• Veracruz

Tras violación de joven en Lomas 4, vecinos exigen seguridad

  • Víctor Toriz
Habitantes temen luego de que la inseguridad se incrementará en su colonia durante los últimos meses

Veracruz, Ver.- Después de que una joven fue víctima de violación sexual en el fraccionamiento Lomas de Río Medio IV, ubicado en la zona norte de la ciudad de Veracruz, vecinos de la zona alertaron que la inseguridad incrementó en el lugar en los últimos meses.

María Concepción Calderón, quien tiene su domicilio a unos metros de donde se reportó la agresión en contra de la joven el pasado 27 de noviembre, afirmó que son constantes los casos de asaltos a mano armada durante las noches.

“Estamos en peligro todas las mujeres. Hay mucha inseguridad y falta iluminación. Las lámparas las vienen a arreglar muy seguido, pero no sé qué tanta calidad tengan porque muy seguido se descomponen”, comentó María Concepción Calderón.

El problema, afirmó, es la falta de alumbrado público que de manera constante presenta fallas, varios terrenos baldíos y la falta de patrullaje periódico por la Policía Municipal, Estatal o Naval.

El viernes 27 de noviembre una joven de 25 años caminaba sobre la avenida Río Guadalquivir hacia la calle Río Sella, al alcanzar un tramo donde se ubica un terreno baldío fue atacada por un hombre que la arrastró a una casa desocupada en la misma zona.

El ataque ocurrió cerca de la media noche, cuando se dirigía a su casa después de trabajar. Después de ser abusada salió de la vivienda para pedir auxilio a sus familiares.

La zona donde se menciona que ocurrieron los hechos se encuentran completamente a oscuras, el sistema de alumbrado público presenta fallas a pesar de que río Gudalquivir es una de las principales avenidas del fraccionamiento.

En un recorrido que E-Consulta realizó en la zona tanto de día como de noche, se constató que casi en 500 metros no existen lámparas del alumbrado público encendidas.

Las personas deben caminar ese tramo alumbran su camino solo con los faros de los automóviles y los focos encendidos en algunas casas. En el lugar existen varios terrenos baldíos con el pasto por arriba de un metro.

“Ahorita es el primer caso que nos enteramos de una joven violada, pero el lugar es peligroso porque hay asaltos constantes, por eso nosotros vivimos encerrados”, dijo Luis López, un vecino de la zona.

Luis mantiene su vivienda cercada con protecciones de herrería, cuando se le pregunta identifica al menos tres terrenos baldíos en menos de una cuadra, además del camellón central en donde el pasto creció tanto que asegura sirve para que los ladrones puedan esconderse.

Luego de los hechos ocurridos, los vecinos piden que se realicen los trabajos de reparación en el alumbrado público, además de mejorar el patrullaje de las corporaciones policiacas.

Versión para impresión