• Municipios

Comerciantes bajan precios de mariscos ante pandemia

  • Fluvio Cesar Martínez
Otros locatarios del Mercado Ribera del Río, de Coatzacoalcos, decidieron cerrar de forma temporal ante la crisis provocada por el virus

Coatzacoalcos, Ver.- La crisis por la pandemia del covid-19 ha mermado en gran medida la venta de mariscos en el mercado Ribera del Río, ubicado en el antiguo malecón, donde los comerciantes optaron por reducir los costos de los productos el fin de obtener algunas ganancias.

Y es que desde que comenzó el confinamiento (abril), las ventas se desplomaron hasta en un 70 por ciento señalaron los vendedores.

“Estamos así desde que comenzó la enfermedad del coronavirus, pero aquí estamos nosotros no hemos dejado de trabajar gracias a Dios; los estamos apoyando porque la mojarra está en 65 cuando lo venden en 70 y el robalo está en 140 cuando se vende en 160 el kilo y otros productos como el gallego que también le bajamos”, indicó Blanca Estela Rodríguez.

Los descuentos van de 5 a 25 pesos por kilo, dependiendo el producto, a pesar de que los proveedores no les dan descuentos. Las especies con mayor descuento son la mojarra, el robalo, el gallego y el camarón.

“A nosotros nos siguen vendiendo igual, nosotros somos lo que decidimos bajarle un poquito para ayudar al pueblo, porque la situación está muy dura, y también entendemos que las personas a veces quieren comprar y no les alcanza”, señaló otro comerciante de nombre Alexis González.

Algunos comerciantes cerraron de forma temporal

Manuel de la Cruz, es el Secretario General de este centro de abasto, durante una breve entrevista señaló que algunos locatarios decidieron cerrar hasta que se levante el confinamiento, aunque no precisó cuántos lo hicieron.

“Por mitad estamos trabajando como unos diez locatarios somos los que seguimos abiertos, eso raíz de la pandemia, pero su cierre será temporal mientras se compone todo esto”, reiteró.

Durante un recorrido por este mercado, se comprobó que por lo menos ocho locales están cerrados, sin embargo, hay quienes cerraron desde el año pasado.

“Las ventas si están bajas, los viernes, sábados y domingos son los días que medio levantan a eso le estamos tirando. Los locatarios compran menos porque venden poco, pero pues aquí estamos porque de esto vivimos, y ahorita la mayoría le bajamos a los precios a ver si suben un poquito las ventas”, manifestó Manuel.

Piden a los porteños que no dejen de visitarlos con sana distancia y acatando las medidas sanitarias como el uso de cubrebocas, argumentando que siempre tienen productos frescos.

Versión para impresión