Mensaje de error

Notice: Undefined offset: 0 en eval() (línea 2 de /var/www/html/Veracruz/sites/all/modules/views/plugins/views_plugin_argument_default_php.inc(53) : eval()'d code).

¿Por qué no debemos nadar con los delfines?

Norma Pérez Arcos /

Como padres, en muchas ocasiones queremos llevar a nuestros hijos a que disfruten de unas vacaciones y tengan experiencias conviviendo con animales que no están acostumbrados a ver en su entorno. Una de esas experiencias populares es llevarlos a nadar con delfines, sin investigar lo que hay detrás de esos espectáculos.

Los delfines sufren en cautiverio y en muchas ocasiones más de lo que se puedes imaginar.

El método más usado para entrenarlos es privarlos de su alimento.

Otra técnica de su entrenamiento es aislarlos, cuando en su hábitat natural viven en manadas hasta de 100 animales.

Por la anatomía de su mandíbula el delfín parece tener una sonrisa, sin embargo esto no significa que sea feliz en cautiverio.

Un delfín en cautiverio sufre de estrés por lo que es más agresivo que en libertad

Sufren de quemaduras en piel y ojos por el cloro que se utiliza para mantener el agua de sus estanques clara. Muchos incluso han quedado ciegos.

Si lo que buscamos es formar a nuestros hijos en una sociedad de respeto, no solo con los animales sino entre los individuos de su misma especie, es mejor tener una buena plática con ellos sobre por qué no asistir a este tipo de espectáculos, por ejemplo durante un día de campo disfrutando de la naturaleza, y de paso ahorrarnos unos buenos pesos y el ser copartícipes en esas actividades.  

Actualmente, ARPA (Acciones para el Respeto y Protección Animal) acude a preescolares y primarias para trabajar con los niños de las escuelas que están interesadas en participar. Sin duda una niñez educada en empatía será una generación más consciente, no obstante, la principal responsabilidad para educar a la niñez es de los padres, el ejemplo es mucho más fuerte que lo que puedan escuchar de terceras personas. Como padres debemos reflexionar en cómo vemos a los animales y qué impacto causa en nuestros hijos ¿Los respetamos? ¿Creemos que están a nuestro servicio?

La solución está en ti: No fomentando este tipo de espectáculos.