Mensaje de error

Notice: Undefined offset: 0 en eval() (línea 2 de /var/www/html/Veracruz/sites/all/modules/views/plugins/views_plugin_argument_default_php.inc(53) : eval()'d code).

Sin ombligo...

Cuando una cree que ya han ocurrido suficientes cosas en este sexenio, en este gobierno, surgen otras que le dejan a una con la boca abierta.

Ya se enteró de lo que publicó una página de internet que se llama AnimaPolítico.com? ¿No? Pues le cuento.

El gobierno de Javier Duarte beneficio con 645 millones de pesos a 21 empresas fantasma.

¿Por qué son fantasma? Porque se aprovecharon de la pobreza de algunos priistas que promovían el voto y de ciudadanos necesitados de apoyo para darse de "alta".

Acostumbrados a que para recibir un apoyo del PRI-Gobierno tienen que entregar su credencial de elector, esas personas así lo hicieron a cambio de promesas de apoyo, los llevaron ante notario, en algunos casos,  y hasta al IMSS para que la cosa fuera legal, les dijeron.

El SAT, en algunos casos y según los testimonios, acudió a los domicilios para constatar que existían y ...las empresas quedaron constituidas y ellos quedaron como dueños o socios con todo y su pobreza. De apoyo no recibieron nada.

Luego, esas empresas participaron en licitaciones públicas y obtuvieron entre 30, 35 y hasta 180 millones de pesos. Después, desaparecieron y ya no están en la lista de proveedores de Sefiplan.

¿Qué vendían las empresas? Artículos como zapatos, útiles escolares y cobijas que nadie sabe si se entregaron. Era para los damnificados de los desastres naturales.

Antonio Gómez, Secretario de Finanzas, y Ricardo García, Contralor General del Estado, hablaron sobre el tema y no se movieron de la frase: todo está hecho conforme a la ley, las empresas cumplieron con todos los requisitos para participar en las licitaciones públicas. Y le aventaron la bolita a los notarios y al SAT, y por lo visto hasta al IMSS le toca.

Se les dijo que las empresas tienen domicilios falsos, socios falsos y hasta se falsificaron firmas. Y la respuesta fue: todo está conforme a la ley.

¿Van a investigar? Pues si hay necesidad de revisar se hará.

Es decir, se entregaron 645 millones de pesos a esas empresas y no hay modo de saber en dónde entregaron los artículos o si los entregaron, ni voluntad de la autoridad para constatarlo y sancionar a quienes participaron.

645 millones de pesos que a la autoridad no le preocupan.

645 millones de pesos que al contralor Ricardo García no le merecen ni un minuto de su atención y a Antonio Gómez el Secretario de Finanzas, tampoco.

Los delitos que se derivan de estos hechos (lavado de dinero, robo de identidad, falsificación de firma, fraude, etc.) tampoco son importantes y no es su área, supongo.

También supongo que en medio de 100 mil millones de pesos de deuda, 645 millones entregados por ahí, solo son para unos vinos o para ir a jugar golf.

De este reportaje resaltan varias cosas: el reportero que inició la investigación, de triste memoria por cierto, le reportó al Contralor que no iba a seguir porque no había sustento legal Ay Ajá. De lo periodístico ni habló.

Notarios, SAT y empleados del IMSS podrían estar involucrados en este tipo de corrupción y podría haber muchos casos más de amigos o parientes beneficiados utilizando a personas que no le importan a nadie. ¿Cuántos millones más se entregaron de esta forma?

Y lo peor, se constata que lo legal ya no alcanza. Hacer las cosas conforme a la ley no es garantía de nada. La fe de un notario tampoco.

Así, al parecer, se hicieron muchas trampas para obtener dinero en este sexenio. Y nos preguntamos por qué no le pagan a la UV, por qué  retrasan pagos a pensionados, a maestros, a empleados, por qué le deben a empresarios que sí hicieron las cosas de manera honesta y legal, por qué no se hicieron obras, por qué creció la pobreza, por qué desfondaron al IPE, por qué Veracruz es un desastre.

Este reportaje es una pequeña muestra de lo que se hizo en el Gobierno priista de Javier Duarte.

Es una muestra de lo inútiles que son el ORFIS, la Contraloría y hasta los diputados. Ni se diga Finanzas.

NO investigar las irregularidades detectadas por los periodistas habla de que poco les importa a quién le dan el dinero y si cumplen o no. Poco importa el historial de las empresas.

Ahora se entiende por qué algunas empresas moral y legalmente constituidas no cobraron sus servicios durante todo este tiempo y por qué la herencia de Fidel Herrera fue un conflicto que seis secretarios de finanzas no pudieron resolver: empresas que cobraron servicios u obras sin cumplir y empresas que hicieron la obra o entregaron el bien adquirido sin poder cobrar.

Ahora se entiende cómo le hicieron y aquella frase de Fidel: ni están todos los que son, ni son todos los que están.

El colmo vino con las precisiones del reportero que inició la investigación y consideró poco ética su publicación y más con su nombre. Pareciera que la consiga fue desacreditar el reportaje.

Lo cierto es que el Gobierno no desmiente los datos, no tiene manera de hacerlo.

Supongo que la actuación de Antonio Gómez Pelegrín, Secretario de Finanzas, será recompensada con una notaría. Hay 40 espacios. El primer examen lo reprobó el funcionario, igual y ahora lo pasa.

Parafraseando una frase publicitaria: en Veracruz, todo es territorio lodoso y pareciera que los funcionarios son de probeta, por eso no tienen ombligo.