100 años de José Revueltas

  • Alma Espinosa

Como desde hace 35 años, el 12 de noviembre se conmemoró el Día Nacional del Libro. Esta vez se rindió homenaje a José Revueltas en el centenario de su natalicio, con actividades que recordaron la genialidad de este escritor y con la publicación de la antología de cuentos El sino del escorpión y otros cuentos.

José Revueltas fue un hombre incómodo para todos los grupos políticos y literarios. Fue un escritor solitario y radical. Periodista, eterno rebelde, al que no lo intimidaron las persecuciones, ni la cárcel, donde escribió algunas de sus obras. Durante muchos años se le ha considerado uno de los escritores más subversivos que ha tenido México.

Preso en Lecumberri le escribió una carta a Octavio Paz, describiéndole cómo era leído y reflexionado en la cárcel, donde estuvo en tres ocasiones. Los temas que le interesaban eran: muerte, enajenación, incomunicación, deshumanización del hombre, crimen, enfermedad, decadencia, barbarie, soledad, violencia, opresión.

Su obra incluye guiones cinematográficos, novelas, cuentos, ensayos y obras de teatro. Algunos de los títulos más leídos son: Los muros de agua, Los días terrenales, Los errores, El apando, Dios en la tierra y Material de los sueños.

José no fue el único con reconocimiento de la familia Revueltas. De 12 hijos cuatro de ellos destacaron: Silvestre, Fermín, Rosaura y José. Desde los 7 años Silvestre se encontró con la música. Se consolidó como uno de los compositores modernos más importantes de Latinoamérica.

Fermín fue un talento en artes gráficas. Además de pintor, fue ilustrador de panfletos, periódicos y revistas. Se le considera precursor del diseño editorial moderno. Retrató la dualidad entre el México del campo y el de la naciente industrialización, hasta que falleció a los 34 años. Su hermana Rosaura incursionó en la danza y luego en la actuación, por lo que obtuvo algunos premios.

Hermanos que encontraron en las artes una forma de expresión y de trascender dejando un legado a los mexicanos. Un siglo después bien vale la pena recordar a uno de los Revueltas que jamás viene solo. El apellido que ha dado nombre a premios, salones y auditorios en todo el país, podría hacernos compañía en estos momentos en que sólo el arte y la lectura nos pueden dar las respuestas que buscamos.

¿Qué hacer en la semana?

Los XXII Juegos Centroamericanos y del Caribe no son solo un acontecimiento deportivo, también significan una oportunidad imperdible para tener diariamente una oferta cultural y artística de lo mejor.

Coatzacoalcos, Córdoba, Tuxpan, Veracruz y Xalapa ofrecen todos los días en sus recintos culturales, parques y plazas públicas lo mejor de la música, teatro, danza y cine completamente gratis.

En Coatzacoalcos se presentará la Orquesta de Música Popular, el Mariachi Miranda y Tizoc, la Marimba infantil y juvenil, y habrá demostraciones de rumba, folklor y ballet. En Córdoba habrá demostraciones musicales de jazz, danzón y salsa; conciertos de guitarra, proyecciones de cine y hasta una feria de la risa.

Para Tuxpan se programaron exposiciones de artes plásticas y pintura, venta de artesanía, obras de teatro, ballet folklórico, presentaciones de libros, danza y hasta un concurso de huapango.

La ciudad de Veracruz y el municipio de Boca del Río ofrecerán a los visitantes y lugareños actuaciones de grupos de música y teatro de la SEV y la UV. También se presentarán Los Aguas Aguas, Recoveco, Guacamole, Orquesta La Selecta, y JazzUV rendirá un homenaje a Nat King Cole. Los recintos del IVEC también tendrán cine, exposiciones, conciertos y danza.

Xalapa no se quedará atrás. Tendrá diariamente música, danza, teatro, artes plásticas y cine. De los grupos que destacan son Los Macuiles, Bolina sin parné, Mariachi Universitario, Orquesta de Salsa de la UV, Son de Madera y Los panas de Venezuela. Los recintos del IVEC tendrán una oferta imperdible. Para conocer el programa completo ingrese a www.ivec.gob.mx.

Versión para impresión

Anteriores

Alma Espinosa

Es originaria del Distrito Federal y desde hace más de una década radica en Xalapa. Es licenciada en Ciencias de la Comunicación por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Estudió la especialidad en la Enseñanza de la lengua y la literatura en la Universidad Pedagógica Nacional Unidad Xalapa, donde actualmente es docente. Es egresada de la maestría en Literatura mexicana por la Universidad Veracruzana.

Actualmente cursa el diplomado para la Profesionalización de mediadores de lectura por la Universidad Autónoma Metropolitana Unidad Xochimilco. Es mediadora del Programa Nacional Salas de Lectura del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes. Ha impartido talleres relacionados con el tema de la lectura y la escritura, y desde hace dos años es una de las mediadoras que dirige la sala de lectura Equinoccios.

Como periodista ha trabajado en el Instituto Mexicano de la Radio, el periódico U2000. Crónica de la educación superior, y el Departamento de Prensa de la Universidad Veracruzana. Fue gestora cultural en la USBI Xalapa. Actualmente colabora en el área de Comunicación Social del Instituto Veracruzano de la Cultura.