Ilustración editorial, talento de veracruzanos

  • Alma Espinosa
“Ariles y más ariles. Los animales en el son jarocho”, un poquito del tesoro poético de Veracruz.

En octubre de 2014, el día 29, para ser más exactos, escribí acerca de lo orgullosos que debemos estar de nuestra cultura veracruzana y celebré la existencia del libro “Ariles y más ariles. Los animales en el son jarocho”, editado por El Naranjo, escrito por Caterina Camastra e ilustrado por Julio Torres Lara (http://www.e-veracruz.mx/opinion/2014-10-29/la-cultura-nos-rescatara).

A poco más de dos años de esa columna y justo 10 años después de que se publicó, traigo nuevamente a la escritura este libro porque en la Feria Internacional del Libro Universitario (FILU) escuché a Julio Torres Lara hablar de su proceso creativo y qué debe enfrentar para que nosotros podamos disfrutar de hermosas ilustraciones.

En este enlace https://issuu.com/elnaranjo/docs/ariles tendrán apenas una probadita del libro que en aquella columna aseguré “logra conjuntar la alegría de los sones con los colores de las ilustraciones. En las páginas encontramos a los juiles, el balajú, el toro zacamandú, la iguana, la víbora de cascabel y hasta el pájaro zu, todos protagonistas de los versos”.

De acuerdo con su editora Ana Laura Delgado, “Ariles y más ariles. Los animales en el son jarocho” muestra un poquito del tesoro poético de Veracruz. A través de los sones, música que canta y poesía que se baila, conocerás algunos de los animales jarochos: pájaros coloridos y cantarines, peces veloces y sabrosos, un piojo tremendo y un zopilotito, conejos y tuzas que se asoman de sus guaridas, pollitos indefensos y toros bravos, una víbora que canta y una iguana que baila. Y, por último, un gallo que canta al amanecer, cuando el fandango termina.

En la breve charla improvisada que ofreció Julio Torres, describió algunas peripecias que pasó para publicar otro libro magnífico editado también por El Naranjo, “Fiestas del agua. Sones y leyendas de Tixtla”. Platicó al grupo que mirábamos atentos imagen tras imagen, cómo debía realizar un gran número de ilustraciones para lograr solo una página del libro.

Julio Torres fue invitado por Ana Laura Delgado, directora de la editorial antes mencionada a platicar un poco de su proceso creativo, justo cuando ella describía lo que implica crear un libro.

Sin embargo, Julio no es el único ilustrador veracruzano que ha acompañado los textos con bellísimas ilustraciones para El Naranjo. También lo han hecho Rosana Mesa Zamudio, Omar Urbano y Guadalupe Sánchez Sosa. No podemos dejar de mencionar a Israel Barrón a quien ya se considera veracruzano a pesar de que nació en el estado de Hidalgo.

El trabajo de los ilustradores veracruzanos (no mencioné todos los que existen, pero sí los que han colaborado con El Naranjo), ha sido reconocido de manera especial, pues además de su enorme talento, prefieren realizar sus trazos en papel y dejar a un lado las nuevas tecnologías que nos privarían de esos bocetos tan bonitos que lucen en exposiciones, presentaciones y colecciones privadas.

Para conocer los libros ilustrados por los artistas veracruzanos, la tenemos fácil. Esta semana dense una vuelta por la FILU que está en el Gimnasio Omega, en la ciudad de Xalapa, y busquen el stand de El Naranjo. También pueden encontrar y adquirir sus libros en la página http://www.edicioneselnaranjo.com.mx/

Versión para impresión

Anteriores

Alma Espinosa

Es originaria del Distrito Federal y desde hace más de una década radica en Xalapa. Es licenciada en Ciencias de la Comunicación por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Estudió la especialidad en la Enseñanza de la lengua y la literatura en la Universidad Pedagógica Nacional Unidad Xalapa, donde actualmente es docente. Es egresada de la maestría en Literatura mexicana por la Universidad Veracruzana.

Actualmente cursa el diplomado para la Profesionalización de mediadores de lectura por la Universidad Autónoma Metropolitana Unidad Xochimilco. Es mediadora del Programa Nacional Salas de Lectura del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes. Ha impartido talleres relacionados con el tema de la lectura y la escritura, y desde hace dos años es una de las mediadoras que dirige la sala de lectura Equinoccios.

Como periodista ha trabajado en el Instituto Mexicano de la Radio, el periódico U2000. Crónica de la educación superior, y el Departamento de Prensa de la Universidad Veracruzana. Fue gestora cultural en la USBI Xalapa. Actualmente colabora en el área de Comunicación Social del Instituto Veracruzano de la Cultura.