Los déspotas (des) ilustrados

  • Aurelio Contreras Moreno

A la memoria del Profesor Mario Pimentel Sánchez

Por inculcarme trascender creando

Aunque suene inverosímil. Aunque al lector le cueste trabajo creerlo. Pero en Veracruz es casi un delito impartir y recibir clases.

Como lo lee. El gobernador Javier Duarte de Ochoa no sólo decretó, por sus pistolas, que en Veracruz no habría clases toda esta semana en todo el sistema educativo de la entidad, sino que, sintiéndose un émulo de Luis XIV (o de Francisco Franco, a quien admira abierta y públicamente), amenazó con sancionar a quien ose desobedecerlo.

Y es que tras el enésimo decreto de suspensión de clases del Gobernador en lo que va del actual periodo escolar, los padres de familia se quejaron de lo injustificado de esta decisión y pidieron a los directivos de las escuelas no detener los cursos, máxime que está a punto de concluir el ciclo.

De tal grado es absurda la suspensión, que a pesar de todo, hasta la rectora de la Universidad Veracruzana Sara Ladrón de Guevara rechazó detener las clases y anunció que la casa de estudios continuaba con su calendario normal, en ejercicio (al fin) de su autonomía.

Esa misma vía intentaron transitar las escuelas particulares en las que los padres de familia exigieron no detener las clases. Pero un acto de autoritarismo paró en seco esta posibilidad.

En un oficio girado este miércoles 19 de noviembre por la directora para la Incorporación de Escuelas Particulares de la Secretaría de Educación  de Veracruz, Ruth Callejas Roldán –“coincidentemente”, hija del presidente de la Junta de Coordinación Política y coordinador de la bancada del PRI en el Congreso del Estado, así como cacique de la sección 32 del SNTE, Juan Nicolás Callejas Arroyo–, se informa –o mejor dicho, se amenaza– que “las instituciones que presten el servicio educativo los días 18, 19, 20 y 21 de noviembre del presente año SIN AUTORIZACIÓN  expresa por la autoridad competente, se les iniciara (sic) Procedimiento Administrativo de Sanción, por desacato”.

La “justificación” plasmada en el oficio de marras es una perla: “como es de su conocimiento, en estas fechas Veracruz es sede de los Juegos Centroamericanos y del Caribe, evento de gran trascendencia Nacional e Internacional, por lo que nuestro Gobernador ha tomado la decisión de suspender clases para que nuestros niños y niñas de Veracruz así como nuestros jóvenes estudiantes, puedan disfrutar en compañía de sus familias dichos eventos que no sólo nos unen como Estado sino como Nación; aunado esto (sic) los efectos de la mesa (sic) de aire frío asociada al frente frío número 12 de conformidad a lo informado por el SMN”.

Más allá de que es evidente que a la funcionaria educativa también le faltó asistir a más clases para mejorar su ortografía y su gramática, lo que queda de manifiesto es que para Javier Duarte es más importante que la gente acuda a las competencias –que en su mayoría han estado sin público, salvo las muy populares, como el beisbol– a que la niñez y la juventud veracruzana estudie, quizás pensando que así serán más manejables.

Y lo peor. En una rabieta –a las que es muy proclive– amenaza a las instituciones educativas particulares con sancionarlas si se atreven a desafiarlo, pues para eso es “el gobernador”.

En manos de semejantes déspotas (des) ilustrados está Veracruz y su educación.

Twitter: @yeyocontreras

Versión para impresión

Anteriores

Aurelio Contreras Moreno

Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP). Inició su carrera en el periodismo como reportero gráfico en el Diario “Cambio”, en 1995, en la ciudad de Puebla, siendo aún estudiante.

Fue Subdirector fundador de Diario “AZ Veracruz” y Subdirector de Información en Diario “AZ Xalapa”.

Entre 2005 y 2006 participa en el proyecto periodístico colectivo “Horas Extra”, el primer periódico gratuito que se publicó en el estado de Veracruz, y del cual fue uno de los fundadores e integrante del Consejo de Redacción.

De 2006 a 2014 fue Director Editorial de Grupo Líder, que edita la revista Líder en los estados de Veracruz y Puebla.

Actualmente es colaborador de la revista etcétera, del noticiario radiofónico “Infórmese” de  EXA FM en la ciudad de Matamoros, Tamaulipas, y autor de la columna “Rúbrica”, que se publica en diferentes medios de comunicación, impresos y digitales.