PAN: vencedores y perdedores

  • Aurelio Contreras Moreno

La victoria de Gustavo Madero Muñoz en la elección interna de dirigente nacional de Acción Nacional deja varios beneficiados y, sobre todo, muchos damnificados que quemaron todas sus naves para apoyar a Ernesto Cordero y al final, perdieron estrepitosamente.

Hay tres personajes que desde ahora pueden sentirse victoriosos con el resultado del pasado domingo. La lista la encabeza el mismo presidente de la República, Enrique Peña Nieto, quien podrá seguir contando con un interlocutor cómodo y maleable en el PAN, con el que pueda negociar sin tanto problema, lo que le representará además la posibilidad de lograr acuerdos legislativos en el futuro próximo. Por ejemplo, en las leyes secundarias de la Reforma Energética.

Otro ganador de la jornada del domingo es el gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle Rosas, quien, de los mandatarios panistas, fue el que apoyó con todo a Madero –hasta desviando recursos públicos, dicen sus adversarios dentro del mismo PAN-. Este resultado apuntala sus aspiraciones para ser candidato presidencial blanquiazul en 2018, para lo cual ya hasta mantiene unas lujosísimas oficinas de representación en la ciudad de México, mientras en su estado ha torcido de tal manera las leyes que se comporta como todo un emperadorzuelo.

Sin duda el veracruzano Miguel Ángel Yunes Linares es otro de los vencedores de la jornada del pasado 18 de mayo. A pesar de la operación del gobierno estatal en favor de Cordero, la tendencia nacional se impuso también en Veracruz. Y fue el mismo Yunes Linares quien levantó el hacha de guerra al proclamar ese mismo día que lo que sigue es la elección intermedia federal de 2015 y la gubernatura en 2016. Es de esperarse que de ahora en adelante se le vea un realizando un activismo todavía más intenso.

Los perdedores son encabezados por el mismo Ernesto Cordero y por el calderonismo en pleno, corriente política que con esta derrota estaría con un pie fuera de Acción Nacional si, como es previsible, se les cierran todos los espacios de participación y dirección dentro de ese partido.

En Veracruz pierden también Julen Rementería, Juan Bueno Torio, Enrique Cambranis y todos los integrantes de la llamada “Muralla Azul”, la corriente interna del panismo tradicional veracruzano, que ahora está en serio peligro de ser arrasada por el yunismo que irá por el control total del partido. Para empezar, ya le pidieron a Cambranis que no regrese a la dirigencia estatal a la cual pidió licencia, pues al haber apoyado al candidato perdedor, ha perdido él también todo liderazgo. Aunque en realidad, jamás lo tuvo.

Y por supuesto, perdió escandalosamente el gobierno priista de Veracruz, pues fue derrotado doblemente. Por un lado, y a pesar de su injerencia en el proceso interno panista, no pudo evitar que Madero ganara en Veracruz y por ende, que su mayor adversario político, Miguel Ángel Yunes Linares, también se colocara esos laureles.

Pero también pierde puntos, nuevamente, con el presidente Enrique Peña Nieto, que como mencionamos al principio, tenía su interés puesto en la victoria de Madero. Por enésima ocasión, el gobierno duartista “metió la pata” y se fue contracorriente con la línea presidencial, lo que en términos de la cultura priista, significa, ni más menos, que la muerte política.

Aunque, para decir verdad, este gobierno se suicidó hace mucho.

Acuse de recibo

El plumífero miserable tendrá respuesta. Tal cual la merece.

Email: aureliocontreras@gmail.com

Twitter: @yeyocontreras

Versión para impresión

Anteriores

Aurelio Contreras Moreno

Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP). Inició su carrera en el periodismo como reportero gráfico en el Diario “Cambio”, en 1995, en la ciudad de Puebla, siendo aún estudiante.

Fue Subdirector fundador de Diario “AZ Veracruz” y Subdirector de Información en Diario “AZ Xalapa”.

Entre 2005 y 2006 participa en el proyecto periodístico colectivo “Horas Extra”, el primer periódico gratuito que se publicó en el estado de Veracruz, y del cual fue uno de los fundadores e integrante del Consejo de Redacción.

De 2006 a 2014 fue Director Editorial de Grupo Líder, que edita la revista Líder en los estados de Veracruz y Puebla.

Actualmente es colaborador de la revista etcétera, del noticiario radiofónico “Infórmese” de  EXA FM en la ciudad de Matamoros, Tamaulipas, y autor de la columna “Rúbrica”, que se publica en diferentes medios de comunicación, impresos y digitales.