• Universidades

Pago de cuotas no es obligatorio en UV; somos solidarios en pandemia

  • Miguel Ángel León Carmona y Víctor Manuel Toriz
Estudiantes reprobados en 1ra y 2da oportunidad no perderán derecho a inscribirse: Rectora, Sara Ladrón de Guevara

Xalapa, Ver.- “Sepan los jóvenes que el pago de Comité Pro-Mejoras (conocido como Patronato) no es obligatorio; es un apoyo a la Universidad, pero sabemos de los efectos de la pandemia”, dice Sara Ladrón de Guevara González, rectora de la Universidad Veracruzana (UV) en entrevista con E-Consulta Veracruz. 

La representante de la máxima casa de estudios de Veracruz, habla sobre las medidas y recomendaciones que aplicarán en el próximo Ciclo Escolar 2020-2021 como la organización del examen de nuevo ingreso a más de 45 mil aspirantes las oportunidades que dejará la pandemia por Covid-19, la cual, asegura, llevará un sello de resiliencia. 

Entre las acciones que ha emprendido la UV -explica la antropóloga- está una modificación al reglamento interno que consistirá en un “borrón y cuenta nueva” a aquellos alumnos que, por razones derivadas del confinamiento, reprobaron sus experiencias educativas en primera y segunda oportunidad, y que en algunos casos causaría la baja definitiva. 

En una charla de 40 minutos, la entrevista se divide en cuatro puntos medulares. El primero de ellos, la organización durante el 31 de agosto y el 4 de septiembre, en la semana de aplicación del examen de admisión, donde 45 mil aspirantes competirán por 16 mil lugares, en cinco regiones del estado. 

1.- ¿Presentarás examen de admisión en UV? Esto debes tomar en cuenta 

Ladrón de Guevara explicó que, a diferencia de años anteriores, los exámenes de admisión serán de forma presencial y virtual. En este segundo formato, refirió, aplicarán unos 5 mil 400. Es decir, cerca del 12 por ciento de los candidatos a estudiar en la Universidad Veracruzana

Por primera ocasión, agregó, los resultados serán publicados el 15 de septiembre. El inicio de clases será el 14 de septiembre, sin embargo, para los alumnos de nuevo ingreso será el día 20 del mismo mes. A partir del 18 de septiembre serán las inscripciones en línea y el 22 se ofrecerán vacantes de corrimiento, 

¿Cómo será el examen de ingreso virtual? Los aspirantes que así lo eligieron, presentarán la prueba desde sus casas y serán monitoreados a través de su cámara y, sostuvo la rectora, el sistema detectará a quienes presenten fallas tecnológicas, particularmente a quienes en un lapso de 20 minutos no puedan iniciar su examen y les será reprogramado. 

¿Cómo será el examen de ingreso presencial? Esta será aplicada en distintas sedes de las cinco regiones de la UV, pero con diversas obligaciones: 1.-Portación de cubrebocas. 2.-Presentación de la credencial de aspirante y una identificación. 3.- Los aspirantes son exhortados a no acudir acompañados de familiares, para evitar aglomeraciones. 

La entrevistada explicó que en cada sede de aplicación habrá módulos sanitarios y a aquellos aspirantes que presenten síntomas de la enfermedad covid-19 no se les permitirá realizar su examen y también les será reprogramado para fechas posteriores. 

2.- Pago de Comité Pro-Mejoras es apoyo solidario, pero no obligatorio  

Un tema que, desde antes de la pandemia, ha generado polémica entre la comunidad universitaria es si el pago del Comité Pro-Mejoras (conocido como patronato) es obligatorio. Sara Ladrón de Guevara despeja dudas: Se trata de una cuota voluntaria, decidida por estudiantes de manera colegiada, que es empleada en favor de las facultades. 

Y aclara: “La inscripción no está condicionada (al pago del patronato), este recurso lo hemos usado de manera transparente y la hemos usado bien”. La rectora además advierte que, en caso de existir presiones de autoridades para exhibir esa cuota, existe una Defensoría de Derechos Universitarios donde pueden ser denunciados estos actos fuera de la ley. 

“Es un apoyo solidario de los estudiantes que se agradece; pero también se entiende la situación económica durante la pandemia. Quien no pueda pagar no habrá problema; y también podrán cubrir esta cooperación en varios pagos, a lo largo del semestre”, propuso la rectora

3.- Borrón y cuenta nueva para reprobados en pandemia

Los alumnos de la UV que reprobaron materias en primera y segunda oportunidad durante el semestre pasado podrán estar tranquilos, en ambos casos se pueden inscribir de nuevo para cursarla como si nunca hubieran tomado esta experiencia educativa.

Es decir, se tendrán dos oportunidades para “repite” o no se perderá el derecho a inscribirse en el próximo semestre, según sea el caso, precisó la rectora Sara Ladrón de Guevara.

La funcionaria señaló que se realizó una modificación a los estatutos de la universidad para que los alumnos que tuvieron algún tipo de complicación derivada de la pandemia durante el semestre anterior, no fueran afectados en sus estudios.

El estatuto de la UV permite a todos sus estudiantes repetir hasta dos veces una materia, en caso de que no aprueben el examen extraordinario, sin embargo, hasta antes de la pandemia no había excepción para una tercera oportunidad, ya que no aprobarla en la segunda ocasión se establecía por reglamento baja definitiva de la universidad, explicó. 

“Hemos hecho un acuerdo por el cual los estudiantes que el semestre pasado pidieron baja o no aprobaron las materias, sus experiencias educativas no les contarán como inscripción en esta opción de dos; si estaban cursándola por segunda vez no se las tomamos en cuenta, la pueden volver a cursar; si fue la primera vez no se las tomamos en cuenta, cuando se inscriban va a ser primera vez”.

Ladrón de Guevara dijo que se trata de una de las acciones que las autoridades de la UV tomaron para evitar la posible baja de universitarios y un posible aumento en la deserción escolar por este motivo.

En un contexto de emergencia sanitaria los alumnos se enfrentaron a problemas de adaptación de un sistema a distancia, el uso de nuevas tecnologías, el acceso a Internet y, en el peor de los casos, a problemas financieros en sus hogares, agregó.

“Esta es una modificación de una reglamentación que está en los estatutos de los alumnos y la hemos modificado para ser empáticos con los jóvenes que no pudieron, una por el tema del ancho de banda, otra por falta de herramientas tecnológicas, otra por situaciones financieras que les haya exigido ponerse a trabajar en lugar de seguir con sus clases, esa es una forma institucional para poder atender a la población que podría significar una baja significativa”.

La rectora señaló que uno de los retos de la UV es evitar la deserción escolar entre los alumnos de las diversas licenciaturas y carreras de técnico superior universitario. 

Sara Ladrón de Guevara afirmó que la UV hace todo lo posible por apoyar a sus estudiantes, por lo que en la medida en la que se detecten oportunidades para respaldar a la comunidad estudiantil y académica, se aplicarán las medidas que se consideren pertinentes.

4.-Pandemia deja oportunidad de ampliar matrícula para 2021

En medio de la pandemia por covid-19, la rectora de la UV destacó que el uso de las nuevas tecnologías abrió la posibilidad para que la institución amplíe su oferta académica a más aspirantes. 

Si bien la apertura de más espacios en las carreras que ofrece la institución no se aplicará para quienes ingresaran en el ciclo escolar que inicia en septiembre próximo, Sara Ladrón de Guevara dijo que para el 2021 sería una realidad la ampliación de la matrícula de nuevo ingreso.

“He solicitado una revisión en de nuestras capacidades para una siguiente convocatoria en que pudiésemos ofrecer un mayor número de espacios basados en las tecnologías.”

“Esta generación que inicia en septiembre del 2020 vamos a mantener los espacios que habíamos ofrecidos, vamos a ser congruentes con la convocatoria, no vamos hacer una modificación de los espacios, pero tenemos que revisar programa por programa y que las comunidades estén de acuerdo”, agregó.

La rectora destacó que la pandemia de covid-19 permitió a la comunidad universitaria, alumnos y catedráticos, aprovechar el potencial instalado de la Universidad Veracruzana, para transitar a un modelo de enseñanza-aprendizaje a través de plataformas digitales.

Las clases en línea permitió visualizar que existen carreras que pueden impartirse a distancia a través de la plataforma EminusUV, que la universidad tiene disponible desde hace 20 años.

“De pronto, esta epidemia que nos cayó como agua fría, de la noche a la mañana, nos hizo acudir a estas formas de enseñanza aprendizaje, es impresionante la cantidad de maestros que tomaron cursos para lograr las habilidades, mejorar sus capacidades en el uso de estas plataformas, es impresionante la cantidad de trabajo que ha significado y también ha sido una toma de conciencia de todos los universidades de las capacidades instaladas de la institución para ofrecer la enseñanza aprendizaje de esta tecnología”.

Sin embargo, señaló que será necesario que se realice una evaluación profunda en todas las áreas académicas para determinar en qué condiciones y sobre qué cantidad se podría ofrecer más espacios a nuevos alumnos, con base a las capacidades tecnológicas.

La rectora dijo que se debe distinguir entre programas escolares que requieren una formación práctica -como son las del área de la Salud y Artes- y otras cuyo plan de estudio es en un marco teórico, como ocurre en algunas licenciaturas del área de Humanidades.

Ladrón de Guevara insistió en que cada convocatoria que la UV emite para una nueva generación de alumnos cuenta con un proceso que busca impartir una educación de calidad a cada alumno que se sostendrá en la institución por al menos 5 años.

“Un espacio que se ofrece en una convocatoria para una licenciatura, para un TSU, para un posgrado no es un número de lista, no es un número de matrícula, es un compromiso institucional por alrededor de 5 años.”

“Por eso peleamos el tema presupuestal, porque hay un compromiso con una comunidad que ingresó, a la que le tenemos que dar una formación profesional hasta que se titule, ese es un compromiso muy fuerte, entonces no es hoy decido vamos a publicarlo, se hace de manera colegiada, revisando las capacidades instaladas”.

Versión para impresión