• Estado

Rusia niega compra de vacunas anticovid de empresario veracruzano

  • Marcelo L. Bermúdez
Alejando Cossío Hernández afirmó haber adquirido 2 millones de dosis de la vacuna Sputnik V, aunque Fondo Ruso negó dicha compra

Veracruz, Ver.- Tras el anuncio de la compra de 2 millones de dosis de la vacuna Sputnik V por el empresario veracruzano Alejando Cossío Hernández, y la aprobación del Gobierno Federal respecto al acceso de empresas privadas a la vacuna, el Fondo Ruso de Inversión Directa desmintió la compra.

De acuerdo con el portal de noticias ruso Sputnik News, el Fondo de Inversión (RDIF) informó que no existe el registro sobre la adquisición de millones de dosis de la vacuna a algún empresario mexicano.

"El RDIF desmiente la información que el empresario mexicano Alejandro Cossío adquiriera dos millones de dosis de la vacuna Sputnik V y los derechos exclusivos para vender el fármaco en México y América Central. Esta información no tiene nada que ver con la realidad", desplegó el medio.

Por su parte, E-Consulta Veracruz contactó al secretario de prensa del Fondo Ruso de Inversión Directa, Arseniy Palagin, quien negó con un comunicado la supuesta compra por parte del empresario xalapeño.

Comentario del Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF):

RDIF niega la veracidad de la información sobre una supuesta adquisición de 2 millones de dosis de la vacuna Sputnik V y los derechos exclusivos para venderla en México y Centroamérica por parte del empresario mexicano Alejandro Cossio. Esta información es falsa.

También llamamos la atención de los representantes de los medios de comunicación al hecho que, como parte de la campaña de desinformación contra la vacuna Sputnik V, se ha difundido deliberadamente esta información falsa en horario nocturno y en fin de semana, con la finalidad de complicar el proceso de verificación.

El servicio de prensa del RDIF funciona las 24 horas y solicita a los periodistas verificar toda información antes de publicarla para evitar la difusión de información falsa.

Anteriormente, el empresario Cossío Hernández indicó que el trato para la adquisición de las vacunas se realizó en la ciudad de Miami, y que se firmó un contrato de confidencialidad el cual ya prescribió, por lo que hizo pública la compra.

Asimismo, indicó que solo espera que la COFEPRIS dé el visto bueno y apruebe la vacuna Sputnik V en México, para comenzar el proceso de distribución dentro del país, de lo contrario, el empresario afirma que tiene convenio con otros países en los que podría vender la vacuna.

Hasta el momento, la Sputnik V ha sido aprobada en varios países para su uso de emergencia, por lo que ya la vacunación masiva ya inició o comenzará en pocos días en Argentina, Venezuela, Paraguay, Emiratos Árabes Unidos, Hungría, Turkmenistán, Brasil, Palestina y Argelia.

Empresario afirma que tiene documentos

Tras viralizarse la noticia del desmentido por parte de Rusia, el empresario farmacéutico, Alejandro Cossío, indicó que cuenta con los documentos firmados y notariados del trato realizado por la compra de las vacunas Sputnik.

En entrevista para un medio radiofónico, Cossío Hernández fue cuestionado en caso de haber sido engañado por personas ajenas al laboratorio ruso Gamaleya, el cual produce la vacuna.

"Insisto: yo sí tengo mis papeles, tengo firmado todo, se firmó en Estados Unidos, está notarizado, yo no tengo necesidad de desmentir nada".

Hasta el momento, el laboratorio Gamaleya no ha emitido algún comunicado al respecto, mientras que el Fondo Ruso de Inversión mantiene su postura sobre la inexistencia del trato comercial.

Desde el 5 de enero, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) señaló que existe riesgo en México por la venta de vacunas falsas contra el covid, de las cuales se detectaron páginas donde venden dosis falsificadas o inexistentes del fármaco de Pfizer.

Asimismo, la firma de seguridad informática CheckPoint reportó que la venta de vacunas falsas en la dark web aumentó un 400% mientras que los precios de las dosis falsificadas alcanzan más de mil dólares por vial del medicamento.

Versión para impresión