• Veracruz

Estadio “Pirata” Fuente, 7 años de lucro con inmueble estatal

  • Víctor Toriz
Gobierno del Estado recuperó el inmueble este 19 de noviembre, tras la desafiliación de los Tiburones Rojos de la Liga MX

Veracruz, Ver.- En los últimos siete años, el estadio de futbol Luis “Pirata” Fuente, ubicado en el municipio de Boca del Río, se utilizó sin cubrir ningún tipo de pago al Gobierno del Estado, pese a que el inmueble fue utilizado para actividades con fine de lucro y beneficio político.

Los ingresos que se obtuvieron por la venta de las entradas de eventos masivos como conciertos y los partidos del Club Tiburones Rojos del Veracruz entre el 2014 y el 2020, se manejaron de manera discrecional por la directiva del equipo de futbol, encabezada por el empresario orizabeño, Fidel Kuri Grajales.

Incluidos los recursos que recientemente se obtuvieron con la venta de boletos para el partido de futbol que planeaba disputar el Club Atlético de Veracruz, de la Liga Balompié Mexicano, en el estadio que ocupa desde que inició el torneo en octubre pasado, con permiso de Kuri Grajales.

Del mismo modo, no hubo claridad sobre el uso que se dio al estadio de fútbol, entregado en comodato por el Gobierno del Estado, para eventos políticos en el que destaca el cierre de la campaña de Andrés Manuel López Obrador en Veracruz en las elecciones del 2018.

Dichos recursos ingresaron íntegros para cubrir los gastos de mantenimiento del estadio localizado en el fraccionamiento Jardines de Virginia, sin embargo, la Dirección General de Patrimonio del Estado confirmó que la estructura del inmueble presentaba daños graves que hacen suponer que no se cumplió con el mantenimiento del lugar.

Lo anterior, luego de que la dependencia tomó posesión del inmueble la mañana de este 19 de noviembre del 2020, utilizando la fuerza pública ante la negativa de empleados del Club para permitir el acceso.

Aunado a lo anterior, durante el tiempo que el estadio Luis “Pirata” Fuente se utilizó por el Club Tiburones Rojos de Veracruz, equipo desafiliado de la Liga Mexicana de Futbol, la directiva fue señalada de incumplir con el pago de impuestos municipales en diversas ocasiones.

En el 2017, el entonces presidente municipal de Boca del Río, Miguel Ángel Yunes Márquez, afirmó que el dueño de la directiva del equipo Tiburones Rojos del Veracruz mantenía adeudos pendientes por el pago de impuesto predial y servicios con el Ayuntamiento.

El edil afirmó que el priista Fidel Kuri Grajales recibía 100 millones de pesos por parte del Gobierno de Javier Duarte de Ochoa para realizar el pago de tales obligaciones, pero con el cambio de administración estatal había dejado de percibir los recursos que se otorgaba indebidamente.

“Nosotros (ayuntamiento) nos hacemos cargo de Tránsito, de la basura, del alumbrado, de todo, de las calles, de la seguridad, y el señor tiene el estadio gratis, nadie le cobra, entonces ¿Por qué le vamos a estar regalando todo?”, dijo Yunes Márquez en aquel momento.

Favoreció Duarte con comodato

Con el ascenso del Club Tiburones Rojos de Veracruz a primera división en el 2013, el entonces gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, hoy preso en el Reclusorio Norte de la Ciudad de México con una sentencia de 9 años, entregó en comodato el estadio Luis “Pirata” Fuente.

El contrato de comodato fue firmado por el entonces presidente del Club, Fidel Kuri Mustieles, hijo del dueño del equipo Fidel Kuri Grajales.

En el documento se incluye el uso de las instalaciones para entrenar ubicadas en el Centro de Alto Rendimiento (CAR) construidas con recursos de los Juegos Centroamericanos y del Caribe Veracruz 2014, además del usufructo del nombre, escudo, logotipo y marca comercial.

La única obligación que tenía la directiva del equipo de fútbol era mantenerse al corriente de los gastos operativos del inmueble, del que perderían los derechos en caso de que el equipo descendiera, regresando todo a su dueño sin un procedimiento legal de por medio.

El documento, aunque firmado en el 2013, se formalizó hasta el 2015, cuando se hizo su publicación en la Gaceta Oficial del Estado, con las condiciones antes descritas.

“El inmueble será restituido a ‘El Comodante’ (el Gobierno estatal), sin necesidad de que medie requerimiento judicial o de cualquier otro tipo. La rescisión por incumplimiento operará de pleno derecho”, detalla el documento.

Uso político y comercial

Además de los eventos deportivos y conciertos, el estadio Luis “Pirata” Fuente fue utilizado para beneficio político del dueño del Club Tiburones Rojos del Veracruz, ya que durante el tiempo que mantuvo su administración se utilizó para eventos políticos.

Era común ver a políticos del PRI que buscaban algún cargo de elección popular durante los partidos de la Liga MX en el palco de Kuri Grajales, quien fue diputado federal por el PRI entre el 2015 y el 2017. Él mismo utilizó el nombre, escudo e imagen del equipo para su campaña como alcalde de Veracruz por el PRI en el 2017.

Uno de los casos más relevantes, ocurrió cuando el orizabeño prestó el estadio para el cierre de la campaña electoral de Andrés Manuel López Obrador rumbo a la presidencia de la República, con Cuitláhuac García Jiménez, entonces candidato a la gubernatura.

Lo anterior sirvió para que Fidel Kuri gestionara la permanencia del comodato por casi un año, después de la desafiliación del equipo. Incluso para que en los últimos meses concediera permiso al Club Atlético de Veracruz, de la Liga Balompié Mexicano, para que utilizara el inmueble como sede de sus partidos locales.

Sin embargo, este 19 de noviembre el estadio Luis “Pirata” Fuente fue recuperado por el Gobierno del Estado, que entregó la notificación a través de la Dirección de Patrimonio del Estado y con ayuda de la fuerza pública, ante la negativa de entregar las instalaciones.

Versión para impresión