• Veracruz

En pandemia, Matilde recoge basura a cambio de 60 pesos

  • Inés Tabal G.
El covid también redujo los ingresos de recolectores de basura como Matilde, quien arriesga su vida en busca de plásticos y cartón desechado

Veracruz, Ver.- "Me he encontrado cubrebocas en la basura y guantes tirados", relata Matilde mientras arrastra su `diablito de carga´ que se encuentra repleto de cartón y demás artículos que recogió de la basura y que más tarde llevará a vender para obtener algo de dinero.

Desde hace 10 años Matilde sale a las cinco de la mañana de su casa en el fraccionamiento Las Amapolas, camina más de cuatro kilómetros desde el mercado Malibrán hasta llegar al centro de la ciudad de Veracruz, recolectando cartón, botellas y todo lo que le genere un ingreso para poder tener algo de comer.

La mujer de 67 años de edad, porta un cubrebocas azul que ella misma fabricó con tela que le fue donada por la iglesia donde asiste a misa.

Para protegerse de las inclemencias del tiempo lleva una gorra, camisa de manga larga y tenis cómodos, es así como sale todos los días a trabajar.

Admite que el trabajo de la pepena es muy agotador, pero ahora a causa de la llegada del covid-19, el oficio se volvió riesgoso, ya que se ha encontrado diversos desechos como cubrebocas y guantes tirados, sin las medidas adecuadas en los lugares donde usualmente recolecta el material de reciclaje.

"Donde quiera que andes caminando te encuentras guantes tirados. En las noticias sale que deben tirarlos envueltos en bolsas y señalados, pero nadie hace caso, los tiran así nada más", lamentó Matilde.

PANDEMIA REDUJO INGRESOS DE RECOLECTORES DE BASURA

Matilde comenta que cuando recién inició la pandemia por el covid-19 era una de las tantas personas que se negaba a creer de la existencia del virus, por lo que se reusaba a usar el cubrebocas, después de que sus hijas y nietos le advirtieran el peligro que corría decidió dejar de trabajar unos meses. 

Con el apoyo de su familia logró permanecer cuatro meses en cuarentena, pero dice que la necesidad y el estrés la hicieron salir nuevamente a las calles, pese al peligro que su trabajo representa y a los nulos ingresos que gana al día en la pepena.

Son alrededor de 60 pesos los que se lleva al diario recogiendo cartón y botellas de plástico, hasta antes de la pandemia lograba sacar 250 pesos.

Pero con el cierre de algunos negocios donde le daban material reciclado, sus ganancias bajaron, ahora solo sobrevive con 60 pesos al día, afirmó.

Aunado a esto, por su edad ella es parte de uno de los sectores con más riesgo a padecer el covid, aunque dice que sí le da miedo llegar a contraer la enfermedad, también asegura que no duraría otro mes sin trabajar. 

RESIDUOS BIOLÓGICOS INFECCIOSOS PONEN EN RIESGO A PEPENADORES

Con el aumento de los casos de covid en el municipio de Veracruz, con 29 mil 724 positivos y 3 mil 887 defunciones, también incrementaron en la entidad los residuos biológicos infecciosos, que se generan no solo en los hospitales, sino en las calles y casas de los jarochos. 

La falta de conciencia de las personas al tirar sus residuos biológicos al aíre libre pone en riesgo no solo a las personas que viven de la basura, sino también al resto de los ciudadanos que transitan por las vialidades, aseguró Jefe de Inspección y Vigilancia de la Procuraduría de Medio Ambiente (PMA), Gaspar Monteagudo Hernández.

"Las personas que van a pepenar nuestra basura abren las bolsas y no saben qué es lo que están encontrando y en esa bolsa esta el cubrebocas lo agarra y ya se contaminó", mencionó Gaspar Monteagudo. 

La mayoría de las personas que recolectan basura pertenecen al sector con más vulnerabilidad y pobreza económica, según el Instituto Nacional de Ecología. 

Personas como Matilde que se encuentran con un nulo apoyo por parte del Gobierno y que tiene que salir todos los días a trabajar, exponiendo su vida para poder tener un poco de ingresos económicos.

Versión para impresión