• Municipios

Acusan a policías por abuso sexual a menor, en Alvarado

  • Víctor Toriz
Policía municipales habrían obligado a la joven de 16 años a desnudarse para después abusar de ella

Xalapa, Ver.- Policías municipales de Alvarado obligaron a una joven de 16 años de edad a desnudarse para abusar de ella, mientras la amenazaban con darle un tiro en la cabeza a su novio, a quien retenían en una habitación contigua.

"Me pidió que me levantara la blusa y el sostén para tomarme fotografías con un celular, cuando terminó empezó a tocarme, acercándose demasiado a mí, cuando él dirigía su mano hacia mi vagina le dije de inmediato que andaba en mis días por lo que siguió tocándome los pechos", relató una joven.

Los hechos fueron exhibidos en la recomendación 77/2020 que la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH) emitió al ayuntamiento de Alvarado y que hasta ahora no ha sido aceptada.

El organismo pudo comprobar que la Policía Municipal de Alvarado incurrió en afectaciones a la libertad e integridad personales, a la intimidad y violencia sexual en perjuicio de una menor de edad.

Era la media noche del domingo 19 de mayo del 2019, cuando sin ninguna razón una patrulla de la Policía Municipal le marcó el alto a la joven y su novio, quien conducía una motocicleta sobre la carretera, se dirigían a su casa, señaló la víctima.

Los oficiales preguntaron de inmediato si traían droga, algo que negaron y sin oponer resistencia fueron trasladados caminando hacia el lugar donde fueron fotografiados, separados e interrogados, en ningún momento les informaron el motivo de la detención.

La víctima fue despojada de su teléfono celular, para después ser amenazada, si no hacía lo que se le pedía su novio, en una habitación contigua, recibiría un tiro en la cabeza.

El agente policiaco que la amenazó la obligó a quitarse la blusa para tomarle fotografía sin ropa, si ella denunciaba que había sido abusada por él las fotografías serían difundidas en redes sociales, le advirtió.

"Se empezó a acercar a mi diciéndome que él era el que daba las órdenes y que yo tenía que hacer todo lo que él me pidiera ya que, si no le darían un tiro a mi novio, después de ello me pidió que me levantara la blusa.

Él me decía que no le dijera nada a mi novio porque si no le darían un tiro y que, si yo hablaba después, publicaría en las redes sociales las fotografías que me había tomado; rato después que se cansó me dijo que me pusiera la ropa"

Los jóvenes estuvieron retenidos por los policías municipales alrededor de una hora, antes de ser liberados.

"Después de esto nos dijeron que nos fuéramos, lo cual hicimos de inmediato, en el camino a mi casa platiqué con mi novio de lo que me había hecho el policía y mi novio me dijo que él quiso dirigirse a mí y el policía le apuntó con su arma", relató a la CEDH.

Policía se negó a recibir denuncia

Luego de denunciar los hechos la víctima y su madre fueron amenazadas en diversas ocasiones, a través de mensajes de texto que se hicieron llegar desde el mismo teléfono celular que los policías le quitaron al momento de detenerla arbitrariamente.

"He recibido mensajes donde me dicen que retire la denuncia que interpuse por los hechos de lo cual tomé captura de pantalla, mismas que enviaré con el acta de nacimiento. Como no me entregaron el celular, entonces decidí bloquear el número de teléfono y desde otro equipo cerré y eliminé la aplicación WhatsApp...", relató la madre de la joven de 16 años a la CEDH.

Indicó que el mismo día del ataque acudió a la comandancia de la Policía Municipal de Alvarado para presentar la denuncia por el abuso sufrido por su hija, pero no fue atendida.

Primero la atendió un agente que no quiso identificarse y que se negó a proporcionar información, más tarde, el propio jefe de la Policía Municipal le dijo que no recibiría la queja y le pidió proceder ante otras instancias.

En un tercer encuentro, el primer agente que la atendió le pidió a la familia no presentar cargos y a cambio le sería devuelto el teléfono celular y dinero que le había quitado a los jóvenes, la víctima y su familia no accedió a tal petición.

"El Jefe de Seguridad Pública del Municipio de Alvarado, a quien después de exponerle la problemática nos refirió que no podían hablarles a las patrullas y que actuáramos conforme a la ley, momentos después el policía encargado con quien ya habíamos platicado nos refirió que nos entregaría el celular de mi hija y las pertenencias de su novio si todo quedaba ahí sin que procediéramos en contra de los elementos", declaró la madre de la víctima.

Un año después se comprueban abusos de policía

A más de un año de los hechos, la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH) comprobó que la Policía Municipal de Alvarado incurrió en afectaciones a la libertad e integridad personales, a la intimidad y violencia sexual en perjuicio de una menor de edad, además de que el Ayuntamiento incurrió en omisiones para atender la denuncia.

El organismo detalló que el Ayuntamiento debe de garantizar la indemnización de la víctima y la reparación del daño, a través de diversas acciones específicas que incluyen la sanción individual de los elementos que incurrieron en los actos de abuso, la colaboración con la Fiscalía General del Estado en las investigaciones por los delitos que resultaron y la garantía de que este tipo de hechos no se repetirán.

Sin embargo, hasta la publicación de esta nota, en el portal de la CEDH la recomendación 77/20 no tenía respuesta del Ayuntamiento de Alvarado.

Versión para impresión