Mensaje de error

Notice: Undefined offset: 0 en eval() (línea 2 de /var/www/html/Veracruz/sites/all/modules/views/plugins/views_plugin_argument_default_php.inc(53) : eval()'d code).

Un gobierno de vergüenza...

Quiero contarle que ayer miércoles 23 de diciembre me encanijé, me indigné, y es hora que sigo igual.

Desde hace días que los jubilados y pensionados están en protesta porque el Gobierno de Javier Duarte no les ha pagado sus pensiones, el retroactivo de la pensión, el aguinaldo. A algunos no les pagaban desde el mes de noviembre.

Son pensionados que trabajaron muchos años en las oficinas de gobierno, que fueron maestros de escuelas públicas o académicos de la UV.  Se ganaron su pensión con 30 años, 40 años de labor o por haber cumplido la edad requerida en la ley para ser jubilados.

La mayoría tienen 70 años.

El pasado martes los viejos ex trabajadores en realidad se enojaron y colapsaron la circulación vial en Xalapa, el caos fue fenomenal. La mayoría entendimos y aceptamos lo que pasaba y llegamos tarde a todos lados. Algunos no pudieron viajar hacia Veracruz.

Los pensionados y jubilados ya estaban hartos de la frasecita de "mañana les depositamos".

Sus cheques o tarjetas de banco no tenían fondos.

El martes por la tarde el Gobernador Javier Duarte informó en la red social de Twitter que ya habían depositado. Pero, oh sorpresa, no le pagaron a todos, a algunos les quedaron a deber el aguinaldo, el retroactivo, a otros les pagaron completo.

Entonces quisieron cerrar Xalapa de nuevo pero el Gobernador Duarte decidió que no y les mandó a la fuerza pública para quitarlos.

Les corrieron de la carretera, a la altura de la Secretaria de Educación de Veracruz (SEV). Se fueron al Centro e intentaron cerrar la calle Enríquez esquina Lucio, y ahí les cercaron con decenas de policías, con los antimotines.

A empujones con el tolete, un tubo que lastima con el simple toque, con bastones eléctricos que activaron a diestra y siniestra, son toques eléctricos y no de maquinita de mercado; con escudos que duelen lo que usted no se imagina, así les quitaron de la calle Enríquez.

No importó la edad, el estado físico, anímico. Simplemente se usó la fuerza bruta.

Eso calienta.

Un Gobierno que prefiere dividir a los pensionados y jubilados pagando con diferencias es perverso.

Un Gobierno que decide NO pagar sus deudas y golpear a los viejos no tiene respeto ni honor.

Un Gobierno que declara que guardó el orden público y resguardó la circulación vial con todos los protocolos establecidos para ello, es un desvergonzado.

Un Gobierno que provoca problemas en la sociedad y específicamente con los viejos es un incapaz.

Un Gobierno que tiene un presupuesto enorme, que cada rubro está previsto en la ley de Ingresos y Presupuesto de Egresos 2015 y no le alcanza el dinero es un mal administrador, ineficiente y botarate.

Un Gobierno que le debe a "todomundo" o es un ladrón, un corrupto, o un bobo en la administración.

Y por otra parte, una sociedad que no defiende a sus viejos es indigna.

Una sociedad que no sale a dar la cara por sus viejos es irrespetuosa.

Una sociedad que no apoya está perdida.

Ciertamente hay viejos que no tienen pensión y a sus 80 años andan por ahí cortando pasto o cargando cajas sin derecho a pensión salvo la del programa Oportunidades, pues tampoco se les ha defendido.

Lo menos que se puede hacer en este momento es cuidarles.

"Este Gobierno de Javier Duarte es lo peor que le ha pasado a Veracruz", "Ni un voto al PRI", "No tengo miedo y sí, soy vulnerable. Cómo voy a resistir a la policía tengo 76 años", "No tengo miedo, no tengo nada que perder. Solo tengo mi dignidad y esa no se las voy a dar", "Ante quien voy a denunciar si son lo mismo. Cuál autoridad", "Me dan asco", "Que se cuide Javier Duarte no le vayan a cortar las manos (por ratero, como se hace en otros lados)", "No estoy haciendo nada mal, sólo estoy pidiendo lo que me gané con 40 años de trabajo". Son solo algunas frases de los pensionados y de quienes se solidarizaron con ellos.

Los golpes no son la solución.

Si el Gobierno de Javier Duarte no quiere protestas ni problemas, que no los ocasione.

En lo particular, me avergüenzo del gobierno que tenemos en Veracruz.