• Veracruz

Covid dejó sin trabajo a Rosario; botea para mantener a su hija

  • Inés Tabal G.
La mesera pide apoyo sobre la avenida Juan Pablo II, pues desde hace 4 meses se quedó sin trabajo ante la contingencia por covid

Boca del Río, Ver.- Bajo la sombra de una palmera en la avenida Juan Pablo II, en el municipio de Boca del Río, Rosario se protege del sol, mientras carga un bote con la frase "gracias por su apoyo", desde hace cuatro meses se quedó sin trabajo, su uniforme de mesera revela su profesión.

Ella al igual que otras cuatro compañeras salen todos los días a botear en distintas calles de la zona conurbada Veracruz-Boca del Río, la mayoría son madres solteras que, tras la suspensión de eventos y fiestas, se quedaron sin trabajo.

"Nos vemos en la necesidad de salir a botear porque ya llevamos cuatro meses sin trabajar, por las tardes también vendemos pan o tamales", dijo Rosario. 

Fue en el mes de marzo cuando tuvieron su último evento, después de eso inició la pandemia por covid-19, lo que ocasionó la cancelación de todos los eventos masivos, como medida de prevención para controlar la propagación del coronavirus.

Desde ese entonces no perciben ingresos, Rosario tiene una hija y no cuenta con ningún tipo de apoyo para solventar sus gastos, al igual que tienen que pagar la renta de la casa donde vive que haciende a mil 500 pesos mensuales.

"No, nos alcanza para el sustento del diario, hemos tenido que salir con un poco de pena. Algunas personas nos han echado la mano, nos ayudan con despensa o una moneda"

La misma situación la están viviendo sus otras cuatro compañeras, que al igual no reciben apoyo de ninguna índole.

Son alrededor de 100 meseros los que se quedaron sin trabajo, en la empresa donde laboraban, algunos de ellos ya buscaron otras opciones, pero estás mujeres aseguran no tener más alternativas de trabajo.

Con lo que recaudan invierten en venta de comida

Con carteles, música y colocándose en diversas avenidas transitadas de la zona conurbada, así comienzan a pedir el apoyo de los ciudadanos, desde las ocho de la mañana hasta las dos de la tarde.

Mientras que, con lo que logran recaudar invierten en la compra de productos para hacer tamales, tacos de guisado o pan, el cual lo vende y es así como obtienen algo de ingresos para sobrevivir los días que reste del paro de actividades en la industria de los eventos masivos. 

"Esperamos que esto mejore, porque hay familias que dependen de nosotros", puntualizó Rosario.

Argumentan que ya solicitaron los prestamos que el Gobierno Federal está brindando para los sectores que resultaron afectados por la emergencia sanitaria, pero dicen que siguen sin llegarles.

De la misma manera siguen promocionando su trabajo, para los futuros eventos que se generen después de que la emergencia sanitaria pase.

Aumenta porcentaje de jefas de familia en México

Datos de la encuesta Nacional de Hogares (ENH) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), señalan que en el 2017 de los 34.1 millones de hogares que hay en el país 28.5 por ciento tienen de jefa de familia a una mujer.

El porcentaje aumentó 1.3 por ciento con respecto al 2014 que obtuvo 27.2 por ciento, el documento estima que 64 de cada 100 hogares son nucleares, cifra equivalente a 69 de cada 100 cuando el jefe del hogar es hombre y 49 de cada 100 cuando es una mujer.

De igual manera los hogares ampliados, representan 22.9 por ciento y según el sexo del jefe del hogar, cuando es mujer, el porcentaje es de 30.7, respecto a 19.7 cuando es hombre.

Las entidades que cuentan con un mayor porcentaje de jefas de familia son Sonora, Ciudad de México y Tlaxcala, por el contrario, las que menos tienen son Aguascalientes, Zacatecas, y Nuevo León.

Mientras que, en el estado de Veracruz 30.7 por ciento de los hogares tienen como principal proveedor a una mujer, esto lo lleva a estar entre los 10 estados que más presencia de jefatura femenina cuenta.

Versión para impresión