• Estado

Cecilia, vendedora de artesanías patrias sin “Grito de Independencia”

  • Isabel Ortega
Vende banderas, matracas y cornetas desde haces 30 años en Xalapa; ventas se complicaron sin festividades patrias a causa del covid

Xalapa, Ver.- Originaria del Estado de México, Cecilia Santos viaja cada año a Veracruz para instalar un pequeño puesto sobre la calle Enríquez, en el centro histórico de Xalapa, donde ofrece banderas, trajes típicos, sombreros, matracas, guitarras y cornetas tricolores.

La artesana mantiene un legado familiar: desde hace tres décadas sus padres, hermanos y sobrinos se dedican a la confección y venta de banderines, trajes típicos y artículos con motivos patrios. El mes patrio solía ser, hasta este año, su oportunidad para sostener este negocio. 

Pequeña, de complexión robusta y tez morena doña Cecilia espera a sus clientes acomodada en una pequeña silla plegable. Por momentos olvida las medidas sanitarias y se retira el cubrebocas para comer una gelatina.

La pandemia por el virus Sars CoV-2 y el aislamiento social ha desplomado sus ganancias, incluso, la producción anual se frenó hace un par de meses, ante la incertidumbre sobre la celebración de la Independencia, el regreso a clases, y el desfile cívico militar, que es su mejor época de venta.

Este lunes 14 de septiembre ha sido el mejor día en ventas, cuenta, pues el fin de semana el movimiento en el primer cuadro de la ciudad fue nulo, y aunque la gente se acercaba a preguntar por los precios de los artículos a la venta, pocos se animaban a comprar.

El pequeño puesto ambulante, ubicado en la salida del Pasaje Tanos, cuenta con una gran afluencia, pues la zona es paradero del servicio de transporte público, sin embargo, en esta ocasión la ubicación no ha sido factor para que la vendedora mejore sus ingresos.

“Este año ha estado muy tranquilo, ahorita el periodo de ventas lo recortaron a la mitad con todo esto que esta pasando (la pandemia). Se ve desaliento en la gente que no hay grito y que no hay escuelas, todo eso está perjudicando”.

Doña Cecilia menciona que en el pasado los festejos escolares también les dejaban un buen ingreso, muchos padres de familia acudían de último momento al primer cuadro de la ciudad en búsqueda de los trajes típicos o vestimenta de la época de independencia, o por algún motivo tricolor.

Como este 2021 la celebración se limitó a una transmisión virtual, en algunos casos, y la principal recomendación de los maestros fue no gastar y usar algún motivo o ropa tricolor del año pasado, la demanda de trajes tricolores es mínima. 

La vendedora explica que este año se bajaron los precios de los productos, ofrecen banderas desde 30 o 40 pesos, hasta cosas más elaboradas por 100 y hasta 250 pesos, “la gente se lleva en promedio dos o tres artículos, y dependiendo la economía, por lo regular compran cosas de 10 o 15 pesos”, cuenta a E-Consulta.

A diferencia del 2019, el puesto de doña Cecilia es el único con motivos patrios en varias cuadras del centro. La entrevistada atribuye el hecho a que el municipio se puso más exigente con los ambulantes a quienes les piden reducir el tiempo en la calle y cumplir con las medidas sanitarias para reducir el contagio del virus Sars CoV-2.

Este año, explica, recortaron el periodo de ventas para quienes ofrecen artículos con motivos patrios. El permiso municipal se daba desde el 01 de septiembre hasta el último día del mes. Este año sólo les autorizaron 15 días, por lo que el 20 tendrá que regresar a su estado natal, si los inspectores la encuentran en las inmediaciones del pasaje Tanos, podría ser multada.

“Yo estoy registrada como artesana, pago impuestos, mi producto está reconocido y cumplo con las normas. Elaboramos las banderas, hacemos la ropa, los banderines para escritorio, cofre, toda la figura para carro, moños y collares”.

A pesar de que el área de venta es privada la Dirección de Comercio del Ayuntamiento de Xalapa ha enviado a inspectores con la intención de retirarlos a pesar de que cumplieron con el pago, “no sé si está en su facultad o si se andan excediendo”. 

La entrevistada lamenta la cancelación del Grito de Independencia y el desfile cívico del 16 de septiembre, los dos días son los más importantes de venta, pero este año por determinación de las autoridades el centro estará cerrado, por lo que sus expectativas de comercializar sus productos son bajas.

Versión para impresión