Yunes y El Peje: ataques y contraataques

  • Mussio Cárdenas Arellano
Yunes encubre a Duarte, dice AMLO. Que aclare cómo financiaba Duarte a Morena, responde Miyuli.

A muerte, con todo, López Obrador y Yunes Linares dirimen sus odios, en la sierra y en los medios, en las redes sociales, imputándose chantajes, dinero ilegal; uno, el Peje, cómplice de Javier Duarte, y el otro, el gobernador, de Peña Nieto y Osorio Chong.

Lanzó la primera andanada el líder de Morena, el viernes 13, en Zozocolco, Veracruz. Habló de un pacto entre Yunes Linares, el presidente Peña Nieto y el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, para encubrir a Javier Duarte, para ocultarlo, a cambio de que fluyan los recursos al gobierno yunista, que nadie ve.

Habla AMLO de una inyección de 7 mil 500 millones de pesos, sin fiscalización, en las manos de Yunes Linares, dejando de lado la bomba con la que, ofreció, habría de cimbrar a México el 1 de diciembre de 2016, al tomar posesión. Un chantaje, definió El Peje.

“¿Por qué Enrique Peña Nieto le autorizó ese dinero a Yunes? Porque Yunes ofreció que no iba a dar a conocer lo que había anunciado que iba a revelar. ¿Y qué es lo que Yunes sabe? Pues es fácil de entender, de imaginar. Lo que sabe es que Duarte le dio dinero para su campaña a Peña Nieto, y eso está documentado”.

De los 7 mil 500 millones dice el Pejemesías que “es un chantaje porque no tiene obligación de informar a qué se destina ese dinero”.

De las revelaciones con que iba a cimbrar al país agregó: “No hizo nada, se quedó callado, y es porque le taparon la boca, lo maicearon, y en el tiempo que lleva como gobernante ya endeudó a Veracruz con 7 mil 500 millones de pesos.

“¿Ustedes creen que no sabe el gobierno dónde está Javier Duarte? Claro que lo saben, nada más que es parte del acuerdo, simular, engañar de que andan persiguiendo a Duarte, echándole la culpa de todo a Duarte, y ellos ya se arreglaron.

“Estoy viendo que Yunes sale todo los días en los periódicos nacionales diciendo que ya recuperó más dinero, 10, 20 millones, y le entrega un cheque al procurador cuando hay un arreglo entre ellos, porque son lo mismo el PRI y el PAN, es Chong del PRI, operando con Yunes del PAN”.

Acusó que por instrucciones de Miyuli son amenazados los beneficiarios de Prospera si asisten a asambleas de Morena.

Yunes refutó. Un mensaje en Facebook, el sábado 14, le sirvió para recordar que el financiamiento duartista a Morena brota en varios frentes, en el Yuribia, en los audios de Gabriel Deantes.

“Soy Miguel Ángel Yunes Linares. Respeto el derecho de todos a expresarse con plena libertad y ejerzo el mío. Desde hace muchos años Andrés Manuel López Obrador me ha agredido con acusaciones absurdas. Nunca he respondido. Pero hoy soy Gobernador de los veracruzanos y por respeto a ellos doy una respuesta a la última de sus afirmaciones falsas.

“Esta es mi respuesta: durante muchos años, mientras yo combatía a Javier Duarte y a Fidel Herrera, López Obrador negociaba con ellos. Yo logré sacar a Duarte de gobierno y antes de tomar posesión recuperé más de mil doscientos millones de pesos que estaban en la bolsa de sus cómplices.

“Mientras eso sucedía líderes de MORENA del sur de Veracruz recibían del gobierno de Duarte 2.5 millones de pesos cada mes con la amenaza de cerrar las válvulas de la presa Yurivia y dejar sin agua a Coatzacoalcos. López Obrador lo sabía y lo consentía. Yo documenté y presenté múltiples denuncias contra Javier Duarte, mismas que fueron la base de las órdenes de aprehensión que hoy existen en su contra. Mientras tanto López Obrador a través de sus líderes negociaba con Duarte apoyo para sus candidatos, tal y como consta en las declaraciones de Gabriel Deantes “operador político” y cómplice de Duarte que era el conducto para entregarles el dinero.

“Hoy nuevamente viene Lopez Obrador a tratar de engañar al pueblo veracruzano con sus mentiras, que de repente parecieran alucinaciones. Me acusa de recibir 7 mil 500 millones de pesos del gobierno federal a cambio de “complicidades” etc. etc. Es muy sencillo. Si tiene alguna prueba que la presente en público y ante las autoridades, es su obligación hacerlo.

“Que no salga con el cuento de siempre de que ‘los acuso de ladrones no de tontos’, que muestre las pruebas. Si quiere hacerlo en público le ofrezco estar presente. Estamos muy cerca. Mientras el se encuentra en Tecolutla repitiendo las mismas tonterías yo me encuentro esta noche de sábado en Tuxpan analizando como vamos a combatir con firmeza a la delincuencia en todo Veracruz y en particular en el norte donde sus amigos Fidel Herrera y Javier Duarte tendieron alfombra roja a la delincuencia organizada.

“Esa es la diferencia entre nosotros. Yo me dedico a trabajar. Tomé posesión hace 45 días y no he descansado un minuto tratando de resolver una enorme crisis, mientras que López se dedica a mentir, a difamar y a vivir de nuestros impuestos (incluyendo el impuesto a las gasolinas que tanto critica).

“Decirle que es un vividor del presupuesto no es ofensa, es una descripción objetiva de su realidad. Lo invito a que presente pruebas, donde quiera lo veo. Más pronto cae un hablador…”.

Otros medios, Proceso entre ellos, habrían de hurgar en la memoria y traer al escenario las palabras de Héctor Yunes, su primo, que reveló encuentros furtivos entre el ex gobernador  Javier Duarte y Cuitláhuac García, el ex candidato de Morena, en plena campaña a gubernatura de Veracruz.

Una nueva andanada lanzó López Obrador, el domingo 15, Morena impoluta, Morena inmune, Morena cruzando el pantano sin manchar su plumaje.

“Yunes es muy corrupto —increpa AMLO—, es inmoral, no es una gente honesta, tiene comprados a todos los políticos, con la honrosa excepción de los dirigentes de Morena son los únicos que no le aprueban sus maniobras en el Congreso local”.

“Con dinero maicea —agrega—, reparte dinero a los medios de información. Hay algunos periódicos en donde todos los días está saliendo y es como el paladín de la honestidad”.

Le fallan sus sistemas de información. Sus “dirigentes de Morena” —¿no serán diputados?— le aprobaron, el jueves 12, el nombramiento del duartista, hoy yunista azul, Sergio Rodríguez Cortés, corruptísimo, como presidente de la Comisión Especial de la Verdad de la Deuda, con el visto bueno de Yunes Linares. Le aprobaron una maniobra en el Congreso local.

Datan de 2006 los odios entre el Pejemesías y Yunes Linares. Al entonces priista, hoy gobernador panista, le debe AMLO la pérdida millones de votos en el norte del país.

Destacaba Yunes azul en la cuadra de Elba Esther Gordillo, su madrina, hoy presa, y ambos operaron con los gobernadores priistas del norte. A cambio de sus votos para el panista Felipe Calderón, tendrían el voto del panismo para sus diputados federales. Así, los gobernadores tuvieron sus bancadas en San Lázaro, Calderón usurpó el poder y el Peje se conformó con proclamarse “presidente legítimo”, la peor de las locuras que se le podrían ocurrir.

Sigue Veracruz en la agenda de López Obrador. Sigue siendo estado clave para la elección presidencial. Es el tercer padrón electoral del país, el que puede hacer ganar o perder.

Arremetió en campaña contra Miyuli, lo tildó de corrupto, “unos Yunes ladrones y otros Yunes rateros”, les dijo. Y que si ganaba el hoy gobernador sería lo peor que le podría ocurrir a Veracruz. Y ganó. Y quizá el Peje tenga razón.

¿Por qué en Veracruz el pleito Yunes-AMLO? se preguntan los periodistas Claudia Guerrero Martínez, autora de Entre lo Utópico y lo Verdadero, y Luis Ramírez Baqueiro, titular de Astrolabio Político.

Veracruz es la arena del cambio, de la transición y el espacio en que López Obrador golpea al PRI-AN. La elección municipal de junio es el preámbulo de la elección de gobernador en 2018, de la presidencial, de la de Congreso General.

Y Yunes ya desmantela a Morena, lo golpea en Tatahuicapan, evidencia que Javier Duarte financiaba a las huestes morenistas vía el pago en efectivo de 2.5 millones de pesos al mes.

Hoy, Yunes tiene el aparato de poder en sus manos. Tiene a la policía, a los informantes, a los orejas, los alcaldes, incluso los priistas que antes fueron duartistas.

Viene López Obrador y arremete contra Yunes Linares. Se dan con todo. Pero el gobernador, a diferencia de Javier Duarte, responde. Lo fustiga. Lo confronta. Le dice que cuando él combatía a Javier Duarte, a Fidel Herrera, a sus respectivas pandillas, AMLO y Morena pactaban con el ladrón. Una de las evidencias son los 2.5 millones para evitar la toma de la presa Yuribia. Otra es el audio de Gabriel Deantes con el gordobés. Otra más, las palabras de Héctor Yunes sobre el encuentro Duarte-Cuitláhuac en Casa Veracruz.

Tiene una prioridad Yunes azul en su agenda política: romper las estructuras de Morena. Es su prioridad y es clave para el proceso electoral 2018. Le pega en lo financiero, en el dinero para operar, en el recurso para sostener la base social.

Tiene Miyuli en la mira a Morena. De ahí sus pactos con grupos de poder, priistas y no priistas, con lo más nefasto del duartismo que huele a traición, sumando en cada uno de los 212 municipios, no dejando que los que pueden decidir una elección traben alianza con el pejepartido.

Sabe de ello Andrés Manuel López Obrador. Viene y enfrenta a Yunes Linares. Lo cuestiona. Lo implica en un pacto sórdido, ruin, detestable, con Peña Nieto, un chantaje a cambio de no divulgar cómo fue el financiamiento de Javier Duarte al entonces candidato presidencial del PRI. Así, según El Peje, fluirán los 7 mil 500 millones para Veracruz.

Deplorable el show, no le sirve a los veracruzanos. Muestra a AMLO atacando para pepenar votos. Exhibe a Yunes respondiendo para fragmentar a Morena, tocando el punto que más duele: los dineros que les dio Javier Duarte.

Uno ataca y el otro contraataca.

Y así seguirán.

Archivo muerto

Embarrados priiistas y panistas, perredistas e independientes, hasta los de Morena, entregando la Comisión Especial para la Verdad de la deuda duartista a Sergio Rodríguez Cortés, cómplice de Javier Duarte, el ladrón en fuga. Salvo cuatro votos en contra, el de Maryjose Gamboa entre ellos, la ausencia de los coordinadores del Pejepartido y del PAN, Amado Cruz Malpica y Sergio Hernández Hernández, respectivamente, y seis más, los demás avalaron la designación de uno de los aliados clave del gordobés. Fue Sergio Rodríguez director del Servicio Nacional de Empleo en Veracruz al inicio del duartismo y, peor, su instrumento para reventar aquella alianza PAN-PRD en 2013 cuando todo pintaba para arrebatarle el Congreso a Javier Duarte. Sergio Rodríguez, el mal recordado alcalde de Ciudad Mendoza, paria del PRD, denostado por los hermanos Romero Aquino y sus huestes, pasó así a la historia. Creó un congreso perredista paralelo, apócrifo, él como falso dirigente y propició que el Tribunal Electoral de Veracruz, también maiceado por Javier Duarte, frustrara la coalición azul-amarilla que pudo haberle amarrado desde entonces, a mitad de su sexenio, las manos al corrupto gobernador. Hoy, de la mano de Yunes Linares —“tapaos los unos a los otros”—, apoyado por una mayoría de 38 legisladores, de 42 que asistieron a la sesión del jueves 12, con cuatro votos en contra, Sergio Rodríguez Cortés pasó a ser el nuevo zar que indagará los misterios y la esencia corrupta de la deuda duartista. Ajá. Con él van el panista Manuel Francisco Martínez Martínez, secretario; Juan Manuel Unanue Abascal, del PAN, y la morenista María del Rocío Pérez Pérez, a quien el gobernador de Veracruz señala y vuelve a señalar que fraguó la toma de la presa Yuribia dañando a medio millón de habitantes del sur a los que dejó sin agua. Día de gloria para el Congreso de Veracruz. La alianza PRI-PAN-PRD eligió a un bandolero: Sergio Rodríguez Cortés. Y ganó un nuevo engendro: Morena… Se ganaba la vida sin mayor esfuerzo, diseñando el turismo, promoviendo el turismo, inventando el turismo. Y así Jaime Ruiz López pasó tres años de su vida en la nómina municipal, siendo secretario de Turismo en Coatzacoalcos, embelesado con Julio Camejo, el actor que año tras año participaba en el carnaval, o con Mariana Seoane, la actriz y cantante, ambos protagonizando el video promocional “De rodillas te pido” para proyectar la imagen de Coatzacoalcos dentro y fuera de México. Se fue Jaime Ruiz el viernes 13 y su espacio será cubierto por el secretario de Desarrollo Económico del ayuntamiento, Raúl Madrazo Lemarroy. No se va liso. Lo atrapa una investigación de la Comisión de Aguas del Estado de Veracruz (CAEV) por su implicación en el caso de “aviadores” que aparecían en la nómina de la Comisión Municipal de Agua y Saneamiento de Coatzacoalcos (CMAS). Años, meses atrás, varios se le acercaron; los remitió a CMAS; entregaron documentación y no obtuvieron empleo. Desangelados se retiraron. Sin embargo, sus nombres, sus datos, sus documentos sirvieron para que la mafia de la empresa paraestatal cobrara cientos de miles pesos al mes. Jaime Ruiz figura en una auditoría a cargo de personal de CAEV. Ser sobrino de Jesús Antonio Macías Yazegey, el suegro incómodo de Javier Duarte, fue vivir en el poder. Hoy, el poder cambió de manos y comienza a alcanzarlos… Tácitamente amarrada Xóchitl Arbezú Lago como candidata de Morena a la alcaldía de Minatitlán. Se queda en el camino el viejo líder azufrero, Nicolás Reyes Álvarez, el que enfrentó a Fidel Velázquez y sus hijos, el que descubrió y denunció la corrupción en Azufrera Panamericana, el que ganó la elección al interior del Sindicato de Trabajadores del Azufre y Similares (STAS) por la vía democrática y luego, cuando lo embistió el sistema, paró en la cárcel donde conoció quiénes eran sus amigos y quiénes los traidores. Hay morenistas que ven bien a Xóchitl Arbezú, hay quienes no. Empresaria, gobernadora del Club Rotario, realiza una labor altruista. En su contra están los efectos de “La Curtidora”, negocio de su padre, Vicente Arbezú García, que contamina con fétidos olores un amplio sector de la ciudad de Minatitlán. “La empresa de mi papi —explica— es una empresa ecológica que no contamina el medio ambiente y no es dañina para la salud”. Avanza Xóchitl Arbezú en la consolidación de su candidatura. En medios de prensa sostienen que no es la candidata de la diputada Miriam Judith González Sheridan o July Sheridan. Arturo Torres, en El Heraldo, señala: “aunque en este sentido la diputada July Sheridan no creo que deje que le arrebaten el ‘mandado’ porque también tiene a su candidato o candidata”. A fin de cuentas, será como Rocío Nahle determine, la diosa de Morena en el sur…

mussioc2@gmail.com

mussiocardenas_arellano@hotmail.com

www.mussiocardenas.com