Mensaje de error

Notice: Undefined offset: 0 en eval() (línea 2 de /var/www/html/Veracruz/sites/all/modules/views/plugins/views_plugin_argument_default_php.inc(53) : eval()'d code).

Una reflexión...

Hace días que ando como pasmada, y no, no es porque me lleve de "cuartito y mata mata" con algún asesor de gobierno o con el number one.

Estoy como pasmada porque no logro entender con el cerebro y menos con el corazón lo que ocurre en este mundo.

Dos imágenes que circularon prolíficamente en las redes me tienen impactada.

Una, la de la niña en el aire que es lanzada por un estúpido hacia la muerte.

Dos, la del niño que pareciera dormido en la playa pero que está muerto.

Ambos tenían 3 años, ambos murieron por razones ajenas a su voluntad, por asuntos que ni conocieron ni comprendieron.

Ambos murieron, como muchos niños más, por cuestiones de adultos, por ideas, religiones, intereses, políticas, odios, enojos, revanchas, venganzas, discriminación, y otros conflictos de políticos, de autoridades, de líderes, de gobernantes.

Los niños han muerto de hambre, de guerra, de enfermedades curables, de epidemias, ahogados, por abusos, golpes, violaciones, por falta de amor e indiferencia.

Han muerto y mueren en todo el mundo y hemos avanzado tanto como sociedad, hemos crecido tanto como seres humanos que podemos comprar la última tecnología en comunicación, el último reloj de moda, el bolso, vestido, saco o vehículo que nos hacen sentir diferentes, poderosos, más ricos que los demás. Pensamos que somos exitosos, los mejores, que tenemos más que otros.

Pero no miramos, no escuchamos, no queremos tener conciencia y le damos like a las imágenes y decimos "pobrecitos" o nos atrevemos a decir que el niño "dormido" no es el único, que en México hay muchos como él y han muerto peor.

El asunto es que no miramos ni escuchamos, vivimos con indiferencia, con temor a preguntar, a encarar a quien debe evitar esas muertes, es decir, a los gobernantes.

En el caso del niño "dormido" la imagen conmueve, es uno de los miles de migrantes que han muerto al huir de las guerras o malas condiciones de su país.

Conmueve porque llama a la consciencia: eso está pasando en el mundo, ¡justo ahora!

La niña lanzada al agua enoja e indigna: ¡eso también está pasando justo ahora en el mundo!

Esos niños son el emblema de la desolación ante los problemas generados por la ambición de poder, dinero y control.

Estoy pasmada, no sé cuál es la solución. Mientras tanto, me duelen, sus imágenes son emblemáticas, son lo que pasa.

He de decirle que también estoy pasmada porque mis tres neuronas no logran conectar ante las declaraciones de mi Gober mío de mí.

¿Alguien podría explicarle que todo compromiso es deuda? ¿Que todo subsidio es un compromiso? ¿Que no le está haciendo ningún favor a la Universidad Veracruzana y que si puede subsidiar a sus enriquecidos funcionarios y diputados federales, está obligado a hacerlo con una institución educativa?

¿Alguien podría explicarle con palitos y bolitas que el recurso destinado a la UV está presupuestado y aprobado por la Legislatura local?

Gracias mil.