Mensaje de error

Notice: Undefined offset: 0 en eval() (línea 2 de /var/www/html/Veracruz/sites/all/modules/views/plugins/views_plugin_argument_default_php.inc(53) : eval()'d code).

El gran perdedor...

Ha de ser horrible que le lancen a uno descalificaciones durante dos horas.

Ha de ser deprimente que hasta los correligionarios duden del trabajo realizado y lo critiquen en un debate.

Ha de ser terrible que nada funcione, ni siquiera los tuits.

En serio que despertar ha de ser difícil por aquello de que para donde se voltee hay críticas, desánimo, enojo y las ganas de que ya termine su gobierno.

Qué desesperación pagar a candidatos para que le defiendan y terminen criticando su gobierno y le dejen como lazo de cochino.

¿Vio el debate? ¡Qué cosa! Vaya vapuleada que le pusieron a mi Gober mío de mí.

Todos, todos, criticaron su gobierno y dijeron todo lo que está mal, y mal está todo. O sea, su gobierno tiene un saldo mega, súper negativo.

Hasta Héctor le pegó, suavemente pero lo criticó al hablar de sus propuestas.

Qué feo lo que pasó en el debate. Puras críticas al gobernador. Y claro, puros golpes para Miguel Ángel Yunes, todos contra él, y luego no quieren que una piense que él es el enemigo a vencer y que sí es verdad que él va adelante en las encuestas.

Lo que me parece de pena ajena es el papel de la única mujer contendiente, Alba Leonila, quien se prestó y se presta al juego de ser la golpeadora principal para pretender quitar votos en lugar de buscar una oportunidad real. Hablando de que fíe pobre y sabe cómo salir de la pobreza, pues sí, eso ya lo sabemos. Ella ya ocupó varios cargos de elección popular, o sea, quería más de lo mismo. No, no se crea que todas las mujeres somos así.

Y el Pipo Vázquez, un hombre inteligente, también decepcionante, criticando a un expriista que compite por el PAN y él es un expanista que compite por el PES!!

Y qué le digo de Juan Bueno que terminó pidiendo el voto de quienes fueron sus compañeros de partido, o sea, los priista ni lo miren.

Cuitláhuac, el ingeniero que le apuesta a que le miren como un maestro producto de la cultura del esfuerzo, quiere el voto de 500 millones de veracruzanos, pero pues sólo tienen credencial de elector 5 millones, ni modo.

Don Armando, pues es don Armando, un caballero que anda en la política.

Héctor pues, pues, salió como peleador callejero, nada más faltó que le dijera a su primo que le quitó las canicas cuando eran niños.

Acusó de todo al primo, incluso le reclamó cosas de cuando el gobernador era Patricio Chirinos, un gobierno priista, cuya esposa Sonia acompaña a Héctor operando entre los pobres que acuden a los DIF municipales.

O sea, criticó acciones y decisiones tomadas por un gobernador priista y ejecutadas por su Secretario de Gobierno.

¿Y Miguel Yunes? Con su látigo de desprecio ni lo miró, se limitó a hacer sus propuestas y a picarle los ojos, una y otra vez, a mi Gober mío de mí.

Así pues, fue un debate más que nos sirve para conocer a los contendientes, al menos ya sabemos por quién NO votar. En los días siguientes sabremos por quien SÍ votar.

Mientras tanto, que duro debe ser que nadie te quiera, que con todo el dinero del mundo no se pueda comprar respeto, solidaridad o comprensión; difícil debe ser que todos lo critiquen, y que ni Dios pueda dormir en Veracruz con toda tranquilidad.