Publicado en e-veracruz.mx (http://da9w.e-veracruz.mx)

Informe Rojo

Héctor Yunes: el cibermensaje, el acarreo, el repudio

Mussio Cárdenas Arellano
February 16, 2016 12:35:09 AM
Visitas: 1180

Viraliza las redes Héctor Yunes. Pregona una lucha que nadie ve, la suya contra el sistema, su rechazo al “poder que corrompe, que lastima, que miente”. Y arenga: “Soy el único que puede componer a Veracruz”. A cambio, recibe metralla, lo pulverizan en redes sociales, lo repudian, se mofan, lo insultan.

Así arranca el senador con licencia. Da palos de ciego, pasos en falso, el cuasi candidato del PRI al microgobierno de dos años, con propaganda hueca y el discurso falaz, incitando al voto de los incautos, de los que no saben quién es, a quién sirve y hasta dónde llega su ambición.

Va su oferta política desde el desmarque hasta la crítica a la clase priista que llevó a Veracruz a la quiebra, al desorden en seguridad, a la inaceptable violencia, al alivio del dolor en aquellos que han sido agobiados por la delincuencia, por el atropello a la ley.

Y así habla Héctor Yunes Landa, el de Soledad de Doblado, metido en la dinámica del golpe al gobierno, al que no ha dejado de servir, como táctica para darle credibilidad a su discurso.

Unos cuantos le aplauden, miles lo masacran. Despierta la ilusión de los priistas que ven perdida la elección del 5 de junio, la de gobernador y Congreso de Veracruz, por el desastre político, social, económico, moral por los desatinos y ocurrencias con que se maneja Javier Duarte.

Se vende, pues, como si alguien lo fuera a comprar.

Dice Héctor Yunes que la suya es una lucha contra el sistema desde el sistema, sin dejar de ser gobierno, pero con espíritu crítico, dándole voz a la gente, escuchando y actuando, soltando solidaridad y asumiendo el duelo por los muertos, por los levantados, por los ejecutados.

Una y otra vez habló de los restos hallados en el rancho El Limón, en Tlalixcoyan, los que según la versión oficial, corresponden a dos de los cinco jóvenes de Playa Vicente, levantados por la policía estatal en Tierra Blanca, el 11 de enero, y entregados al crimen organizado.

Una y otra vez se solidarizó con la familia de la periodista Anabel Flores Salazar, levantada en Mariano Escobedo, cerca de Orizaba, el lunes 8, cuyo cuerpo apareció sin vida, estrangulada, en una carretera de Puebla, a la altura de Tehuacán. Laboraba para el periódico El Sol de Orizaba y antes fue reportera de El Buen Tono de Córdoba.

Crítico del sistema, según él, quizá Héctor Yunes haya dado su lucha desde el confort del Senado, en la complicidad en el Congreso estatal, donde fue líder durante el fidelismo, en los sótanos políticos de la Subsecretaría de Gobierno.

Aún así, vinculado a los dos últimos gobiernos veracruzanos, el de Fidel Herrera y el de Javier Duarte, omiso y complaciente, defensor de ambos en tiempos de campaña, habla el cuasi candidato del PRI de su grandeza política como si la tuviera.

Decía, por ejemplo, el miércoles 9:

“Yo doy resultados, estoy limpio y listo. Cuando fui encargado de las áreas de gobierno, las familias vivían tranquilas y en paz... Esos tiempos volverán con libertad y democracia, no con opresión y abuso. ¡Los veracruzanos lo demandan, los veracruzanos lo merecen!”.

Ajá. Era Héctor Yunes el encargado de las áreas de gobierno cuando el fidelismo abría la puerta y se adueñaban de Veracruz los Golfos y luego los Zetas, generando la ola de violencia que hoy se ha transformado en una barbarie, los levantones en todo Veracruz, el secuestro y la extorsión en su peor nivel.

Sirvió al fidelismo y a su inspiración, el ex gobernador Fidel Herrera Beltrán, de nefastos resultados para los veracruzanos, endeudadísimo el gobierno, la corrupción a tope, la crisis social alarmante.

De ahí pasó al Congreso de Veracruz. Quiso ser gobernador. Fidel se lo impidió. Pero a cambio de dejar el camino libre a Javier Duarte, transó. Negoció la senaduría que le sirvió de plataforma para ser hoy el abanderado del PRI al microgobierno estatal.

Ese miércoles 9 también dijo:

“Vamos a encarcelar a los malos y los mejores al gobierno. Quien se mete con la gente, nos traiciona y la traición no tiene espacio en nuestro estado. Haré justicia que para mí significa castigar a quien lo merece, sí, pero, además dar empleo, medicinas y paz a Veracruz”.

Ahora, en Boca del Río, el domingo 14, presume:

“No quiero el poder que corrompe, el que lastima, el que miente, el poder que beneficia a unos cuantos y sin resultados”. Y se promueve: “Con honestidad y eficacia, quiero servirte, ¡soy el único que puede componer a Veracruz!”.

Ni por error menciona a Javier Duarte. Ni por accidente se refiere a Fidel Herrera. Su crítica es abstracta, tramposa, lenguaje de simulación, la debacle sin culpables, delitos sin delincuentes, saqueo sin saqueadores, criminales encubiertos sin señalar a los encubridores.

Tan inútil como falaz, es crítica que no le sirve a la sociedad. Es sólo una treta en la que se monta Héctor Yunes el discurso del engaño y la misión de omitir cualquier mención al gobernador.

“Por ello, sé que Veracruz necesita empleos, que los jóvenes necesitan oportunidades, que las amas de casa merecen vivir con la tranquilidad de que sus hijos tienen un futuro prometedor”, agregó.

Ofrece y promete el choleño. Refleja el Veracruz que no atiende la demanda social, canceladas las expectativas, negadas las cifras de crecimiento que recurrentemente esgrime el gobierno de Javier Duarte.

“Quiero verlos a los ojos, compartir su dolor y dar soluciones”, precisa el precandidato priistas.

Y agrega:

“Porque ustedes han trabajado duro y quieren un Estado a la altura de sus esfuerzos, yo les garantizo que Veracruz va a cambiar, pero va a cambiar para bien”, expresó Yunes Landa.

Un mensaje en Facebook, el viernes 12, le desató una paliza fenomenal. Dijo:

“He luchado contra el sistema desde el sistema, a contra corriente por defender mis ideales y oponerme a lo que daña a #Veracruz. Conozco la adversidad, no le tengo miedo”.

Más de mil 600 usuarios comentaron el tema. Lo increparon, se mofaron, lo insultaron. Le recordaban que fue parte del gobierno de Fidel Herrera y nunca levantó la voz.

“Ni tú te la crees”, “Se va a enriquecer a manos llenas. Su finalidad es destruir a los veracruzanos. Mucho ojo”, “Qué irónico. Tú dañas a Veracruz”, “Ladrón sinvergüenza”, “Por supuesto y también crees en los reyes magos”, Pura pinche miersa(sic) y luego anda hasta con el cochiduarte”, “Hipócrita, qué ha hecho con tantas muertes en Veracruz”, “Listos para acabar con Veracruz”, “¿Les gustó la torta a los que le andan besando los pies?”, “Ha luchado contra el sistema? ¿De qué forma? Lo que percibimos es que es su cómplice”.

Tibiamente unos cuantos salieron en su defensa. Fue pulverizado y masacrado.

En Coatzacoalcos, el mismo domingo 14, tuvo que recibir el aplauso de cientos de ciudadanos a los que el marcelismo les pagó 200 pesos, el desayuno y una promesa de más dinero por acudir a lanzarle porras, a proclamar que será el próximo gobernador.

Había estudiantes en el salón del sindicato de electricistas. Fueron los del Tecnológico de Coatzacoalcos para ganar puntos en sus materias, corrompiéndose, lucrando. Hugo Ríos, líder de la organización Jóvenes por México fue el orquestador de la pillada.

Al personal de confianza del ayuntamiento lo forzó el alcalde Joaquín Caballero Rosiñol a acudir al evento priista si querían cobrar su quincena de salario.

Teatral, el show priista no tardó en quedar al descubierto. “Héctor, Coatza está contigo”, gritan los marcelistas. “Héctor, Lupita (de Theurel) está contigo”, respondía la porra de la ex primera dama, opacada por el número de asistentes que financió el joaquinismo.

¿Dónde está el control del marcelismo, la labor de las promotoras sociales que ahora se quejan que ya no les dan dinero como en ayuntamientos anteriores y así no se puede operar, los enclaves que van a todas, a la voz de Marcelo Montiel?

De eso se vale Héctor Yunes. Designa al ex alcalde como su coordinador en la zona sur de Veracruz. Si hace 12 años era candidato a diputado local y eso le dio al PRI los votos para ganar la elección, echa mano de Marcelo una vez más.

Entonces las porras dejan de ser para Héctor Yunes. La borregada vitorea a Montiel. Valen de algo los 200 pesos y el desayuno. Ignorante, Yunes Landa define al ex alcalde como “un paisano”. No es así. Marcelo es de Naranjos, municipio de Puente Nacional.

Bromea Yunes Landa: “Tengo la lengua larga porque tengo la cola corta. Es más, ni a cola llego”. Sí la tiene. Llega hasta el ingenio El Modelo, defraudada la caja de ahorros por un préstamo de 97 millones de pesos a Héctor Yunes y otros 150 millones a Fidel Herrera, de los que sólo regresaron 25 millones, según uno de los afectados, Félix Quiroz Torres. Fue dinero que paró en las campañas priistas en 2009.

Lengua larga, cola más larga, aplausos comprados, discurso encubridor, una lucha contra el sistema que sólo él ve, la arenga de que es el único que puede componer a Veracruz, y los nombres, los nombres de los saqueadores, Fidel Herrera y Javier Duarte, que ni por equivocación menciona.

Así de mal anda el candidato del PRI.

Archivo muerto

Necio, Javier Duarte insiste en enredarse en el caso Anabel Flores Salazar. Lanza tuits el gobernador y afirma que la ex reportera de El Buen Tono y freelance en El Sol de Orizaba envió un mensaje con pseudónimo evidenciando que tras la “muerte” de José Marquez, alias “Chichis”, el nuevo jefe de plaza de los Zetas en aquella región fue Omar Escalona, hijo del jefe policíaco en Ciudad Mendoza. Sostiene el gobernador que Anabel Flores usó el nombre de Mariana Contreras para emitir el señalamiento. Obvio, le llovió piña. ¿Cómo le hizo para saber que Marian Contreras era Anabel Flores? ¿Qué tecnología usó? Lo acusan de embustero. Le recuerdan los tuiteros que su policía está implicada con el crimen organizado. Pero hay otra arista hasta ahora intocada: la secrecía de la investigación ministerial. Si lo dicho por Javier Duarte es parte de la indagatoria de la Fiscalía, entonces el gobernador violó la secrecía y debe ser encausado penalmente. Obvio, “Culín”, el fiscalillo veracruzano, alias Luis Ángel Bravo Contreras, se hará el occiso. Pero hay más: las pruebas electrónicas no constituyen prueba plena y si no se obtienen mediante orden judicial, son ilegales. ¿Acaso hackeó la Fiscalía la cuenta de Twitter de Mariana Contreras? ¿Tenía la misma IP de Anabel Flores? ¿Cómo le consta a Javier Duarte que fue la misma mano la de la periodista que la que emitió el mensaje? Recuérdese qué decía el gobierno duartista de los rumores sin sustento en internet: Pienso luego publico, su campaña para el uso responsable de las redes sociales. ¿Y en qué paró? Difundiendo rumores o violando la secrecía de una investigación ministerial…Algo oculta Zetina. Retiene el director de Recursos Humanos en el ayuntamiento de Coatzacoalcos las bajas de los trabajadores, conculcando un derecho, agraviando al empleado, ocultando que la relación laboral cesó. ¿Por qué? Así es Jorge Luis Zetina Castillo, consentidazo del alcalde Joaquín Caballero Rosiñol, encargado de aplicar la guillotina en esos constantes recortes que huelen a razias contra grupos antagónicos a la peorcito el marcelismo en el poder. Jorge Zetina tiene, eso sí, el don de la ubicuidad. Siendo jefe de Recursos Humanos era también representante del PRI ante el Instituto Nacional Electoral en el distrito 11 de Veracruz, con sede en Coatzacoalcos, en la contienda por la diputación federal, en 2015. O sea, hacía tareas electorales y simultáneamente seguía cobrando como funcionario municipal. Recuérdese aquella del ex alcalde Marco César Theurel Cotero —“Te rompo tu puta madre”— en que cuestionó a Caballero: recortan personal pero la nómina municipal crece. ¿En manos de quién van a parar los salarios que supuestamente ya no se pagan y que serían un ahorro a las arcas del ayuntamiento?… ¿Cuántos ciudadanos afilió Mónica Robles de Hillman y su equipo ivanista al Partido Verde? Hay versiones que afirman que 80; otros aseguran que 90; nadie dice que llegó a 100. Del 8 de octubre de 2014, cuando Julio Ramos tomó posesión como presidente, a la fecha, el PVEM ha sido lo más parecido a un fantasma verde. Ni huele ni apesta. Ni siquiera asusta. Le sirve de comparsa al PRI, hace alianza con el tricolor, regatea espacios, ocupa un lugar en los órganos electorales, pero es como el huevo sin materia: está hueco. Un día, el 19 de octubre de 2015, el PVEM fue asaltado. Se llevaron documentación y equipos de cómputo. Y según Julio Ramos, “en los equipos de cómputo entre otros archivos que solo son útiles para ese instituto político, se encontraba el padrón de afiliados a ese partido”. Qué mejor coartada. Afilian uno que otro gato y luego les roban el minimicropadrón de militantes. Hoy, ya con otra directriz, Diego Fernández, el ex director del DIF con Lu-pilla Félix de Theurel, el PVEM cuenta con un padrón de varios miles de afiliados. Un fiasco esférico, la diputada succión Mónica Robles, responsable del estancamiento del pseudopartido Verde en Coatzacoalcos, que si se pusiera las pilas, le habría servido como plataforma en su pretensión de ser alcaldesa. Por eso Javier Duarte le dice “ponte a trabajar”. Pero a la señora de Hillman ni le entra por un oído ni le sale por el otro los consejos de alguien que políticamente es menos peor que ella. Así de fregada la cosa… Malas nuevas para Samuel Muñoz de la Rosa, el santo patrono del paracaidismo e invasión de terrenos con su ONG patito. Le fue revocado su poder como representante de Manuel Bringas Burelo, a nombre de quien orquestó invasiones de terrenos —caso Almendros— y realizó emplazamientos judiciales incurriendo en falsedad de declaraciones ante la autoridad, así como fraudes procesales, que no tarda en capotear en los tribunales. Bringas Burelo le revocó el poder para pleitos y cobranzas, así como actos de administración, ante la fe de la notaria 13 de Coatzacoalcos, Olga Rebeca López Nassar, según la escritura 17,313, de fecha 12 de enero de este año. Quedan sin representación legal Miguel Ángel Cruz Carradas, Andrés Villegas Aquino, Raúl Brito Molina, el pasante de derecho Agustín Solís de la Rosa y el abogadazo Samuel Fernando Muñoz de la Rosa. Notificado oficialmente, San Samuel se negó a entregar el poder original, lo que no hará sino agravar aún más su de por sí crítica situación. A lo largo de varios años, Samuel Muñoz embarcó en sus aventuras a decenas de incautos, a Yolanda, la sobrina del pastor, a la que se “echaba al plato” y que cobraba las mensualidades a los invasores de Almendros; al pastor Benito, que invirtió todo lo que las tiendas Oxxo le proporcionaron, vía el redondeo, en un predio en disputa, pues lo reclama la inmobiliaria Arkitektur, escrituras en mano; a Jorge Cáceres, periodista que le servía de caja de resonancia y puente con la prensa, no sólo en Coatzacoalcos sino también en la sierra de Soteapan. Samuel Muñoz y su grupo de abogados, su vocero, la Yolis y el pastorcete tienen un penal en su futuro… Circo, maroma y teatro en el OPLE 29. Pospone la audiencia en que tendría que comparecer el ex subdelegado administrativo de Sedesol federal en Veracruz, Víctor Rodríguez Gallegos, inelegible para ser candidato del PRI a diputado por el distrito 29, el Coatza Urbano, por tener domicilio real en la sección electoral 0885, que pertenece al distrito 30, el Coatza Rural. Dice el OPLE que no pudo notificar a Víctor Rodríguez pues en el domicilio que aparece en la lista nominal, en la colonia Frutos de la Revolución, no lo conocen. Intentan justificar que su domicilio es otro —fraccionamiento Paraíso o Puerto Esmeralda—, pero en la lista nominal de electores su domicilio oficial es el de la colonia ubicada al sur de la ciudad. Vaya galimatías electoral. Si apareciera otro domicilio, Víctor Rodríguez habría incurrido en falsedad de declaraciones a la autoridad. Si el Registro Federal de Electores se presta, destapará una cloaca que se remonta a los tiempos en que su hoy titular a nivel estatal, Sergio Vera Olvera, operaba codo con codo con Marcelo Montiel en Coatzacoalcos; el primo marcelista, Carlos Grajales, incrustado en el órgano electoral; la pandilla involucrada en trafique de viáticos, robo a pagadores, credenciales a indocumentados, credenciales con huellas digitales de personas distintas al titular de la misma y otras más que no se cuentan para que no vomite el respetable. Se pospone, pues, la audiencia hasta que halle el OPLE cómo notificarle al operador de las campañas sucias del marcelismo…

mussioc2@gmail.com

mussiocardenas_arellano@hotmail.com

www.mussiocardenas.com