Para mejorar competitividad

  • Rafael Arias Hernández

Concentrados y dedicados, casi por completo, a reformar,  a apostar al escurridizo y reiteradamente futuro prometido.

Hoy, la economía y los negocios no mejoran. Sigue bajando la expectativa de crecimiento económico; la actividad empresarial necesita certezas, resultados palpables de políticas y programas de fomento económico.

Los expertos aseguran que, a reserva de volver a modificar, para este año el crecimiento del PIB será menor a lo previsto,  ajustándolo a 2.4 por ciento.

Ni modo, afuera, en el mundo,  ya se sabe lo que ocurre adentro.

 “México cae 6 lugares en Índice de Competitividad y suma 2 años a la baja; corrupción y crimen, entre las razones”. (Sin embargo.020514)

Causas y Razones

Obligado comentar y llamar la atención, para que de verdad se atiendan causas y razones. ¿Quién va a invertir y arriesgar su capital ante una incertidumbre evidente?

Lección simple y sencilla. Imposible mejorar economía y negocios con instituciones incapaces de reducir corrupción y delincuencia crecientes; de elevar eficiencia, credibilidad y confianza gubernamental; y de asegurar una solida estabilidad macroeconómica, buena administración y finanzas oficiales y bajos niveles de déficit y de deuda pública.

Por segundo año consecutivo, el país retrocedió seis lugares en el Índice de Competitividad Global 2014–2015 del Foro Económico Mundial (WEF), ahora está en el lugar 61 del ranking. Y respecto a una de las “fortalezas tradicionales de México”, como la estabilidad macroeconómica, también cayó respecto al año pasado, del sitio 49 al 53.

Caída libre, si no se hace lo que se debe hacer, para contar con políticas y programas de estímulo y activación económica que verdaderamente apoyen la iniciativa empresarial y el fortalecimiento económico.

Retrocesos y pérdidas. Si se sigue en la conocida simulación, en más de lo mismo. Repetición de fotos, boletines y discursos oficiales, tan intrascendentes como costosos. Rituales inútiles de complacencia y autopromoción.

Las ocho mayores desventajas

De los últimos reportes sobre la situación del país, es recomendable analizar a fondo el informe, que el WEF difundió hace unos días.

Debe resaltarse que sus estudios y cálculos de competitividad se apoyan en el análisis de empresarios de todo el planeta, que evalúan a los países en función de 117 asignaturas, divididas en 12 grupos, fortalezas o “pilares”.

De ellos, el WEF destaca los que son considerados “notables desventajas competitivas”, y que para México, son ocho:

1.-Calidad de corrupción.

2.-Regulación tributaria.

3.-Ineficiencia de la burocracia pública.

4.-Crimen y violencia.

5.-Acceso al financiamiento.

6.-Tasas tributarias.

7.-Inadecuada infraestructura.

8.-Regulaciones laborales restrictivas e inadecuada educación de la fuerza laboral.

El objetivo principal del Foro Económico Mundial en este trabajo es determinar el lugar de competitividad, para ello aplicó una encuesta a los empresarios. Encontrándose que “el valor más problemático resultó el de corrupción, con un registro del 18.6 por ciento de la frecuencia de respuestas; y la regulación tributaria, con el 14.6 por ciento de los resultados…Además, se critica que “la calidad de su sistema educativo no ofrece el conjunto de calificaciones que requiere una economía mexicana en pleno cambio” y se menciona el bajo desarrollo en el área de las tecnologías”

Es de esperarse que los responsables de las políticas públicas en cada ámbito de gobierno federal, estatal y municipal,  cumplan con sus obligaciones y actualicen información estudios y trabajos respecto a estos temas.

Todo es cuestión de que lo hagan. Identificar fortalezas y debilidades, avances y retrocesos. Integrar y dar seguimiento a una clasificación mundial es un trabajo que entre otras organizaciones, a nivel mundial,  el WEF pone a disposición pública. Dicha clasificación, por sexto año consecutivo está encabezada, por Suiza.

Lectura sobre la opinión del mundo empresarial, particularmente recomendable, a los promotores gubernamentales de productividad, competitividad y prosperidad en serio.

Para empezar, se sugiere consultar: http://www.weforum.org/reports/global-competitiveness-report-2014-2015.

@RafaelAriasH

Versión para impresión

Anteriores

Rafael Arias Hernández

Actualmente es Investigador del IIESES y maestro de la Facultad de Economía de la UV.

Cuenta con  Licenciatura en Economía, por la Universidad Veracruzana. Obtuvo mención honorífica Cum Laude.  Maestría en Economía con especialización en Desarrollo Regional y sub especialización en Historia del Pensamiento Económico. Salt Lake City, Utah. USA. Diplomado por la U.V. en “Habilidades del Pensamiento”.  Alta Dirección AD2 Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresas. (IPADE). Becario en los programas Lincon-Juárez y LASPAU.  Asesor académico y maestro de Enseñanza Media, Esc. De Bachilleres Noc. “Art. 3º Constitucional”, Xalapa, Ver. Maestro en la Facultad de Economía, y de la Maestría en Desarrollo Regional. Historia Económica, Desarrollo Económico, Desarrollo Regional, Taller de Investigación, Metodología, Habilidades del Pensamiento y otras cátedras. Maestro en “Técnicas de Debate” de la maestría en Acción Política y Administración Pública, de la Universidad Anáhuac. Xalapa, Ver.

Director General Técnico y Secretario General de la Universidad Veracruzana.

En el Gobierno Federal, fue Delegado Estatal de la Secretaría de Comercio y Fomento Industrial en Veracruz, y Director de Desarrollo Regional en SPP. En el Gobierno del Estado de Veracruz ha sido Asesor Económico, Jefe de Prensa y Comunicación Social, Director General del Instituto Veracruzano de Cultura, Director General de Industria, Comercio y Estadística, Coordinador de Participación Ciudadana, Coordinador Ejecutivo del Comité de Planeación para el Desarrollo (COPLADEVER). SEFIPLAN, (2010)

Miembro de diversas Asociaciones Civiles y ciudadanas, como el Colegio de Urbanistas y Planificadores, el Colegio de Economistas; la Fundación Cambio XXI A. C.; y de la Fundación Colosio A.C. Colaborador de diversas revistas y publicaciones académicas. Articulista de diversos periódicos, y de otros medios de comunicaciones nacionales, estatales y municipales.