Viacrucis y carnaval en Veracruz

  • Rafael Arias Hernández

“En el gobierno sobran Judas, hasta las 30 monedas de plata ya desaparecieron.”

Cierto, en los próximos tres años Veracruz vivirá con más intensidad, al mismo tiempo y  con todas sus consecuencias, tanto un viacrucis como un carnaval.

Lamentable tragicomedia jarocha, de más de lo mismo y los mismos con cargo al presupuesto.

HOYO DEL NEGRO

Además, debe resaltarse y prevenirse, que padecerá después de elecciones y hasta el cambio de gobierno, por casi seis meses, un “hoyo negro”, un alto vacío de poder y un aumento de inconformidades y justificadas protestas de los veracruzanos.

Ojalá me equivoque, porque Veracruz no se lo merece. Pero es previsible que, en muchas formas, durante casi un semestre, se comprobara que el estado tiene un gobierno que  se ha quedado sin autoridad económica y financiera, sin credibilidad y confianza popular, y sin autoridad moral.

MÁS LIMITACIONES Y SACRIFICIOS

Economía colapsada. Desempleo y pérdida de poder adquisitivo. Pobreza y hambres en aumento. Inseguridad. Delincuencia creciente, dentro y fuera del gobierno. Empresas engañadas y presionadas. Administración gubernamental cuestionada y saqueada…

Viacrucis, porque en muchas formas, la situación se ha venido agravando. Las y los veracruzanos, han tenido y tendrán que soportar crecientes problemas, con mayores complejidades y efectos de los mismos, incluyendo un gobierno estatal en quiebra financiera y en involución o destrucción de instituciones. Eso sin mencionar el mediocre desempeño de la economía estatal, de mínimo crecimiento, recesión o casi estancamiento, y con poca o nula generación de empleos.

Lamentables y preocupantes, presente y futuro, con contextos nacional y mundial, desalentadores o adversos.

Innumerables limitaciones en seguridad, salud y educación; y los no pocos sacrificios que padecen casi 5 millones de veracruzanos pobres y empobrecidos, junto a los casi millón y medio de hambrientos, así como los millones y millones de desesperados, inconformes e indignados.

Viacrucis acentuado ante el escandaloso y cuestionado desempeño del gobierno estatal, sobre endeudado, injustificada e irresponsablemente; quebrado y sin recursos pues a todos debe; saqueado y sin justificar la desaparición de miles de millones de pesos; en gran parte desorganizado e ineficaz y dedicado, salvo excepciones, en atender solo lo que le importa y conviene a los presuntos a cargo, esto es, permanecer en el gobierno para no enfrentar la justicia e ir a la cárcel.

CARRO ALEGÓRICO Y COMPARSAS

Difícil y preocupante lo que se vive  en la supuesta entidad “próspera” y “adelante” y que se extenderá por lo menos tres años de elecciones programadas. Periodo en el que es casi seguro, salvo un milagro, , se acentuará, aún más,  la parcial o total ausencia de gobierno estatal quebrado y debilitado, pero eso sí dedicado, orientado y entretenido en el costoso carnaval electoral, del  Veracruz que, en efecto, ya cambio.

Elección no es en automático solución.

Electos y designados en el gobierno, todos son a fin de cuentas contratados y pagados para trabajar y hacer su mejor esfuerzo, para  enfrentar y resolver viejos y nuevos problemas; atender necesidades sociales y  reducir rezagos; organizar y administrar con honradez y eficiencia, así como prever lo previsible.

Nombrar es una responsabilidad. Elegir lo es más. Hora de señalar responsables y culpables.

¿Se atienden y resuelven, bien y a tiempo, los innumerables problemas? ¿O se dejan crecer y complicar, para en cambio, indebidamente privilegiar atenciones y dedicar tiempo y recursos oficiales a las elecciones?

Desfiles de aspirantes, suspirantes y expirantes. Comparsas propias o alquiladas, acarreados y contratados. Caras y con cargo a recursos oficiales, exageradas auto promociones y auto elogios de abyectos y serviles. Rey feo y “reinis” en costosos y faraónicos actos. Todo un circo electoral, de innumerables pistas parra distracción, simulación, manipulación y entretenimiento.

Mientras tanto, crecen necesidades sociales, así como problemas y conflictos individuales y colectivos, incluyendo gobiernos notoriamente debilitados, quebrados e incapaces.

Qué se puede esperar de gobernantes y políticos de funcionarios y concesionarios de las franquicias electorales, llamados partidos políticos. Salvo excepciones, todos se dedicaran a la lucha por y para el control del gobierno.

Y hay que insistir y advertir, responsables y causantes quieren repetir, permanecer en el uso y abuso de recursos públicos y atribuciones de las instituciones y dependencias gubernamentales. No tienen llenadera.

GOBIERNO DE A CUÁNTICO

Dice Vox Populi, que la moderna y reconocida física cuántica tiene en Veracruz una comprobación fácil y certera, de algunos de sus conceptos y aspectos  más populares. Breve y rápido mencionaremos, por ahora solo dos.

Primera evidencia, es increíble que no se aprecie y reconozca, que  el Gobierno del Estado de Veracruz, funciona bien, es eficaz, responsable y honesto. Debe aceptarse que es un gobierno de “manos limpias y frente en alto”, propio e ideal en universos paralelos. Si, para lelos…

Segunda evidencia. Si se padecen viacrucis y carnaval, dada la trayectoria y consistencia del gobierno estatal, como ya se comentó, se tiene previsto que aparecerá un “Hoyo negro” justo después de elecciones y hasta el cambio de gobierno. Casi seis meses,  en el que todo tenderá a desaparecer, la inercia dominante oficial será un desinterés o “valemadrismo” y un inconfundible sálvese el que pueda. Tanto año de Hidalgo, como de Carranza o de Buganza se quedaran cortos.

A todos deben y no pagan, entre empresarios y dependencias, miles de universitarios reclaman, lo que a la UV  se supone estaba presupuestado, pero no ha sido entregado.

Todos, hasta la Auditoria Superior de la Federación se hacen la simple, sencilla y puntual pregunta: ¿Dónde están miles de millones de pesos desaparecidos?

*AcademicoIIESESUV

@RafaelAriasH

Facebook:VeracruzHoydeRafaelAriasHdez

Versión para impresión

Anteriores

Rafael Arias Hernández

Actualmente es Investigador del IIESES y maestro de la Facultad de Economía de la UV.

Cuenta con  Licenciatura en Economía, por la Universidad Veracruzana. Obtuvo mención honorífica Cum Laude.  Maestría en Economía con especialización en Desarrollo Regional y sub especialización en Historia del Pensamiento Económico. Salt Lake City, Utah. USA. Diplomado por la U.V. en “Habilidades del Pensamiento”.  Alta Dirección AD2 Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresas. (IPADE). Becario en los programas Lincon-Juárez y LASPAU.  Asesor académico y maestro de Enseñanza Media, Esc. De Bachilleres Noc. “Art. 3º Constitucional”, Xalapa, Ver. Maestro en la Facultad de Economía, y de la Maestría en Desarrollo Regional. Historia Económica, Desarrollo Económico, Desarrollo Regional, Taller de Investigación, Metodología, Habilidades del Pensamiento y otras cátedras. Maestro en “Técnicas de Debate” de la maestría en Acción Política y Administración Pública, de la Universidad Anáhuac. Xalapa, Ver.

Director General Técnico y Secretario General de la Universidad Veracruzana.

En el Gobierno Federal, fue Delegado Estatal de la Secretaría de Comercio y Fomento Industrial en Veracruz, y Director de Desarrollo Regional en SPP. En el Gobierno del Estado de Veracruz ha sido Asesor Económico, Jefe de Prensa y Comunicación Social, Director General del Instituto Veracruzano de Cultura, Director General de Industria, Comercio y Estadística, Coordinador de Participación Ciudadana, Coordinador Ejecutivo del Comité de Planeación para el Desarrollo (COPLADEVER). SEFIPLAN, (2010)

Miembro de diversas Asociaciones Civiles y ciudadanas, como el Colegio de Urbanistas y Planificadores, el Colegio de Economistas; la Fundación Cambio XXI A. C.; y de la Fundación Colosio A.C. Colaborador de diversas revistas y publicaciones académicas. Articulista de diversos periódicos, y de otros medios de comunicaciones nacionales, estatales y municipales.