El miedo a la debacle

  • Aurelio Contreras Moreno

La reciente presencia pública de Fidel Herrera Beltrán en Veracruz de ninguna manera es casual.

El ex gobernador es uno de los políticos más calculadores que hay en México, lo que le ha permitido sobrevivir en ese medio durante más de 40 años. Así que esta reaparición en Veracruz tiene un propósito a alcanzar: el reposicionamiento de su grupo político y la defensa de sus intereses ante el riesgo de que el barco del régimen pudiera naufragar.

Primero fue la “visita” a Casa Veracruz, la residencia oficial de gobierno, la noche del domingo de la semana pasada, durante la reunión de gabinete previa a la conferencia de prensa de los lunes del gobernador Javier Duarte. De acuerdo con el enterado periodista Quirino Moreno, Herrera Beltrán se reunió con su sucesor y con los integrantes del actual equipo que son de su cuadrilla, a saber: los secretarios de Gobierno y de Desarrollo Social, Erick Lagos y Jorge Carvallo, así como con el coordinador de Comunicación Social, Alberto Silva.

No se sabe a ciencia cierta de qué hablaron. Pero lo que sí se sabe es que al otro día, se dio marcha atrás a la pretensión de reformar la Constitución del Estado para que el periodo de la próxima gubernatura fuera de solamente dos años. ¿Coincidencia? En política raramente existen.

Este sábado 5 de julio, Herrera Beltrán causó revuelo al presentarse en la ceremonia religiosa de bautizo de la hija de la ex alcaldesa de Veracruz, su más fiel discípula política, Carolina Gudiño Corro, evento que, dicho sea de paso, fue desairado por la alta cúpula del gobierno veracruzano, cuyos más connotados integrantes brillaron por su ausencia.

Más allá de los chismes de carácter personal que este acto provocó, en la presencia de Fidel Herrera al lado de la mujer a la que impulsó políticamente como a ninguna otra de las que rondaron a su alrededor en sus años de mayor poder, hay también un mensaje entrelíneas, de esos que tanto gusta enviar el ex mandatario para hacer política: Carolina no se piensa retirar para dedicarse a ser madre, y cuenta para ello con el apoyo de su mentor.

Ese mismo día, pero por la noche, Herrera asistió en la ciudad de Coatepec a la graduación de unos estudiantes de la Universidad Veracruzana que decidieron hacerlo su padrino de generación, como para mostrar que sigue siendo popular entre los jóvenes.

Es difícil dimensionar lo que pasa por la cabeza del ex gobernador y cuáles son los alcances de sus verdaderas intenciones. Se dice que no quita el dedo del renglón para imponer como candidato a diputado federal por Cosamaloapan a unos de sus hijos, Javier Herrera Borunda, y que ésa sería una de las razones de esa actividad en territorio veracruzano, buscando reposicionar su figura que, pese a todo, sigue teniendo arrastre popular.

Pero no se queda en eso. Fidel Herrera conoce las encuestas reales sobre las preferencias electorales en Veracruz rumbo a la sucesión y sabe que el PRI corre el riesgo, real, de perder la gubernatura en 2016. Así que el mensaje completo puede interpretarse como que viene a operar política y electoralmente en la entidad para intentar evitar una debacle que lo arrastraría a él mismo al abismo si llega al poder la oposición, sobre todo si quien la encabezara fuera Miguel Ángel Yunes Linares.

De ese tamaño es el miedo.

Email: aureliocontreras@gmail.com

Twitter: @yeyocontreras

Versión para impresión

Anteriores

Aurelio Contreras Moreno

Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP). Inició su carrera en el periodismo como reportero gráfico en el Diario “Cambio”, en 1995, en la ciudad de Puebla, siendo aún estudiante.

Fue Subdirector fundador de Diario “AZ Veracruz” y Subdirector de Información en Diario “AZ Xalapa”.

Entre 2005 y 2006 participa en el proyecto periodístico colectivo “Horas Extra”, el primer periódico gratuito que se publicó en el estado de Veracruz, y del cual fue uno de los fundadores e integrante del Consejo de Redacción.

De 2006 a 2014 fue Director Editorial de Grupo Líder, que edita la revista Líder en los estados de Veracruz y Puebla.

Actualmente es colaborador de la revista etcétera, del noticiario radiofónico “Infórmese” de  EXA FM en la ciudad de Matamoros, Tamaulipas, y autor de la columna “Rúbrica”, que se publica en diferentes medios de comunicación, impresos y digitales.