• Estado

Extitular de SSP ligado a desapariciones de adolescentes sigue libre

  • Carlos Caiceros
José Nabor Nava, exmando de la SSP de Javier Duarte, sigue prófugo, pero no pudo amparase contra casos de desapariciones forzadas

Xalapa, Ver.- Un estudio realizado por el Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia A.C. (IMDHD) advierte de una probable participación del exsecretario de Seguridad Pública, José Nabor Nava Holguín, en desapariciones forzadas de personas perpetradas en la región Xalapa y en la zona sur de Veracruz.

Contra el exjefe policial sigue vigente una orden de aprehensión que no ha podido ser ejecutada pese a que, durante el Gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares se llegó a ofrecer una recompensa de un millón de pesos a cambio de datos acerca de su paradero. 

Nava Holguín ha librado la cárcel a diferencia del principal jefe policiaco del gobierno de Javier Duarte, el ex titular de la SSP, Arturo Bermúdez Zurita.

El exdirector de la Fuerza Civil, Roberto González Meza y el exdirector de Prevención y Readaptación Social, José Óscar Sánchez Tirado, entre otros, también fueron sometidos a proceso por una serie de desapariciones registradas durante su paso por la Secretaría.

Al presentar el “Análisis de contexto de las desapariciones forzadas ocurridas en el marco del Operativo Blindaje Coatzacoalcos”, el Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia (IMDHD) evidenció que la SSP habría utilizado al grupo “Los Fieles” para la desaparición de personas posiblemente relacionadas con la delincuencia organizada, según información de la propia dependencia.

Por esta razón el pasado 23 de agosto el Instituto urgió a que se conforme un Grupo de Trabajo Interinstitucional para la búsqueda e investigación de las personas desaparecidas en el marco del Operativo Blindaje Coatzacoalcos (OBD), estrategia con la que habrían desaparecido al menos 35 personas en municipios de la zona sur; algunos de estos casos ya derivaron en la detención de mandos y elementos de la SSP.

Las desapariciones en la zona sur fueron documentadas desde 2019 por el IMDHD y tuvieron lugar entre el 11 y 12 de mayo de 2015.

Hay que recordar que “Los Fieles” se considera un grupo paramilitar y ya tiene abierto un proceso judicial por desapariciones forzadas que habrían cometido en Xalapa y la región, sin embargo, tanto los uniformados como los superiores implicados siguen buscando deslindarse y la mayoría consiguió llevar en libertad las acusaciones que se hicieron en su contra.

En la investigación de las desapariciones de Xalapa se habla de más de 50 casos de desapariciones forzadas, pero la Fiscalía sólo consiguió evidencia de 15, teniendo como los principales responsables a Arturo Bermúdez y José Nabor Nava Holguín.

El mismo informe del IMDHD establece que “Los Fieles” fue un grupo de élite que recibía órdenes directas de los altos mandos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, justo en el período que ambos funcionarios estaban al frente de la institución.

Como prófugo de la justica, Nabor Nava tramitó un recurso de amparo a su favor, sin embargo, la sentencia ejecutora de amparo del Juez Primero juez de Distrito fue negarle la protección contra la orden de captura que hay en su contra en el proceso penal 22/2018.

Tras el informe del Instituto se hace latente la implicación de más expolicías en las desapariciones, especialmente las que se registraron durante la implementación del Operativo Blindaje Coatzacoalcos ante la insistencia de que continúen las investigaciones.

DESAPARICIONES DE ADOLESCENTES

El juicio de amparo 912 /2019/IV-B del Juzgado Primero juez de Distrito sustentó la no protección de la justicia federal a partir de las evidencias de la posible participación de Nava Holguín en delitos y violaciones a los derechos humanos contra ciudadanos.

Esto, dado que su cargo como Subsecretario de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) tuvo conocimiento de los actos de “Los Fieles” en la región de Xalapa.

Lo anterior se complementa con los análisis de la Fiscalía General del Estado de Veracruz (FGE) de los registros telefónicos de al menos nueve personas desaparecidas.

"Donde se observa la red de vínculos de los municipios de los puntos Xalapa, Emiliano Zapata, Coatepec, Nogales y Río Blanco, teniendo como último servicio la academia de policía ubicada en 'El Lencero'".

La propia Fiscalía determinó que existe registro de al menos un evento en que la Secretaría de Seguridad Pública estaría participando en el delito de desaparición forzada en la zona.

"De ellos se obtiene que diversos servidores públicos de la Secretaría de Seguridad Pública implementaron una política para buscar y detener personas que posiblemente pudieran tener nexos con la delincuencia organizada, por lo que se les revisaba el celular y si se advertían mensajes sobre la delincuencia organizada los detenían y torturaban para obtener información", indica el amparo.

De acuerdo con el juicio de amparo radicado en el Juzgado Primero de Distrito, tras torturar e interrogar a los detenidos, los elementos de Seguridad Pública entregaban las víctimas a “Los Fieles”.

"Quienes los desaparecían sin informar a sus familiares sobre su paradero, además que entre las personas detenidas se encontraban adolescentes, pues tenían dieciséis y diecisiete años; aunado a que se ocultó o se negó la información de la privación de la libertad de dos presuntas víctimas, cuando se tenía conocimiento de ello".

Cabe agregar que el 3 de enero de 2020, E-Consulta Veracruz publicó que el grupo “Los Fieles” incurrió en la desaparición de Héctor Campos Cornelio de 16 años y Cecilia de la Cruz Luján, de 17 años, en Jilotepec, aunque se registran al menos 4 casos en total.

La detención ocurrió el 13 de junio de 2013 en una gasolinera, bajo el mando de 14 elementos de reacción, a cargo de Manuel Trujillo Rivera; posteriormente se entregó a las víctimas a las Fuerzas Especiales de las patrullas 1426, 1800 y 1408.

E-Consulta Veracruz además dejó constancia de la detención de Bibiana Hernández Moguel, igual de 17 años, el 30 de mayo de 2013 en Banderilla, en las inmediaciones del CETiS.

Los policías revisaron su celular y detectaron "información comprometedora", aunque los uniformados no enviaron a la joven a disposición de alguna autoridad competente, y no existe registro de su detención ni informe policial homologado.

Los policías torturaron a Bibiana en unos cañales de Alborada, municipio de Emiliano Zapata, en donde confesó "halconear" para el grupo delincuencial de Los Zetas; acto seguido se le entregó a “Los Fieles” para su desaparición.

Otra víctima menor de edad es Héctor Jesús Hoyos Barradas, de 16 años, detenido sobre la carretera federal Xalapa-Perote, en el municipio de Rafael Lucio.

En ese sentido, la investigación de la Fiscalía refiere que se notificó de su detención a Nabor Nava, quien ordenó que habría que ponerlo "a disposición correspondiente", es decir, entregarlo el grupo de la Fuerza Especial. 

SIN PISAR LA CÁRCEL

José Nabor Nava es de los pocos jefes policiacos al servicio del exgobernador Javier Duarte de Ochoa que no ha pisado la cárcel, a pesar de que testimonios captados por la Fiscalía General de Justicia lo relacionan con la desaparición de al menos 15 personas en la región de Xalapa.

Nava Holguín encabezó la Secretaría de Seguridad de Pública del estado de Veracruz del 22 de agosto al 30 de noviembre de 2016, y suplió en el cargo a Arturo Bermúdez Zurita, quien renunció por instrucciones de Javier Duarte de Ochoa en el ocaso de su sexenio.

El 8 de febrero de 2018, el exgobernador Miguel Ángel Yunes Linares relacionó a Nabor Nava con delitos de desaparición forzada, además, ofreció una recompensa de 1 millón de pesos por datos de su paradero.

"En relación a José Nabor Nava Holguín, quien fuera Subsecretario de Seguridad Pública en el gobierno anterior, existe también orden de aprehensión por desaparición forzada. El Gobierno del Estado de Veracruz ofrece un millón de pesos de recompensa a quien proporcione datos que nos lleven a su captura", expresó Yunes Linares en mensaje.

Pese a la orden de aprehensión en su contra, Nava Holguín ha acumulado más de dos años y medio en calidad de prófugo de la justicia de Veracruz.

De acuerdo a la Carpeta de Investigación FEADPD/ZCX/011/2017; como subsecretario habría girado instrucciones para que las dos tropas de élite de la Fuerza Civil, el Grupo de Reacción y “Los Fieles” incurrieran en acciones violatorias de los derechos humanos.

A la fecha, los implicados por este caso han conseguido seguir su proceso en libertad. El exdirector de Prevención y Reinserción Social, Óscar Sánchez Tirado, permanece interno en el reclusorio de Pacho Viejo, municipio de Coatepec, por su presunta participación en otros ilícitos.

En cambio. Roberto González Meza, exdirector de Fuerza Civil con Javier Duarte, salió libre la Nochebuena de 2019 junto con trece policías sujetos a prisión preventiva por dichas desapariciones forzadas.

En cuanto a Arturo Bermúdez Zurita, el exsecretario de Seguridad Pública recobró su libertad el 5 de diciembre de 2018, luego de que una juez de control removió la medida cautelar de prisión preventiva, que lo mantuvo privado de su libertad desde el 3 de febrero de 2017.

BLINDAJE COATZACOALCOS

El Operativo Blindaje Coatzacoalcos (OBC) lo implementó el Gobernador Javier Duarte de Ochoa como una estrategia contra los altos índices delictivos en la región sur de Veracruz.

Sin embargo, lejos de propiciar la paz elevó el número de desapariciones de personas durante 2014 y 2015. Nava Holguín habría tenido conocimiento de estos a partir de su cargo de Subsecretario de Seguridad Pública.

En un informe de 80 páginas el IMDHD advierte de posibles violaciones a los derechos humanos con el ingreso de fuerzas de seguridad en Coatzacoalcos y los municipios periféricos de Agua Dulce, Chinameca, Cosoleacaque, Ixhuatlán del Sureste, Las Choapas, Mecayapán, Minatitlán, Moloacán, Nanchital de Lázaro Cárdenas del Río y Pajapan.

Dicha estrategia fue propuesta el 26 de mayo de 2014, cuando Coatzacoalcos registró un incremento nunca visto de secuestros con 28 en 2016, a pesar de que en 2015 se habían presentado 5 y 6 en 2014; además de despojos, con un incremento de 51 en 2014 a 100.

Además solo en Coatzacoalcos se elevaron las denuncias de narcomenudeo, de 0 en 2014 a 21 en 2015 y a 18 en 2016. Después fueron 48, en 2017.

Lo anterior, a pesar de un incremento en la presencia de los policías: 535 nuevos elementos de la Policía Estatal, 325 de la Secretaría de la Defensa Nacional; 100 de la Marina y 100 de la Secretaría de Seguridad Pública y 10 de la Policía Federal.

El Blindaje Coatzacoalcos incluyó, entre otras acciones, cercos de seguridad en la ciudad y municipios aledaños; refuerzo de la vigilancia a plazas comerciales y zona centro; patrullajes aéreos; patrullajes permanentes; puestos de revisión móviles y fijos; revisión a vehículos; detección de taxis piratas; retiro de polarizado en vehículos; contratación de más personal para atender el 066 y 089, números de denuncia ciudadana y emergencia; supervisión de centros nocturnos; mantenimiento de red de cámaras de videovigilancia y supervisión de talleres mecánicos y deshuesaderos.

Cabe destacar que durante la presencia de la SSP, la Fuerza Civil, la Policía Naval y los Militares, el viernes 25 de septiembre el municipio de Coatzacoalcos registró decenas de desapariciones forzadas.

"De acuerdo con medios locales, al menos 30 jóvenes fueron desaparecidos en esta fecha, de los cuales el IMDHD logró conocer la identidad de 11 basado en los expedientes de investigación, aunque existe la posibilidad que de los restantes no se haya presentado la denuncia correspondiente por parte de los familiares. Estas desapariciones ocurrieron en las colonias Prócoro Alor, Santa Isabel y Petroleros de Coatzacoalcos; cuatro de los jóvenes fueron vistos por última vez al ser detenidos en un puesto de seguridad cerca del Instituto Tecnológico de Coatzacoalcos".

Estos casos de desapariciones provocaron que en marzo de 2019 la Fiscalía General del Estado (FGE) detuviera a cuatro policías acusados de desaparición forzada en Coatzacoalcos por los casos de cuatro jóvenes, entre ellos, el hijo de la líder del Colectivo Madres en Búsqueda Coatzacoalcos, Belén González.

Los detenidos fueron Pedro Israel López Gómez, alias "comandante Drako", exdelegado de la SSP en Coatzacoalcos, capturado en Cardel, así como José Armando de la O Palacios, alias "Comandante Pantros", exdelegado de la SSP en Córdoba.

Se procedió en contra de Juan Humberto Herrera Barrera y Mucio Pérez Pérez, ambos policías rasos, quienes siguen sin recibir una sentencia.

Versión para impresión