• Estado

Con poco dinero, doña Diana tendrá que 'achicar' su cena navideña

  • Inés Tabal G.
De los casi 2 mil pesos que gastaba en la compra de los ingredientes básicos para la cena de Navidad, ahora Diana tendrá que reducirlos


Veracruz, Ver.- Como cada año, doña Diana es la encargada de realizar la cena navideña para su familia, pero este será uno diferente para ellos, ya que debido a la pandemia del covid y al súbito aumento de precios de algunos productos de la canasta básica tendrá que ajustarse al presupuesto con el que ahora cuenta.


De los casi 2 mil pesos que se gastaba en la compra de los ingredientes básicos como el pavo, condimentos, frutas, verduras y demás especias, ahora tendrá que reducirlos a más de la mitad para una cena familiar de cinco personas.


“Voy a hacer, aunque sea una pequeña cena, ya no podré comprar todo lo que utilizo, en cuanto al costo y peso del pavo, ahora lo tendré que comprar un poco más chico y todos los ingredientes igual, no será una cena tan ostentosa, será más bien sencilla”, contó.


El ingreso que hasta antes de la pandemia tenía se redujo, ya que su hijo fue despedido de su trabajo por causa del paro de actividades. Él era la segunda entrada de dinero con el que Diana contaba, ahora solo sobrevive gracias a la pensión de su esposo. 


Otro de los factores que también complican su situación es el aumento de los productos de la canasta básica, como el frijol, arroz, ajo, cebolla y el gas.


“He visto reducido mi gasto porque todo está por las nubes y yo soy una persona que soy pensionada y en realidad no me alcanza”, dijo.


Crisis del covid afecta a locatarios de mercados en Veracruz; esperan repunte en venta para navidad
Son casi 10 meses en los que los locatarios de los mercados del municipio veracruzano llevan resistiendo a las bajas ventas por causa de la crisis económica que trajo la pandemia. Con una baja del 50 por ciento, muchos de ellos aún siguen sufriendo las consecuencias en sus ganancias.


“Estuvieron cerrados muchos negocios, mucha gente no tenía dinero, no trabajaba, se cortaron las ventas y todo, pero pues esperemos que ya haya repunte”, dice Esperanza Mora, comerciante.


Esperanza lleva 20 años vendiendo pollos dentro del Mercado Hidalgo y asegura que por causa del paro de actividades tuvo que reducir sus horas de trabajo, puesto que la gente ya no compraba como antes.


Muchas de las amas de casa que llegaban a comprar a su local solo se llevaban la mitad de lo que antes adquirían, de igual manera dice que el precio del pollo fue otro factor que contribuyó a que las ventas bajaran, ya que a principios del año el kilo subió más de cuatro pesos.


“El problema de la pandemia, la gente que se quedó sin trabajo, aunque quieran comprar, pero no tienen dinero, nosotros estamos aquí con la esperanza que haya algo de venta en estos días, pero por lo pronto no se ve”, comentó Valentín, comerciante.


De igual manera, las ventas de frutas para el tradicional ponche navideño se encuentran bajas, puesto que en años anteriores ya comenzaban a registrar la compra de diversas frutas para esta bebida como el tejocote, la piña, manzana, entre otras.


“A estas alturas solo he vendido tres cajas de tejocote, que traen un promedio de ocho a 10 kilos y en otros años en estas fechas llevaba 10 cajas o más, porque mucha gente se prepara para hacer su ponche para celebrar, pero desgraciadamente con esta situación ya no”, lamentó Valentín.


También comentó que debido a la suspensión de fiestas y posadas aún no logran percibir las mismas ganancias que en años anteriores.


Comerciantes mantendrán precios de ingredientes de la cena navideña


Pese a las consecuencias que trajo este año la emergencia sanitaria para diferentes sectores de la población, muchos comerciantes aseguran que mantendrán los precios de sus productos como la carne, pollo y verduras.


Esto debido a que temen a que si los precios aumentan haya menos ventas de las que hasta el momento lograron recuperar, pues todos están conscientes de la difícil situación por la que muchas personas se encuentran pasando y prefieren retener a los pocos clientes que tiene a perderlos.


“La carne de res se ha mantenido el mismo precio, igual yo sigo dando el mismo precio que el del año pasado, yo tengo el bistec de res en 140 (el kilo), la carne molida, la carne para guisar, la carne para deshebrar en 138 (…) la carne de puerco sí ha subido el precio, pero yo voy a seguir manteniendo el mismo precio”, dice Juan Carlos, carnicero.


La mayoría de los comerciantes y clientes esperan que para el próximo año mejore la situación económica que la pandemia generó, pues admiten que a ambos sectores les dañó de una u otra manera.


Por un lado, está el caso de las amas de casa como Diana que carecen del suficiente ingreso para realizar las mismas compras que hacían y por otro están los comerciantes, quienes ven mermadas sus ventas derivado de la crisis que las familias veracruzanas se encuentran atravesando.

Versión para impresión