• Nación

Alerta en Yucatán y Quintana Roo por casos de lepra

  • La Silla Rota
México suma 89 casos de esta enfermedad en lo que va del 2020; cinco casos recientes se presentaron en el sureste del país

En los últimos días se han registrado cinco casos de lepra en el sureste de México; según con el reporte más reciente del Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica (Sinave) dos casos se encuentran en Quintana Roo y tres en Yucatán. Las autoridades sanitarias indicaron que están al pendiente de que surjan nuevos casos debido a su forma de propagación.

Tras la noticia del brote en la península de Yucatán, el Sinave señaló que en lo que va de 2020 se han registrado 89 casos de lepra en México.

Los estados más afectados en lo que va del año son Sinaloa se han reportado 32 casos de lepra, 15 hombre y 17 mujeres; le sigue Michoacán con 15, 8 hombre y 7 mujeres; Jalisco con 6, 5 hombres y una mujer, y Nayarit con 5, un hombre y 4 mujeres.

Mientras que los estados con cuatro enfermos de lepra son Chiapas y Nuevo León, los que tienen entre 1 y 3 son el Estado de México, Morelos, Oaxaca, Aguascalientes, Baja California, Coahuila, Guanajuato, Quintana Roo, Tamaulipas, Colima, Guerrero, Yucatán.

Según el reporte epidemiológico, hasta finales de septiembre se mantuvieron los estados sin casos de lepra son Baja California Sur, Chihuahua, Ciudad de México, Durango, Hidalgo, Puebla, Querétaro, San Luis Potosí, Sonora, Tlaxcala, Veracruz y Zacatecas.

A pesar de que México ha logrado desde 1994, la eliminación de la lepra como un problema de salud pública, al registrar una prevalencia de menos de un caso por 10,000 habitantes, como lo establece la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Secretaría de Salud fortalece las acciones a fin de lograr su control definitivo.

¿QUÉ ES LA LEPRA?

De acuerdo con la OMS, la lepra es una enfermedad infecciosa crónica causada por Mycobacterium leprae, que afecta la piel, los nervios periféricos, la mucosa de las vías respiratorias altas y los ojos. Pese a ser una enfermedad muy contagiosa es altamente tratable y curable si se trata en las primeras etapas de la enfermedad.

La localización más frecuente es en cara, tronco y extremidades. Puede haber infiltración difusa generalizada o zonas con trastornos de la sensibilidad sin lesión dermatológica. El período de incubación puede variar de uno hasta 20 años.

La lepra se clasifica en dos tipos polares: lepra lepromatosa y lepra tuberculoide, así como dos grupos de casos (indeterminados y dimorfos). En general, tiende a afectar ojos, piel y nervios periféricos.

La dependencia de salud establece que se trata de una enfermedad crónica que tiene cura a base de un tratamiento médico a base de antibióticos para eliminar la sintomatología que se caracteriza principalmente por lesiones o de color rojizo en la piel, así como el entumecimiento que se puede generar en los pies y manos.

De hecho, es una enfermedad que ha disminuido su frecuencia en México, debido a las diversas acciones realizadas durante décadas para combatirla. En 2018 se tuvo un registro de 388 pacientes; de ellos, 102 fueron nuevos, el resto se encuentra en tratamiento médico.

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS DE LA LEPRA?

Lesiones cutáneas que son más claras que el color normal de la piel
Lesiones que presentan disminución de la sensibilidad al tacto, al calor o al dolor
Lesiones que no sanan después de algunas semanas o meses
Debilidad muscular
Entumecimiento o ausencia de sensibilidad en manos, brazos, pies y piernas
Los medicamentos que se utilizan para tratar la enfermedad son: dapsona, rifampicina y la clofazimina, los cuales son gratuitos y se cuenta con abasto suficiente en México.

Las personas que sufren de este último tipo presentan alopecia de cejas y pestañas, además de un cambio en la esclerótica (parte blanca del ojo), la cual toma una tonalidad azulada. Además, si no son atendidas de manera oportuna pueden presentar deformidades en la nariz (catalejo) y extremidades.

Versión para impresión