Mensaje de error

Notice: Undefined offset: 0 en eval() (línea 2 de /var/www/html/Veracruz/sites/all/modules/views/plugins/views_plugin_argument_default_php.inc(53) : eval()'d code).

De costumbres y cinismos...

Pues ya, ¡ya estuvo! A partir del miércoles de la semana pasada Veracruz está más endeudado.

¿Y eso nos afecta? Se preguntará usted.

Si, por supuesto que nos afecta a todos.

En este momento, cuando usted está por salir al trabajo o a la escuela a dejar a los hijos, ¿qué es lo que mira, por dónde camina, qué tipo de transporte toma, qué zapatos usan sus hijos?

Estamos tan acostumbrados a la pobreza, a los malos servicios, a caminar en calles quebradas,  con baches, hundidas, a recibir agua entubada, turbia, a mirar basura acumulada en las esquinas, a caminar bajo el sol porque ya se acabaron los árboles, a subir a un camión desvencijado, a un taxi viejo y sucio.

Estamos tan acostumbrados a la mala vida, a la colonia fea.

Es tan normal andar por los caminos de tierra, las casas de tablas, los niños descalzos, las mujeres gastadas, los campos sin siembra porque no hay dinero para los programas productivos.

Acostumbrados a la transa, a pedir prestado, a empeñar lo que se tenga, a trabajar y trabajar y comprar en abonos, a ver como el agua inunda las casas, las calles, a perder las cosas adquiridas con esfuerzo.

Estamos acostumbrados a pedir trabajo para los hijos, de lo que sea, a que no terminen la secundaria, que se embaracen las adolescentes.

Estamos acostumbrados a que para recibir el programa Oportunidades se hagan largas filas, a ir a pintar los centros de salud para que suban puntos y no los eliminen de las listas de beneficiarios, a sentir que hacen un favor.

Acostumbrados a tantas cosas! Pero con tanto dinero que ha tenido Veracruz deberíamos de vivir en un lugar digno.

Deberíamos vivir en las ciudades que merecemos.

Pero los ciudadanos por unos pesos, unas láminas, despensas, cafeteras, hornos, y cuanta cosa, dejan pasar todo y se conforman y ahí perdemos todos.

Por supuesto que a todos debe importarnos que acaban de hipotecar a Veracruz, que acaban de empeñarlo y será difícil pagar el refrendo por él.

Los priistas y el remedo de políticos del Verde Ecologista, del PANAL y una perredista acaban de empeñar a Veracruz por 30 años.

El colmo es que con el dinero del crédito que obtengan se van a ir a las zonas marginadas y de pobreza absoluta a comprar almas y votos para las próximas elecciones. Y cínicamente los priistas llenaran de lodo sus zapatitos de 3 mil ó 4 mil pesos, y ensuciarán sus atuendos finos y las llantas de sus grandes camionetas, todo adquirido con dinero obtenido de las arcas del gobierno, es decir, con dinero público.

Estoy molesta porque los ciudadanos han permitido que un grupo de políticos deje a Veracruz en el limbo financiero y en la antesala de la quiebra.

Se ha permitido que puedan hacerse de un dinero del que no le pueden pedir cuentas y dejó en prenda las Aportaciones Federales y pasará libremente las auditorías que vengan.

De verdad que no tienen...ombligo.

Mientras tanto, sigamos con la costumbre y felicitemos a las autoridades por mantener viva otra costumbre muy vintage como las colchas de abuelita que se aplica en las ciudades como Xalapa: las calles están hechas de parches y se ven muy... ¿bonitas?