Mensaje de error

Notice: Undefined offset: 0 en eval() (línea 2 de /var/www/html/Veracruz/sites/all/modules/views/plugins/views_plugin_argument_default_php.inc(53) : eval()'d code).

Código contra los animales

Protectores de animales no están de acuerdo con la actualización del Código Hacendario Número 554 para el Municipio de Xalapa. Refieren que el alcalde, Américo Zúñiga Martínez, ve a seres vivos como negocio en lugar de protegerlos como establece la ley.

A los animalistas no les convence el hecho de que se hayan eliminado los conceptos “corridas de toros” y “peleas de gallo” porque se mantiene la posibilidad de que alguien, pagando su respectivo impuesto, puede solicitar permiso para que en Xalapa se puedan realizar carreras de caballos y perros, becerradas, novilladas, jaripeos y otros espectáculos similares (artículo 147, fracciones III, inciso b, y III).

En el proyecto de actualización del Código Hacendario se argumenta que la eliminación de los conceptos ya mencionados se propone para armonizar el mencionado Código con el espíritu del artículo 28 de la Ley de Protección a los Animales del Estado de Veracruz y con el Reglamento de Bienestar y Protección a los Animales para el Municipio de Xalapa, en su artículo 4 fracciones II y VI.

Indigna a los grupos defensores de animales que el ayuntamiento de Xalapa establezca en su Código Hacendario Número 554 que “cuando el espectáculo (con animales) se realice en beneficio de instituciones de asistencia pública legalmente constituidas o de instituciones que se rijan por la Ley de Instituciones de Beneficencia Privada para el Estado de Veracruz de Ignacio de la Llave, se aplicará una tasa o tarifa que no podrá ser mayor del tres por ciento sobre el precio del boleto”.

El gobierno municipal establece en el artículo 251 del Código Hacendario que “los derechos por los servicios prestados por el Centro de Salud Animal, se causarán y cobrarán en salarios mínimos” por diversos conceptos, entre los que se encuentran cirugías (corte de orejas y de cola), consultas, cremaciones, esterilizaciones y hospitalización, acciones que podrían estar en contraposición con el artículo 28 de la Ley de Protección a los Animales para el Estado de Veracruz (publicada en la Gaceta Oficial el 5 de noviembre de 2010) en el que se establece que “se consideran actos de crueldad y maltrato, que deben ser sancionados conforme a lo establecido en la presente Ley y demás ordenamientos aplicables, realizados en perjuicio de cualquier animal, provenientes de sus propietarios, poseedores, encargados o de terceros que entren en relación con ellos, con excepción de lo previsto en el párrafo segundo del artículo 2 de esta Ley, los siguientes: fracción X. Cualquier mutilación, alteración de la integridad física o modificación negativa de sus instintos naturales, que no se efectúe por causa justificada y bajo cuidado de un especialista o persona debidamente autorizada y que cuente con conocimientos técnicos en la materia (no se sabe si en el Centro de Salud Animal hay especialistas en la materia); fracción XI. Todo hecho, acto u omisión que pueda ocasionar dolor, sufrimiento, poner en peligro la vida del animal o afectar su bienestar.

Llama la atención que se establecen también  “gastos ocasionados por la captura de animales que deambulen en la vía pública del municipio”, situación que también podría contravenir el artículo 18 de la Ley de Protección a los Animales para el Estado de Veracruz que establece que “a los centros de control animal les está prohibido hacer redadas de animales, teniendo sólo facultades para recoger animales que han sido reportados como agresores a fin de descartar posible contagio de rabia, así como el rescate de animales enfermos o atropellados para ser entregados a una asociación protectora de animales o, en su caso, rehabilitarlos y entregarlos en adopción”.

Así que las asociaciones protectoras de animales se dejarán escuchar en los próximos días y exigirán al alcalde Américo Zúñiga, según se sabe, que se elimine o modifique el articulado que trata de animales en el proyecto de actualización del Código Hacendario 554 para el Municipio de Xalapa.

No sería la primera vez que los animalistas estén en desacuerdo con la política instrumentada por la administración local, ya lo hicieron antes durante este mismo año cuando se mostraron en desacuerdo con diversas prácticas realizadas en el Centro de Salud Animal.

Retroceso grave

Para el diputado local Jesús Alberto Velázquez Flores, uno de los impulsores de la defensa de los animales en la LXIII Legislatura, el Código Hacendario en sus artículos 147 (fracciones III inciso b) y IV) y 251 es un retroceso grave en un estado en el que se ha logrado obtener grandes avances en materia de protección animal.

“Nos encontramos un alcalde de la Edad Media, que, para empezar, busca hacer negocio con su Centro de Salud Animal. Además, intenta regular las mutilaciones a los animales al querer cobrar por el corte de orejas y el corte de cola contraviniendo lo establecido en la fracción 10 del artículo 28 de la Ley 876 de Protección a los Animales en el Estado de Veracruz”, asegura el legislador.

Grave es también, segura el congresista, que el ayuntamiento de Xalapa intenta hacer redadas cuando éstas están prohibidas expresamente por el artículo 18 de la propia ley. “Por lo que debemos de entender que para la autoridad municipal el trato digno y respetuoso a los animales no existe, sólo existe el querer hacer negocio y atraer recursos a las arcas municipales”, asegura.

Para Maricarmen García Elías, activista en la defensa de los animales, es muy lamentable que en lugar de que se avance en la protección de seres vivos a éstos se les haga objeto de negocio. “En lugar de lucrar, el gobierno municipal debería enfocarse a los problemas reales que enfrentan los animales en Xalapa; por ejemplo, el maltrato de caballos que jalan carretas, problema que hasta la fecha las autoridades municipales han decidido ignorar”, comenta.

La activista refiere que pareciera que el ayuntamiento de Xalapa sólo busca captar beneficios económicos haciendo a un lado las exigencias de la ciudadanía que está cansada de ver el trato cruel que se la da a los animales, además de que ignora también los avances que en el tema han puesto a Veracruz como estado vanguardista. “Esperamos que haya tiempo aún para que el alcalde Américo Zúñiga consulte a especialistas en el tema y no tome decisiones arbitrarias que entorpecen el desarrollo pleno de la capital del estado”, indica.

A las asociaciones protectoras de animales preocupa asimismo la versión que asegura que con motivo de los XXII Juegos Centroamericanos y del Caribe existe la posibilidad de que el ayuntamiento de Xalapa emprenda redadas en contra de animales en situación de calle. Los activistas aseguran que estará muy atentos de que no se violenten los derechos de los animales.

El Código Hacendario Número 554 para el Municipio de Xalapa podría ser aprobado este martes por el pleno de la LXIII Legislatura y entrar en vigor el 1 de enero de 2015.

La doctora Gabriela Martínez, coordinadora del Comité Defensor del Bienestar Animal en Veracruz, afirma: “Estoy convencida de que es una estrategia más para no hacer lo que les corresponde hacer por los animales. El Código Hacendario en su parte relativa a los animales demuestra desconocimiento  jurídico y sobre todo desconocimiento de las necesidades reales de los animales de Xalapa y de la población.

“Las redadas (capturas de animales en vía pública) están prohibidas en la Ley Estatal de Protección Animal de Veracruz. Tan sólo su mención ocasiona amplias dudas acerca de si será verdad lo que circula en redes en torno de la “orden de despejar de perros las calles” para los XII Juegos Centroamericanos y del Caribe. Esto parece un “preparar terreno” para ello. También están prohibidas a nivel federal las mutilaciones por las cuales el ayuntamiento de Xalapa piensa cobrar.

“Por otro lado, ¿qué pasará con la mayoría de los perros de Xalapa que no tienen dueño que pague por sus consultas, vacunas, esterilización o atropellamientos? Esto es una nueva forma de evadir presupuestar como corresponde para cubrir las necesidades de la población que es quien debe verse beneficiada y no algunos protectores.

“Por último, recordar prioridades como reemplazar los caballos de carga por otros elementos de trabajo no vivos, ya que la circulación de ellos ya está prohibida por reglamento y por alguna extraña razón, el gobierno municipal no quiere cumplir con este reglamento haciendo los reemplazos correspondientes, aun teniendo en sus manos proyectos ya realizados en otros municipios con extremo éxito”.

La actualización del Código Hacendario Número 554 para el municipio de Xalapa no se ve bien entre los protectores de animales. No sería raro que en los próximos días, éstos se pronuncien en contra de ella y obliguen al gobierno municipal a modificarla.

e-mail: desdelaesquina@hotmail.com