Ayuntamientos en crisis…y “huachicoleros”

  • Rafael Arias Hernández
El cambio más notorio, es que la situación empeora.

A 557 días del obligado se acabó y la inevitable despedida. El cambio más notorio, es que la situación empeora.

Veracruz padece los efectos de una crisis económica en aumento, que a su vez se agudiza, por políticas oficiales equivocadas o insuficientes; y por la influencia de los contextos nacional e internacional.

Según el INEGI, casi 69% de la población ocupada está en la informalidad, o sea 7 de cada 10 veracruzanos trabajan sin prestaciones, sobreviven por su cuenta y sin empleo formal.

Efectos de una Economía en recesión o estancada. Consecuencia de Finanzas Públicas en la opacidad y quebradas. Y de que no se atiende bien y oportunamente lo importante. Siguen efectos adversos de la inflación y la devaluación. Aumentan hambre y pobreza, inseguridad y violencia.  Para los veracruzanos, más desastres y desgracias, limitaciones y sacrificios.

En cuanto a la anunciada reestructuración de la deuda bancaria y de valores del gobierno estatal, se reciben malas calificaciones de las calificadoras; y, otro fatal aviso, se incrementan las tasas de interés interbancario a 6.75% y pueden seguir creciendo. Pésima recomendación de los expertos financieros y encargados oficiales: gastar más y endeudar más, no es la solución.

Avanza la destrucción institucional, y los ejemplos sobran; baste recordar el caso pendiente del hundo Instituto de Pensiones del Estado; y de la misma Universidad Veracruzana, que padece la peor situación financiera de su historia.

Ayuntamientos en crisis. ¿Crímenes sin castigo?

A solo 222 días, poco más de 7 meses del final municipal, es obligado llamar la atención, en el hecho de que como todo lo afectado por ineficiencia, corrupción y delincuencia, hasta hoy, es notorio que no hay intención firme, ni decisión política real, a pesar de la creciente presión, de realizar una estricta evaluación con amplia e intensa participación social.

Todo servidor público, todo Ayuntamiento, tiene la obligación de cumplir y hacer cumplir la ley, tanto en todo lo hecho y lo que se dejó de hacer, como en lo bien o mal hecho.

Es imprescindible valorar, hacerlo para identificar logros y avances, si los hay; y también para señalar errores y pérdidas, que sin duda se han dado. Separar unos de otros es vital, ya que se debe defender y alentar el buen trabajo; y denunciar y castigar a ineptos y corruptos.

Evaluar incluso, para participar y votar fundadamente, en la elección correspondiente. Y no dejarse llevar por el circo electoral de promesas y compromisos infundados, de ocurrencias y manipulaciones que hacen realidad la continuidad de la impunidad, de presuntos responsables y prófugos potenciales dentro del ámbito de gobierno municipal.

¿Cuántos de los 212 Ayuntamientos, se han hecho ganadores de reconocimiento o denuncia, de estímulo o castigo? ¿Cuántos son “huachicoleros” del presupuesto, concesiones, permisos, derechos, fondos subsidios y patrimonio municipal? ¿Y los servicios públicos privatizados, a cambio de qué?

MORENA SIGUE ADELANTE

En estos días, sobresale un hecho político y social significativo, que se debe señalar y comentar.

Por un lado, la organización y movilización ciudadana y social, sus inconformidades y protestas siguen creciendo.  Y por el otro, MORENA acapara el liderazgo y la confianza popular.

Bien se sabe, en el PRIANRD, quienes son los autores, responsables y culpables del desastre en el que se vive tanto a nivel nacional, como estatal y municipal. Querían y quieren gobernar y ahí están sus resultados: el poder, para no poder y aprovecharse de él.

Así que, no hay que darle vueltas, a la responsabilidad contraída y no cumplida en los últimos años y décadas, se suma con frecuencia la culpabilidad probada por el uso y abuso de recursos públicos e instituciones oficiales, por muchos de los que han estado y están al frente de los gobiernos. Los culpables son los ineptos y corruptos que se encubren y protegen, en un notorio sistema de continuidad de complicidad e impunidad.

Lo esperanzador, es que hoy en día, hay más elementos para canalizar esa energía renovadora de la participación popular, que empieza por señalar la ineludible responsabilidad, de quienes   gozan o gozaron del cargo público; y también,  con toda razón y derecho,  muchos terminan por identificar e  identificarse, con la organización y el líder, que se considera una esperanza, o constituye la mejor oportunidad disponible.

Ante esta realidad se puede o no estar de acuerdo, pero es un hecho inobjetable  que MORENA crece y se fortalece, con más y más identificación y apoyo popular.

*AcademicoIIESESUV@RafaelAriasH.Facebook:VeracruzHoydeRafaelAriasH

Versión para impresión

Anteriores

Rafael Arias Hernández

Actualmente es Investigador del IIESES y maestro de la Facultad de Economía de la UV.

Cuenta con  Licenciatura en Economía, por la Universidad Veracruzana. Obtuvo mención honorífica Cum Laude.  Maestría en Economía con especialización en Desarrollo Regional y sub especialización en Historia del Pensamiento Económico. Salt Lake City, Utah. USA. Diplomado por la U.V. en “Habilidades del Pensamiento”.  Alta Dirección AD2 Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresas. (IPADE). Becario en los programas Lincon-Juárez y LASPAU.  Asesor académico y maestro de Enseñanza Media, Esc. De Bachilleres Noc. “Art. 3º Constitucional”, Xalapa, Ver. Maestro en la Facultad de Economía, y de la Maestría en Desarrollo Regional. Historia Económica, Desarrollo Económico, Desarrollo Regional, Taller de Investigación, Metodología, Habilidades del Pensamiento y otras cátedras. Maestro en “Técnicas de Debate” de la maestría en Acción Política y Administración Pública, de la Universidad Anáhuac. Xalapa, Ver.

Director General Técnico y Secretario General de la Universidad Veracruzana.

En el Gobierno Federal, fue Delegado Estatal de la Secretaría de Comercio y Fomento Industrial en Veracruz, y Director de Desarrollo Regional en SPP. En el Gobierno del Estado de Veracruz ha sido Asesor Económico, Jefe de Prensa y Comunicación Social, Director General del Instituto Veracruzano de Cultura, Director General de Industria, Comercio y Estadística, Coordinador de Participación Ciudadana, Coordinador Ejecutivo del Comité de Planeación para el Desarrollo (COPLADEVER). SEFIPLAN, (2010)

Miembro de diversas Asociaciones Civiles y ciudadanas, como el Colegio de Urbanistas y Planificadores, el Colegio de Economistas; la Fundación Cambio XXI A. C.; y de la Fundación Colosio A.C. Colaborador de diversas revistas y publicaciones académicas. Articulista de diversos periódicos, y de otros medios de comunicaciones nacionales, estatales y municipales.