Urgen buenos gobiernos, pero para hoy

  • Rafael Arias Hernández

Los signos y señales de alerta se multiplican. Hay que poner atención a lo que sucede y responder en consecuencia. La situación exige seriedad, trabajo y eficiencia. Menos rollo sobre el desarrollo, más hechos y menos promesas esperan y exigen millones de pobres, miserables y hambrientos; y también la inmensa mayoría sedienta de justicia y seguridad.

Esto, no lo van entender políticos, funcionarios y gobernantes del “vamos bien y viene lo mejor”; ni los de la conocida expresión futurista, fantástica y placeba, siempre llenos de buenas intenciones, listos para promover su deteriorada imagen y remediar su bajo nivel de aceptación y apoyo popular. Mucho menos lo entienden y aceptan ineficientes e ineptos, cómplices y delincuentes, hasta hoy impunes intocables y reciclables.

Volver al pasado.

Entre los  problemas políticos  que se padecen, resalta que buena parte de quienes gobiernan y muchos de los que se contratan para hacerlo, tanto a nivel federal como estatal y municipal,  se dedican preferentemente a la grilla, a sacarse la foto, promover el boletín  y salir en los medios, así como  a perder, derrochar  y saquear  recursos públicos, así como al uso y abuso de las atribuciones institucionales que se les confía.

Poca o nula importancia y atención  dan a problemas y necesidades sociales; es más, no escuchan ni atienden exhortos importantes, vengan de donde venga.

Como el que recientemente les ha hecho el Presidente Peña Nieto, en torno a trabajar y trabajar para hacer realidad lo positivo de las reformas y ajustar lo procedente. No entienden, ni quieren entender, que su deber es estar muy al pendiente, para atender y resolver los problemas, contradicciones,  defectos y errores de las reformas, que en su aplicación y pleno respeto a Derechos Humanos y Sociales,  se encuentren.

Por lo pronto de otros lado del mundo, llegan mensajes que no deben desatenderse, alertas que no pueden ignorarse, se esté a favor o en contra.

Desde Inglaterra, comenta The economist: “ Los mexicanos empiezan a ver en el Presidente Enrique Peña Nieto a un “político al viejo estilo” que hace recordar al PRI [Partido Revolucionario Institucional] que controló al país durante casi todo el siglo pasado, lo que influye en la caída de sus niveles de popularidad más que la falta de resultados en la economía y la falta de aceptación a sus reformas…También dice que Presidencia ha lanzado una “ofensiva de encanto” para reposicionar a Peña Nieto entre las clases populares”. (Sin embargo. The Economist.050914)

Similares opiniones, en el mismo sentido crítico han publicado, entre otros, The Washington Post, The Wall Street Journal, The Financial Times.

Por otro lado, en sentido favorable, sobresale lo publicado por  “el prestigioso diario Le Monde elogió hoy el balance de los primeros años de gobierno, marcados por numerosas reformas “de envergadura”, del presidente mexicano Enrique Peña Nieto, al que calificó como “pragmático y eficaz”…En un artículo publicado este lunes titulado “México: el despegue anunciado del águila azteca”, el vespertino destacó que el presidente mexicano salió victorioso de sus primeros dos años en el cargo por las reformas que inició en el país…”(Gobernantes.com.Notimex.LeMonde.080914)

México es noticia en el mundo, y en todas partes están pendientes de  los alcances y resultados del esfuerzo reformador; pero las expectativas mayores y las exigencias justificadas son de los millones y millones de mexicanos que hasta hoy, lo que sí han probado y comprobado,  es que la pobreza prospera y hay más hambre y sed de justicia. Impostergable, la lucha contra corrupción y delincuencia gubernamental.

Economia y desarrollo social.

Y hay que insistir que el problema es de Economía, pero de Economía Política y Social. No de la híbrida y abstracta tecnocracia que todo lo estudia y analiza, ausente o demasiado alejada de la realidad, que se supone conoce, diagnostica y pretende cambiar.

Sin duda,  el problema es económico, pero no consistente sólo en mejorar estadísticas, índices, porcentajes y tasas de crecimiento de variables excluyentes del verdadero problema y de sus más importantes aspectos, relaciones o determinantes, esto es, la complejidad administrativa, política y social.

Problema de gobernabilidad, de buen gobierno. No del que dice pretende atender y resolver conflictos y problemas, pero acaba convirtiéndose (total o parcialmente) en uno de ellos.

 Así que para empezar, hay que contar con información objetiva, actualizada y confiable. Imprescindible en diagnósticos profesionales y punto de partida para la estructuración y evaluación de políticas públicas exitosas.

En este contexto, es recomendable observar y analizar lo que sucede a la Economía de EU, por obvias razones de la alta dependencia que con ella tenemos.

Entre las variables más representativas  de la situación que se vive, el empleo en EU muestra su menor avance en lo que va del año

Publicado por: admin 1Economía y FinanzasDeja un comentarioA diferencia de  muchos de nuestros políticos y gobernantes autóctonos, nuestros vecinos siguen paso a paso la evolución del empleo y otras variables de gran impacto social, les ponen atención para hacer, lo que los planos y simplistas de nuestras aldeas no hacen: ajustar, mejorar estrategias y planes.

A  partir de una actitud diferente y hasta más responsable, encuentran que después de seis meses de crecimiento superior a las 200 mil plazas,  “en agosto, los empleadores de Estados Unidos añadieron el menor número de empleos en lo que va del año, una pausa en el avance del mercado laboral mientras las compañías estudian sus pronósticos de demanda…La creación de 142 mil plazas laborales en el octavo mes del 2014 fue menor que los estimados de los especialistas y sigue a una ganancia de 212 mil en julio, según datos del Departamento de Trabajo publicadas este viernes. Los especialistas encuestados por Bloomberg esperaban un aumento de 230 mil empleos”. (El Financiero.050914).

Algunos, incluso predicen que “en los trimestres siguientes, deberíamos ver una desaceleración en la creación de empleos”.

Atención a las alertas.

El gobierno  mexicano, redujo en un punto porcentual su pronóstico de crecimiento económico para 2015.Publicado por: admin 16 horas agoeEconomía y FinanzasDeja un comentario Disminuye de 4.7 a 3.7 lo previsto. Absurdo seguir con más de lo mismo, o peor.

@RafaelAriasH

Versión para impresión

Anteriores

Rafael Arias Hernández

Actualmente es Investigador del IIESES y maestro de la Facultad de Economía de la UV.

Cuenta con  Licenciatura en Economía, por la Universidad Veracruzana. Obtuvo mención honorífica Cum Laude.  Maestría en Economía con especialización en Desarrollo Regional y sub especialización en Historia del Pensamiento Económico. Salt Lake City, Utah. USA. Diplomado por la U.V. en “Habilidades del Pensamiento”.  Alta Dirección AD2 Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresas. (IPADE). Becario en los programas Lincon-Juárez y LASPAU.  Asesor académico y maestro de Enseñanza Media, Esc. De Bachilleres Noc. “Art. 3º Constitucional”, Xalapa, Ver. Maestro en la Facultad de Economía, y de la Maestría en Desarrollo Regional. Historia Económica, Desarrollo Económico, Desarrollo Regional, Taller de Investigación, Metodología, Habilidades del Pensamiento y otras cátedras. Maestro en “Técnicas de Debate” de la maestría en Acción Política y Administración Pública, de la Universidad Anáhuac. Xalapa, Ver.

Director General Técnico y Secretario General de la Universidad Veracruzana.

En el Gobierno Federal, fue Delegado Estatal de la Secretaría de Comercio y Fomento Industrial en Veracruz, y Director de Desarrollo Regional en SPP. En el Gobierno del Estado de Veracruz ha sido Asesor Económico, Jefe de Prensa y Comunicación Social, Director General del Instituto Veracruzano de Cultura, Director General de Industria, Comercio y Estadística, Coordinador de Participación Ciudadana, Coordinador Ejecutivo del Comité de Planeación para el Desarrollo (COPLADEVER). SEFIPLAN, (2010)

Miembro de diversas Asociaciones Civiles y ciudadanas, como el Colegio de Urbanistas y Planificadores, el Colegio de Economistas; la Fundación Cambio XXI A. C.; y de la Fundación Colosio A.C. Colaborador de diversas revistas y publicaciones académicas. Articulista de diversos periódicos, y de otros medios de comunicaciones nacionales, estatales y municipales.