• Municipios

Flor de cempaxúchitl, esperanza de comerciantes en Coatza

  • Fluvio Cesar Martínez
Quienes llegaron este martes a Coatzacoalcos tuvieron que reducir 50% el precio de los ramos de la flor de cempaxúchitl

Coatzacoalcos, Ver.- En un automóvil tipo Tsuru modelo 98, que convirtió en camioneta, Ascensión Vallejos Domínguez llegó a Coatzacoalcos desde el estado de Puebla en compañía de su esposa, con la esperanza de comercializar entre los porteños algunos ramos de flores de cempaxúchitl y mano de león, en vísperas del Día de Muertos.

Proveniente de una familia dedicada a la agricultura, lleva casi 50 años sembrando y vendiendo flores que cosecha en su natal San Salvador Huixcolotla. Este 2020 sin duda es diferente, y sobre todo complicado para el comerciante.

“Yo siembro y vendo flores desde que tengo conciencia, porque mis papás se dedicaban a esto y cuando murieron me heredaron el trabajo y pues aquí seguimos, hay años buenos y malos en este negocio, aunque ahora si esta más difícil la cosa joven”, afirma el comerciante de 58 años.

Se estacionó sobre la avenida Miguel Hidalgo, cerca del Panteón Antiguo Municipal que ya se encuentra cerrado por disposición de las autoridades.

“Venimos a ver si nos dan permiso de vender y si no pues este poquito y nos vamos, sembramos mucho pero como no se venden vamos a sacar como tres cuartos de lo que sacamos cada año”, indicó.

Sembraron menos de lo acostumbrado y bajaron sus precios 50%

Con manchas amarillas y de tierra por cortar y armar los ramos de flores, Ascensión cuenta que decidió sembrar menos del 75 por ciento de lo que normalmente plantaban en su terreno de casi dos hectáreas.

“Ahorita le pensamos al sembrar, pero no podíamos quedarnos sin sacar nada, porque es una tradición que año con año hacemos y nos ayuda para cerrar el año con alguna ganancia, por eso aunque poquito cortamos pero vendemos algo”, explicó.

Ante el cierre de los panteones municipales como medida preventiva en medio de la pandemia del covid-19, decidió bajar el precio de los ramos casi un 50 por ciento, y de esta manera recuperar su inversión y obtener una ganancia mínima.

Por ello cubrió con un toldo sus productos naturales y comenzó a gritar a las personas que pasan pro la avenida, promocionando sus rebajas.

“Mira el que costaba como 100 u 80 pesos que es el ramo grande de cempaxúchitl, lo bajamos en 50 o hasta 40 pesos con tal de que nos compren, y los ramos que costaban 40 lo bajamos en 20 pesos, y aun así no hay venta”, lamentó.

Llegan primeros clientes que colocarán sus ofrendas

“Pásele señora, señor, mire están mas baratos que otros años, 50 y 20 pesitos los ramos de cempaxúchitl y mano de león”, es el grito que se escucha a varios metros de distancia.

Y al parecer ha funcionado a nuestro vendedor, ya que después del mediodía comenzaron a acercarse los primeros clientes, en su mayoría mujeres que dedicarán ofrendas a sus fieles difuntos.

“El precio esta excelente porque si te vas al panteón te quiere pedir por el ramo 35 pesos y ellos lo dan en 20 pesos, mira como esta esto con la pandemia, pero vamos a poner altares en nuestras casas y buscamos lo mas económico”, manifestó doña Juanita que a prisa trataba de seleccionar los mejores ramos, pues se llevó 4 de 50 pesos.

Sin duda el color amarillo resalta entre el pavimento combinado con el olor tan peculiar que emanan de las flores, y que atraen a las personas. Por cada hora que pasa, llegan más clientes.

“Los que ponen altares hoy en la tarde dedicado a los que fallecen en un accidente, son los que salen a comprar en la tardecita hoy para mañana que es 28, ellos son los que les van a poner flores y ellos nos ayudarán a vender algo”, dice con una sonrisa Ascensión.

Debido a que la dirección de Comercio municipal, indicó que no habrá permisos de venta para comerciantes foráneos, lo cual le fue notificado al comerciante, solo podrán comercializar sus flores por un día en Coatzacoalcos y después tendrá que levantar su puesto y continuar manejando su Tsuru en busca de otro municipio veracruzano que le permita ganar unos pesos para su familia.

Versión para impresión