• Estado

Esaú tiene 7 y lucha contra el cáncer con ayuda de sus amigos

  • Víctor Toriz
Pese a ser desahuciado hace un año, el niño de Vega de Alatorre mantiene la lucha contra el cáncer; amigos realizan colecta para ayudarlo

Esaú Rodiz Lara fue desahuciado a los 6 años por médicos que lo atendían en el Hospital Regional de Veracruz, sin embargo, de eso pasó un año y continúa en la lucha contra el cáncer.

El menor requiere 50 mil pesos para continuar un mejor tratamiento en una clínica de la Ciudad de México, contra la leucemia linfoblástica aguda que le fue diagnosticada.

El dinero es difícil de reunir para sus padres dedicados a la pesca, quienes habitan en la localidad de Las Higueras, en el municipio de Vega de Alatorre, a unos 120 kilómetros del puerto de Veracruz.

Sin embargo, amigos y familiares suyos emprendieron una campaña para recaudar fondos que sirven para costear los gastos médicos y de traslado que necesita para atender su enfermedad.

 

 

Vanessa, amiga de sus padres y quien participa en la recaudación de fondos, detalló que un grupo de personas, originarias de Vega de Alatorre, se dio a la tarea de reunir todos los días tapa roscas de botellas de refrescos que son vendidas a empresas recicladoras.

Esta actividad se realiza de manera diaria en el municipio donde tiene su residencia Esaú, para este fin de semana la campaña de ayuda llegó a la ciudad de Veracruz, en donde fue instalado un centro de acopio en el Tranvía del Recuerdo.

 

 

"Ya lleva varias operaciones y fue desahuciado por los médicos de Veracruz hace un año, pero ya lo vemos que el sigue luchando, que ya superó el tiempo que le habían pronosticado de vida", declaró Vanesa.

 

 

El niño es descrito como un guerrero ya que tiene conciencia de lo grave de su enfermedad, pero la afronta siempre con buen ánimo, alegre al ver a las personas que lo ayudan, afirmó Vanesa.

"Está aferrado a vivir y sus papás quieren hacer el máximo esfuerzo, en el hospital de Vega de Alatorre ya no lo quieren atender y necesita ir a la Ciudad de México, pero no cuenta con el dinero, estamos pidiendo a la gente que aporte para que el reciba la atención y tenga la oportunidad de vivir", dijo.

Los amigos de Esaú piden a la población apoyar a la causa, donando las tapas de botellas de refrescos o agua que consumen diariamente; otras formas de apoyar es ayudar a contactar con alguna empresa que compre el material de reciclaje a un buen costo.

Actualmente, el kilogramo de las tapas de refresco es vendido en 2.5 pesos, lo que hace complicado llegar a la meta en un periodo corto, por lo que se necesita de la mayor aportación posible de la población, para alcanzar la meta.

 

Sociedad Civil se vuelca para ayudar a niños con cáncer

Entre agosto y los primeros días de octubre, padres de niños enfermos con cáncer, pacientes y personal médico denunció el desabasto de algunos medicamentos oncológicos en hospitales de la Secretaría de Salud de Veracruz.

La situación generó el atraso en el tratamiento de algunos pacientes que, por las condiciones de su enfermedad, no pudieron suplir los tratamientos, como se pudo hacer en otros casos.

El problema fue reconocido por el titular de la dependencia, Roberto Ramos Alor, quien argumentó que se trataba de un problema de carácter internacional, causado por el desabasto reportado por empresas farmacéuticas.

Fue para el 12 de octubre que autoridades del Gobierno del Estado anunciaron que el problema había quedado resuelto, con la adquisición y distribución de los medicamentos faltantes.

Debido a todo lo anterior algunos veracruzanos se unieron para realizar una colecta y así poder ayudar en la compra de medicamentos, lo recolectado fue donado a la Secretaría de Salud del Estado y así poder adquirir los insumos.

El 7 de octubre, luego de un llamado público que hizo el oncólogo pediatra, Sergio Miguel Gómez Dorantes para ayudar a resolver el desabasto, la asociación Nariz Roja A.C. anunció la entrega de más de 500 mil pesos en medicamento para el cáncer infantil.

La compra de las medicinas se logró luego de la colecta realizada en la que participaron médicos y empresarios veracruzanos. El monto total recaudado fue de 539 mil 669 pesos, el cual se utilizó para comprar las medicinas faltantes, y dotar de tratamientos para que los pacientes del Hospital Infantil de Veracruz no tengan problemas por falta del medicamento.

El caso del niño Esaú Rodiz Lara, de 7 años, es similar, ya que amigos y familiares se han sumado para ayudarlo a reunir los fondos que le permitan continuar con el tratamiento que solo en la Ciudad de México le pueden ofrecer.

Versión para impresión