del PRI, Marlon Ramírez Marín; del PAN, Joaquín Rosendo Guzmán Avilés y del PRD, Jesús Alberto Velázquez Flores, protagonizaron un primer bloque conjunto contra la “reforma electoral” aprobada con la mayoría del partido Morena en el Congreso del Estado en mayo pasado.

Posteriormente el 27 de julio, los dirigentes de los tres partidos formularon una acción de inconstitucionalidad de la “reforma electoral”, ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Cuestionados al respecto, tanto Ramírez Marín, como Guzmán Avilés y Velázquez Flores no han descartado establecer una futura alianza de cara a los comicios de 2021 en los que se renovarán los 212 Ayuntamientos, así como las diputaciones locales y federales en la entidad; aunque en junio calificaron como “prematura” la idea de una alianza o coalición en la próxima elección intermedia.

Marlon Ramírez incluso dijo que no “se habían sentado” a revisar la posibilidad de ir en alianza con los otros dos partidos, pero continuarían en bloque contra la propuesta de reforma electoral de Morena.

Sin embargo, el pasado 17 de junio el líder nacional del PAN, Marko Cortés Mendoza, dijo que está a la espera de lo que defina el líder estatal, respecto a una posible coalición.

“Yo estaré esperando que venga en su momento una propuesta muy concreta y puntual por parte del Comité Directivo Estatal y su comisión permanente”, dijo Cortés Mendoza en videoconferencia.

Tras ser cuestionado sobre dicho tema, Guzmán Avilés dijo que todavía no se define una coalición en Veracruz, pues están enfocados en combatir la reforma electoral que recorta a la mitad las prerrogativas de los partidos y que desaparece los consejos municipales del OPLE en Veracruz, de ahí que es “antidemocrática” y en su opinión tiene como objetivo que Morena se perpetúe en el poder pese a su mal desempeño.

“(Sería) hacerlo precisamente con la única finalidad de tratar de que el Gobierno de Morena no siga dañando a la ciudadanía de México y Veracruz”, asentó el dirigente estatal del blanquiazul.

En dicha conferencia, Marko Cortés apuntó que la Ley establece que para que haya una alianza se necesita definir al menos en los 75 distritos federales de los 300 del país.

“Nosotros hemos planteado ir a esos a una alianza de mínimos donde seamos determinantes y complementarios y esto va a ser absolutamente casuístico en donde haya esas condiciones en donde tengamos a los perfiles adecuados”, apuntó el dirigente nacional.

EL PRI AZUL

La carrera política de Marlon Ramírez Marín inició en el sexenio de Fidel Herrera Beltrán como director de Política Regional y Subsecretario de Gobierno; y este último cargo lo “repitió” con Javier Duarte de Ochoa.

Tras los resultados en la elección federal de 2015 y con la pérdida de diputaciones del PRI ante el PAN, PRD y Morena; Marlon Ramírez abandonó la Subsecretaría de Gobierno y por dos años se alejó de la escena política; aunque en el proceso electoral de 2017, el exdiputado federal y empresario Fidel Kuri Grajales lo incluyó en la planilla de ediles del Ayuntamiento de Veracruz.

El PRI y su entonces aliado, el Partido Verde, perdieron la elección municipal, aunque Marlon Ramírez aseguró la regiduría 11, en medio de la molestia de militantes porteños y de las acusaciones de una supuesta intervención del entonces Gobernador Miguel Ángel Yunes Linares para beneficiar al exsubsecretario con dicho cargo en el ayuntamiento presidido por su hijo, Fernando Yunes Márquez.

En 2019, Ramírez Marín y la exalcaldesa de San Andrés Tlalnehuayocan, Arianna Ángeles Aguirre registraron su aspiración dentro de la contienda interna del Comité Directivo Estatal del Tricolor, la cual obtuvieron hace más de un año.

Sin embargo, al asumir la dirigencia Marlon Ramírez negó cualquier vínculo pasado con su exjefe Javier Duarte de Ochoa, preso en el Reclusorio Norte de Ciudad de México y a la vez Duarte se deslindó de su exsubsecretario.

El 16 de julio de 2019, Javier Duarte aseguró que “corrió” a Marlon Ramírez por “falta de resultados”; en respuesta el 17 de julio el priista rechazó  cualquier afectación por las declaraciones de Duarte de Ochoa.

"Yo dejé de ser parte del Gobierno de Veracruz el 24 de junio de 2015, mi función era de subsecretario de Gobierno y en ese sentido no hay mayor tema”, acotó.

Investido como dirigente del PRI y con distancia de por medio con Duarte, Marlon Ramírez propició acercamientos con políticos cercanos a Miguel Ángel Yunes, entre ellos Jesús Alberto Velázquez Flores, quien facilitó las condiciones de una alianza del PRD con el PAN en 2016 y con Joaquín Guzmán Avilés, exsecretario de Desarrollo Agropecuario en el gobierno del blanquiazul.

Los cambios a las reglas internas del Partido no generaron ninguna oposición de parte de Marlon Ramírez, enfocado actualmente en la renovación de 149 comités municipales, ni de su Secretaria General, quien incluso dijo “apoyar” el mensaje de “Alito” Alejandro Moreno.

“Con mucho entusiasmo y de manera virtual participé en la sesión extraordinaria del Consejo Político Nacional, en donde escuché y apoyé el mensaje que nos hizo llegar nuestro Presidente Alejandro Moreno Cárdenas”, público en su perfil de Facebook.

La diputada federal del PRI, Anilú Ingram Vallines, tampoco expresó una postura con las medidas aplicadas desde la dirigencia nacional; ni Ericka Ayala Ríos, diputada local plurinominal del Congreso del Estado, al igual que Héctor Yunes Landa, excandidato a Gobernador y actualmente diputado federal de representación proporcional.

Versión para impresión