Sucesión, Sedesol y el hampa electoral

  • Rafael Arias Hernández

Faltan 572 días. 79 semanas. 19 meses.

Urgente e imprescindible fomentar y apoyar  presentación de denuncias contra ineficientes y delincuentes en el gobierno, así como la inmediata aplicación de la ley. 

Justicia a medias o  pospuesta, escamoteada o distorsionada,  simplemente es omisión, encubrimiento, protección, complicidad o simple  y creciente impunidad. 

Con la denuncia, se activa la acción de la ley y todo servidor público, de todo nivel y responsabilidad, sin excusas ni pretextos, debe responder de sus actos y está obligado a cumplirla y hacerla cumplir.

LO QUE VIENE, ¿CONVIENE?

Las elecciones federales muestran ya,  alcances y limitaciones de la reforma electoral, sus normas e instituciones; y también,  defectos  y distorsiones que afectaran a la SUCESION EN VERACRUZ.

La corrupción es y seguirá siendo asunto central. Iluso pensar que no afecta y afectará dicho  proceso estatal  que, por cierto, inició para unos desde el primer día de la actual administración  y, para otros, prácticamente desde siempre.

Hay temas pendientes de definirse, pero en todo caso lo importante es y será la actitud,  acción y movilización de las y los veracruzanos que  estarán más atentos y participativos, ante la oportunidad de evitar más de lo mismo o peor. 

DEJAR HACER Y DEJAR PASAR

En el caso  de encargados de la caridad pública, denunciados y acusados por presuntos actos delictivos. Esto es,  de conocidos responsables de   programas asistenciales y de desarrollo social,  se está llegando a situaciones extremas e inverosímiles.

Ante justificadas   preocupación y  sospechas de malos manejos, por  la importancia que ya tienen dichos programas.  Cobertura creciente, asignación condicionada de sus cuantiosos recursos públicos, manejo político de  importantes presupuestos,

Tan sólo en Veracruz, en cuanto a los federales, sólo éstos  tienen un alcance de casi 800 mil familias y casi 4 millones de beneficiarios. Alrededor  de 10 mil millones de pesos al año; de los programas estatales no se puede hablar por la opacidad, discrecionalidad y falta de rendición de cuentas e indicadores con los que se manejan. Por cierto, ¿Por qué no hay acceso a la información actualizada y confiable? ¿Y los padrones estatales y municipales de beneficiarios?

La experiencia también justifica  persecución de ineficientes y delincuentes. De sobra es conocido y padecido por millones y millones atrapados en  pobreza, hambre y marginación, que aspirantes y beneficiarios están expuestos y con frecuencia sometidos por su solicitud, obtención y disfrute, a inocultables formas de condicionamiento, manipulación, orientación y clientelismo político electoral, económico y social.

Frente abrumadora evidencia, lo usual no ha sido exigir aplicación de la ley. Ni apoyar la denuncia, ni el proceso y mucho menos la sanción a los responsables y culpables.

POLITICOS Y FUNCIONARIOS,  INMACULADOS Y PUROS

Incluso, hay quienes a toda costa  quieren ocultar lo evidente.

Llegándose  abiertamente a  defender, encubrir y hasta victimizar a quienes deberían enfrentar a la justicia, bien por acción, por omisión o por complicidad; o  en casos opuestos, se llega a responsabilizar y condenar, sin pruebas ni atribuciones, avivando  escándalo y distracción públicos. 

Con ello, unos y otros, logran asegurar y extender operación y conductas  delictivas, falta de sanción e impunidad creciente.  

Lo notorio. A  partir del invariable respeto a los derechos humanos de todos, no se hace lo simple y sencillo: fortalecer y apoyar la denuncia,  el proceso justo,  y, en caso de culpabilidad,  aplicación de sanción correspondiente.

Así,  la novedad es  que,  conocidos administradores y beneficiarios de la pobreza. Políticos y funcionarios de inocultable riqueza inexplicable, son inmaculados, impolutos e intachables.

Ahora resulta que en el caso de funcionarios de SEDESOL,  se presume de su supuesta pureza y pulcritud. Sus defensores y cómplices,  se quejan y reclaman   respeto y hasta que no se moleste, a quienes están obligados, como servidores públicos, a despeñar el cargo con transparencia, probidad y eficiencia.

Y por el otro lado, también utilizado como distracción y desvío del interés y  la atención pública, es frecuente encontrar casos en los que se exagera y actúa sin bases y fundamentos, sólo se hace  para escandalizar y avivar. Se les señala, asume responsables  y condena sin  oportunidad de acusación, investigación  y defensa conforme a derecho.

 Urge aplicar la ley para verdaderamente encontrar inocentes o culpables, omisos o cómplices.

*Academico.IIESES-UV@RafaelAriasH

Facebook:VeracruzHoydeRafaelAriasHdez.

 

Versión para impresión

Anteriores

Rafael Arias Hernández

Actualmente es Investigador del IIESES y maestro de la Facultad de Economía de la UV.

Cuenta con  Licenciatura en Economía, por la Universidad Veracruzana. Obtuvo mención honorífica Cum Laude.  Maestría en Economía con especialización en Desarrollo Regional y sub especialización en Historia del Pensamiento Económico. Salt Lake City, Utah. USA. Diplomado por la U.V. en “Habilidades del Pensamiento”.  Alta Dirección AD2 Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresas. (IPADE). Becario en los programas Lincon-Juárez y LASPAU.  Asesor académico y maestro de Enseñanza Media, Esc. De Bachilleres Noc. “Art. 3º Constitucional”, Xalapa, Ver. Maestro en la Facultad de Economía, y de la Maestría en Desarrollo Regional. Historia Económica, Desarrollo Económico, Desarrollo Regional, Taller de Investigación, Metodología, Habilidades del Pensamiento y otras cátedras. Maestro en “Técnicas de Debate” de la maestría en Acción Política y Administración Pública, de la Universidad Anáhuac. Xalapa, Ver.

Director General Técnico y Secretario General de la Universidad Veracruzana.

En el Gobierno Federal, fue Delegado Estatal de la Secretaría de Comercio y Fomento Industrial en Veracruz, y Director de Desarrollo Regional en SPP. En el Gobierno del Estado de Veracruz ha sido Asesor Económico, Jefe de Prensa y Comunicación Social, Director General del Instituto Veracruzano de Cultura, Director General de Industria, Comercio y Estadística, Coordinador de Participación Ciudadana, Coordinador Ejecutivo del Comité de Planeación para el Desarrollo (COPLADEVER). SEFIPLAN, (2010)

Miembro de diversas Asociaciones Civiles y ciudadanas, como el Colegio de Urbanistas y Planificadores, el Colegio de Economistas; la Fundación Cambio XXI A. C.; y de la Fundación Colosio A.C. Colaborador de diversas revistas y publicaciones académicas. Articulista de diversos periódicos, y de otros medios de comunicaciones nacionales, estatales y municipales.