• Nación

Bebé "vuelve a la vida"; médicos dicen que es un “milagro”, en Puebla

  • Redacción
El padre se percató de que su bebé respiraba cuando fue a reconocerlo para tramitar el acta de defunción

PUEBLA.- Un bebé fue dado por muerto en el Hospital General de Zona (HGZ) No. 20, IMSS La Margarita, tres horas después de que naciera de forma prematura con apenas cinco meses de gestación.

A las 9 horas del miércoles, a cuatro horas y media del nacimiento, el padre del bebé fue al área de mortuorio del IMSS para identificar el cuerpecito y que pudieran entregárselo; ahí fue cuando se percató de que estaba respirando.

“Me dijeron que nació muerto y me solicitaron tramitar el Acta de Defunción. Fui al área de mortuorio y cuando entramos el señor que estaba ahí destapó el cuerpo para que pudiéramos reconocerlo, y nos dimos cuenta de que estaba vivo”, dijo en entrevista con una televisora local.

La madre del recién nacido acudió al hospital y como presentaba problemas de hipertensión le indujeron el parto ya que, dijeron los médicos, el bebé podría presentar problemas si seguía el embarazo.

Decidieron seguir las recomendaciones médicas, pero al ver que su bebé respiraba en el área de mortuorio preguntó qué había pasado y sólo le contestaron los doctores que se trató de un milagro, que “revivió por obra de Dios, y una doctora dijo que uno de los órganos del sistema digestivo se estaban componiendo y le dio un toque al corazón para que empezara a latir”.

Médicos y trabajadoras sociales del Seguro Social sacaron al bebé del área de mortuorio, lo tendrán bajo observación y mantendrán comunicación de manera oportuna sobre su estado de salud.

Al respecto, el IMSS informó que el 21 de octubre, en la madrugada, atendió un parto prematuro del cual nació un bebé de 23 semanas de gestación al que se le aplicaron los protocolos del recién nacido prematuro extremo, pero no presentó signos vitales, por lo que se certificó el fallecimiento.

En un comunicado señala que el bebé fue trasladado al área de mortuorio y al entregar el cuerpo al familiar se percataron de que estaba vivo, por lo que “recibió atención médica de soporte, y fue trasladado a la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales del HGZ No. 20 (…) lamentablemente su pronóstico de vida es reservado.”

El IMSS se comprometió a brindar la atención necesaria al recién nacido y a mantener informados a los padres sobre su evolución, así como a investigar el caso conforme al reglamento institucional.

Versión para impresión